INDUSTRIA AUTOMOVILÍSTICA

Volkswagen destinará 3.000 millones a la gigafactoría de Sagunto y hará la mayor inversión industrial de España

El grupo dedicará otros 4.000 millones en electrificar sus dos fábricas de Pamplona y Martorell. Los dirigentes de la multinacional alemana piden celeridad a los gobiernos central y autonómico

La ministra de Industria, Reyes Maroto, el presidente de Volkswagen, Herbert Diess, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente valenciano, Ximo Puig, este jueves en Sagunto, en los terrenos donde se ubicará la gigafactoría.
La ministra de Industria, Reyes Maroto, el presidente de Volkswagen, Herbert Diess, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente valenciano, Ximo Puig, este jueves en Sagunto, en los terrenos donde se ubicará la gigafactoría.Mònica Torres

La futura gigafactoría de baterías para vehículos eléctricos de Volkswagen en Sagunto necesita una inversión de 3.000 millones de euros para su construcción y puesta en marcha. Ocupará una extensión de 200 hectáreas del término de la ciudad valenciana donde ahora hay campos, algunos de naranjos y otros baldíos, y creará unos 3.000 puestos de trabajo directos. Entre el 20% y el 30% de la energía que alimentará la primera factoría de este tipo de la multinacional alemana en España, y tercera en Europa, procederá de una nueva planta solar que Iberdrola instalará en las proximidades, con un coste cercano a los 500 millones de euros, y para la que precisará una superficie de 240 hectáreas.

Estas son algunas de las cifras y previsiones que se han desgranado este jueves a lo largo de la presentación del proyecto, que ha tenido lugar en los terrenos de la futura factoría, que debería estar operativa en 2026, según los planes de la firma. Ha habido otros anuncios o concreciones: el grupo prevé invertir también en los próximos años en torno a 3.000 millones de euros en la electrificación de su fábrica de vehículos de Martorell (Barcelona) y en otras instalaciones y servicios de Seat en Cataluña y unos 1.000 millones en la planta de Volkswagen en Pamplona.

El presidente valenciano, Ximo Puig, muestra a la ministra Reyes Maroto, al presidente de Volkswagen, Herbert Diess, y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los terrenos saguntinos de la gigafactoría.
El presidente valenciano, Ximo Puig, muestra a la ministra Reyes Maroto, al presidente de Volkswagen, Herbert Diess, y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los terrenos saguntinos de la gigafactoría. Mònica torres

En total, la multinacional va a movilizar 10.000 millones de euros junto a sus socios, 62 empresas con las que se ha aliado para presentarse (lo hizo el pasado miércoles) al Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte-VEC), los fondos europeos que concede el Gobierno. Los 3.000 millones de diferencia con los 7.000 anunciados inicialmente por Volkswagen se explican por las aportaciones de las citadas empresas (más del 60% pymes) para diversos proyectos, según han especificado desde la corporación.

Los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Generalitat valenciana, el también socialista Ximo Puig, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, han encabezado la nutrida comitiva política que ha asistido al acto de presentación, celebrado entre modelos eléctricos de Volkswagen, Cupra (Seat) y Škoda, entre naranjos y con la silueta del castillo de Sagunto, de origen íbero y romano, al fondo. Por parte de Volkswagen, la representación ha estado liderada por su presidente, Herbert Diess, quien ha calificado en un fluido castellano la apuesta de la multinacional como la “mayor inversión industrial en la historia de España”. “Vamos a electrificar el segundo mayor productor de automóviles de Europa”, instalando una gigafactoría nueva y creando “un ecosistema completo de proveedores” con el fin de completar todo el ciclo, “desde la extracción de litio, hasta el ensamblaje de baterías”, ha señalado.

Terrenos donde se instalará la gigafactoría, con el castillo de Sagunto al fondo.
Terrenos donde se instalará la gigafactoría, con el castillo de Sagunto al fondo. Mònica Torres

Pedro Sánchez ha incidido en las posibilidades de España de convertirse “en un gran hub [centro o nodo]” europeo de producción de baterías” gracias a la futura gigafactoría en los terrenos de uso industrial del Parc Sagunt II. “Casi ningún otro país podrá llevar a cabo un despliegue del vehículo eléctrico tan integral” y ha garantizado que todas las administraciones “cumplirán” para que esté operativa en 2026. En este sentido, varios de los directivos de Seat-Volkswagen han reiterado a lo largo del día la necesidad de “acelerar” el proyecto para cumplir con los planes, mantener su cuota de mercado del 20% en Europa y cumplir con la reducción de emisiones de CO2. En un tuit posterior al acto, Diess ha agradecido a Sánchez su presencia y ha concluido su mensaje con la frase: “¡Ahora la velocidad es la clave!”.

El presidente del Gobierno se ha referido al “liderazgo” tanto de los representantes alemanes como de Ximo Puig y el alcalde saguntino, Darío Moreno, y ha atribuido la elección de Parc Sagunt por su comunicación por mar, aire y carretera, al capital humano y la cercanía de núcleos de investigación y universitarios. Puig se ha referido a la alianza con la mayor empresa alemana como el “movimiento empresarial más importante en medio siglo” en la Comunidad Valenciana y ha asegurado que el proyecto va a cambiar la vida de “miles de valencianos, tanto los de hoy como los de las generaciones futuras, que seguirán recogiendo “el dividendo social de esta operación, un proyecto transformador con decenas de miles de empleos, con nuevas empresas auxiliares y con sinergias”.

La demanda de la fábrica de baterías será de 1,4 teravatios/hora al año y la compañía eléctrica proveerá 220 gigavatios/hora, según ha especificado el miembro del comité ejecutivo de Volkswagen AG responsable de Tecnología y presidente del consejo de administración de SEAT, Thomas Schmall. La empresa Power Co de la corporación alemana se encargará de poner en marcha y gestionar la gigafactoría. Schmall ha añadido que nunca ha recibido tantas solicitudes para ser gestor de planta como ha ocurrido con la de Valencia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entre los dirigentes de Volkswagen a la salida del acto.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entre los dirigentes de Volkswagen a la salida del acto. Mònica Torres

Preguntado por si se ha llegado a algún acuerdo para suministrar baterías a Ford España, cuya planta de Almussafes está a la espera de la decisión de la matriz de EE UU sobre quién fabricará sus vehículos eléctricos en Europa, Schmall ha remitido a la firma del óvalo para responder, si bien ha recordado que el grupo tiene “una firme cooperación” con el fabricante y utilizará la plataforma tecnológica de Volkswagen en Colonia. Diess ha asegurado que Volkswagen necesita las seis plantas de baterías previstas en Europa para mantener la cuota de mercado actual del 20 %, aunque siempre se contempla la producción para terceros.

Al final del acto, el presidente de la multinacional y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha mantenido una charla sobre la importancia de la energía verde y de combatir el cambio climático antes de firmar una acuerdo para la instalación de una gran planta fotovoltaica. Parte de los paneles se ubicarán en las cubiertas de la fábrica, pero para la mayor parte se necesita una superficie de 240 hectáreas, más espacio del que ocupará la propia gigafactoría. Ni en Parc Sagunt I, de 300 hectáreas y ya casi colmatado como polo logístico, ni en Parc Sagunt II (600 hectáreas), donde se instalará la planta, hay suficiente espacio. Ya se han iniciado los planes de ampliación de Parc Sagunt III. Se están buscando soluciones para este parque solar que Volkswagen considera imprescindible para aportar entre el 20% y el 30% de la energía que precisa.

El presidente de Iberdrola llama “tontos” a quienes están acogidos a la tarifa regulada de la luz

La escalada de precios de la electricidad en el mercado mayorista ha supuesto un golpe para los 10,5 millones de hogares —aproximadamente el 40% del total— acogidos a la llamada tarifa regulada (también conocida como PVPC). Este jueves, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, les ha llamado “tontos” por mantenerse en esa tarifa y no haberse pasado a la de mercado libre, durante una conferencia con motivo de la presentación de la fábrica de baterías de Volkswagen en Sagunto (Valencia). “Solamente los tontos que siguen con la tarifa regulada marcada por el Gobierno pagan ese precio”, ha afirmado en un inciso de la charla que ha mantenido con el presidente de la multinacional alemana, Herbert Diess.

“El 80% de los españoles no pagan el precio del pool, anuncio publicitario, no pagan el pool. El 80% está pagando menos que el precio del año 2018, porque han bajado los impuestos. Cierro paréntesis”, ha comentado Galán de manera inopinada. Su intervención ha sorprendido por el contenido y por el tono distendido, medio en broma. Galán y Diess han firmado este jueves un acuerdo en virtud del cual Iberdrola abastecerá con un mínimo del 25% de energía solar a la futura gigafactoría, cuya apertura se prevé en 2026, con una planta fotovoltaica que instalará la multinacional española en las inmediaciones de la fábrica y una inversión de 500 millones de euros.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS