Los Benetton, dispuestos a ofrecer hasta 20.000 millones por Atlantia para contraatacar a ACS

El valor de las acciones de la multinacional de infraestructuras y concesiones creció un 8,2% este viernes ante una eventual guerra de ofertas. El grupo italiano baraja ofrecer entre 22 y 24 euros por acción, según informa la prensa italiana

Sede de Atlantia, en Roma.
Sede de Atlantia, en Roma.REUTERS

La batalla por Atlantia, la multinacional italiana con intereses en carreteras, aeropuertos y el sector ferroviario, está calentando el valor del grupo. Este viernes sus acciones terminaron con una remontada de un 8,2% en la Bolsa italiana, hasta los 22,07 euros, después de que el miércoles ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez, anunciase que prepara una opa junto a los fondos GIP y Brookfield para hacerse con la mayoría del negocio. Atlantia tiene la mayoría del capital de Abertis (el 50% más una acción), donde comparte propiedad con ACS, que posee el resto. A su vez, Abertis es la gran fuente de ingresos y dividendos de Atlantia, ya que representa el 84% del resultado bruto de explotación (ebitda).

La guerra no ha hecho más que comenzar, según los analistas consultados. A ese primer movimiento de ACS se sucedió el jueves el rechazo de la familia Benetton, principal accionista del grupo italiano (33,1%) a través de Edizione, su brazo inversor. Y ahora es la prensa italiana la que especula con una contraoferta inminente de la familia Benetton junto a la gestora de capital riesgo Blackstone para adquirir al menos el 62,5% de Atlantia.

Citando fuentes bancarias involucradas en la operación, Il Messaggero y Il sole 24 ore aseguran que la contraoferta podría lanzarse en plena Semana Santa y que tanto Goldman Sachs como Mediobanca están asesorando al holding familiar italiano para dar carpetazo al plan de la española. El precio ofertado estaría entre 22 y 24 euros por título, lo que supondría valorar la italiana entre 17.800 y 19.500 millones de euros. Y el objetivo último sería el de excluirla de la Bolsa.

¿Qué busca ACS?

“Si tienes una gran cantidad de dinero, hay pocos activos tan golosos como Abertis”, señala desde Renta 4 el analista Ángel Pérez. La capitalización de la empresa que preside Florentino Pérez no llega a 7.000 millones, y aspira a hacerse con un gigante que vale en Bolsa más del doble (y que tiene una deuda financiera de 30.000 millones). Pero la compañía española tiene un buen punto de partida: carece de deuda, está volcada en el negocio de las autopistas y viene de vender al grupo francés Vinci toda su división industrial (Cobra) por 4.900 millones.

A la vez, su movimiento corporativo está próximo a una fecha clave para Atlantia que hace aún más interesante la operación: el próximo 5 de mayo liquidará cuentas con el consorcio formado por CDP Equity, Blackstone Infraestructure Partners y Macquarie Asset Management para traspasarles su filial Autostrade per l´Italia (Aspi). Por esa operación ingresará 8.000 millones de euros. Aspi es uno de los mayores operadores de autopistas de peaje de Europa y gestiona más de 3.000 kilómetros de los peajes italianos.

Que el pez pequeño se coma al grande no está nada claro, pero tampoco lo estaba cuando en 2017 Atlantia y ACS pujaron por los activos de Abertis. En aquella ocasión, ambas llegaron a un acuerdo para evitar una guerra de opas y hacer la compra conjunta. Los Benetton, en cualquier caso, han comenzando apostando fuerte por el rechazo de la oferta argumentando que “consistiría, entre otras cuestiones, en la desinversión de las actividades de Abertis y de otros activos de autopistas”, lo que provocaría “una desintegración” de Atlantia.

El papel del Gobierno italiano

La prensa italiana amaneció este viernes personificando el movimiento de ACS en el “tiburón” Florentino Pérez. Si el español quiere llevar a buen puerto su oferta, se va a tener que enfrentar a serios escollos. Edizione tiene una buena relación con el fondo de inversiones del Gobierno de Singapur (GIC) que tiene el 8,2% y la Fondazine Cassa Risparmio Torino (4,5%) que son el segundo y tercer accionista de Atlantia. Además, el Gobierno de Mario Draghi tiene poder de veto en la operación, porque el grupo controla activos estratégicos del país como Aeroporti di Roma (Fiumicino y Ciampino). Sin embargo, los Benetton acaban de salir de una larga batalla con el Ejecutivo tras el colapso del puente Morandi, al oeste de Génova, que se desplomó en agosto de 2018 matando a 43 personas.

Atlantia tiene además 48 concesiones en 11 países, otros tres aeropuertos (Niza, Cannes-Mandelieu y Saint Tropez en Francia) y posee el 15% de Getlink, el gestor de los túneles bajo el Canal de la Mancha por el que pasa el Eurostar.

Los escenarios de control están abiertos. Fuentes del mercado aseguran que esta nueva guerra, por encarnizada que parezca, podría acabar terminando en algún tipo de acuerdo o, en el peor de los casos, incluso se podría volver contra ACS, cuyo valor en el mercado es inferior al peso de sus activos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS