DAZN recupera el 80% de lo que pagó por el fútbol, pero tendrá difícil rentabilizarlo

La plataforma ha revendido sus partidos a Orange y Telefónica pero deberá conseguir en torno a 500.000 abonados propios para amortizar su inversión

Un micrófono de Dazn en una retransmisión deportiva en Italia
Un micrófono de Dazn en una retransmisión deportiva en ItaliaGetty Images

DAZN y Orange han cerrado finalmente el acuerdo para que la operadora francesa pueda emitir los cinco partidos por jornada del campeonato de Primera División, cuyos derechos para las próximas cinco temporadas (de la 2022-2023 a la 2026-2027) se adjudicó la plataforma de streaming en la subasta convocada por LaLiga el pasado mes de diciembre. DAZN ya llegó a un acuerdo con Telefónica el pasado mes de marzo para permitir la emisión de estos partidos a través de Movistar+ por 1.400 millones de euros, a razón de 280 millones por temporada.

Aunque ni DAZN ni Orange han hecho público el importe de su acuerdo, fuentes del sector apuntan a que la plataforma recibirá de la compañía gala en torno a los 500 millones de euros (100 millones por temporada). Tras la reventa de los derechos a las dos operadoras de telecomunicaciones, DAZN recupera así el 80% de los 2.350 millones que pagó por el 45% de la máxima competición de fútbol española, ya que se hizo con cinco partidos por jornada, pero a excepción de tres jornadas que serán exclusivas para Movistar+.

De esta forma, DAZN tendrá que obtener otros 450 millones de euros mediante la captación de sus propios abonados, a razón de 90 millones por temporada, estiman las mismas fuentes. La plataforma de streaming aún no ha hecho público el precio de la nueva suscripción de fútbol nacional, pero, en cualquier caso, tendrá que ser como máximo la mitad del suplemento que aplican Movistar+ y Orange en sus paquetes de fibra y móvil que incluyen LaLiga. Y es que DAZN juega con el hándicap de que, además de que solo cuenta con cinco partidos por jornada, solo emitirá 35 de las 38 jornadas, y de esas únicamente elegirá el primer partido (generalmente, los que juegan Real Madrid o Barcelona) en 17 jornadas. Teniendo en cuenta que la temporada dura entre 9 y 10 meses, y con el supuesto de que cobre entre 15 y 20 euros mensuales, DAZN tendría que captar entre 450.000 y 600.000 suscriptores para recuperar completamente su inversión, apuntan las fuentes citadas.

Muchos hándicap para captar abonados

Actualmente, DAZN tiene un precio de 12,99 euros al mes en su plan mensual y 129,99 euros contratando un año entero. Ese abono da derecho a ver a una cartera de espectáculos deportivos que incluye competiciones internacionales de fútbol (Premier League, UWCL, Copa Libertadores, Copa Sudamericana, FA Cup, Copa Italia o MLS), y una oferta multideportiva (MotoGP, Moto2 y Moto3, Fórmula1, EuroLeague de baloncesto o veladas de boxeo de Matchroom), así como una programación original con documentales y otros formatos especiales.

El otro inconveniente, no menor, para DAZN es que deberá conseguir esos abonados entre un público dispuesto a pagar por el fútbol, pero que no lo tenga ya contratado ni en su paquete de Movistar+ ni de Orange TV. Aunque ninguna de las dos operadoras ha hecho públicos aún los precios para la próxima temporada 2022/23, Telefónica cargaba 30 euros al mes en sus tarifas miMovistar para ver LaLiga (a los que hay que sumar 10 euros más por tener su oferta básica de televisión que es obligatoria).

Orange tampoco ha hecho pública su oferta de fútbol para la próxima temporada a falta de cerrar un acuerdo con Telefónica para que le ceda tantos sus derechos sobre la LaLiga como de la Champions, que los tiene en exclusiva. El acuerdo entre ambas compañías es inminente, por lo que los abonados de la operadora gala dispondrán, como los de Telefónica, de toda la oferta nacional e internacional de fútbol.

No es la primera vez que una plataforma de streaming (denominadas también OTT) intenta comercializar el fútbol al margen de los operadores de telecomunicaciones. Durante unos años, Mediapro emitió LaLiga y la Champions a través de Bein, y Telecinco lo intentó en 2019 a través de Mitele PLUS. Pero ambas tuvieron que claudicar y dejar de emitirlo por falta de rentabilidad y por problemas técnicos. Vodafone también optó en 2018 por prescindir del fútbol en sus paquetes de telecomunicaciones porque no le salían las cuentas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS