Sindicatos y patronal llegan a un acuerdo para poner fin a 20 días de huelga del metal en Cantabria

Los trabajadores firman incrementos salariales superiores al 3% para el periodo de entre 2021 y 2024

Trabajadores del sector del metal de Cantabria en una manifestación el pasado jueves.
Trabajadores del sector del metal de Cantabria en una manifestación el pasado jueves.Pedro Puente Hoyos (EFE)

Los sindicatos que representan al sector del metal en Cantabria y la patronal que los engloba han alcanzado un acuerdo, ratificado en asamblea, sobre el convenio laboral del gremio, que llevaba en huelga 20 días. El pacto llegó después de la mediación del ministerio de Trabajo, que ha permitido acercar posturas entre partes. El 65% de los empleados aprobaron las condiciones del pacto que puso fin a un paro indefinido que secundaban más de 20.000 trabajadores.

La ratificación definitiva de las plantillas afectadas, suscrita en la tarde de este martes, ha permitido la vuelta al trabajo de un colectivo que reclamaba mejores condiciones laborales. Los sindicatos UGT, CC OO y USO informaron en la noche del lunes del principio de acuerdo, que debería avalarse comunitariamente. El resultado implica un aumento salarial del 3,5% para 2021 más un cobro de 250 euros; un incremento del 4,5% para 2022 con “una cláusula de revisión salarial del 65% sobre el IPC real más el cobro de atrasos del 8%”; y para 2023 y 2024 un aumento del 3% en el sueldo con una cláusula de revisión salarial del 85% sobre el Índice de precios de consumo (IPC). “No se toca ni el plus de distancia ni el contrato de relevo, las líneas rojas de las tres organizaciones sindicales desde el primer momento de la negociación”, destacan los sindicatos, que exigían el “mantenimiento de los derechos ya adquiridos”. Las condiciones fueron resultado de una reunión de más de seis horas entre los representantes sindicales y el equipo de la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, que se citaron en la sede de la delegación del Gobierno en Cantabria.

El acuerdo llega tras una decena de reuniones infructuosas entre los distintos agentes implicados y entre duras críticas al presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla (Partido Regionalista de Cantabria). El dirigente emplazó a los representantes de los trabajadores a “ceder” por el impacto de su inactividad en la comunidad, tildó de “gravísima” y “poco comprensible” la huelga y consideró que el papel del ministerio que dirige Yolanda Díaz no serviría para desatascar el panorama, algo que finalmente sí ocurrió. Los sindicatos han reconocido que “se ha tratado de una negociación complicadísima con diferentes vaivenes que han obligado a mantener la huelga indefinida durante muchos días con el fin último de mantener un buen convenio, mejorar las condiciones salariales y consolidar los derechos ya adquiridos”. Tras alcanzar este entendimiento, se convocó a las plantillas para pronunciarse y, solo en caso afirmativo, levantar el parón.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS