El Gobierno nombra a Elena Manzanera como nueva presidenta del INE

La hasta ahora directora del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía será la tercera mujer al frente del organismo, cuyo anterior presidente, Juan Manuel Rodríguez Poo, dimitió tras varias controversias con el Ejecutivo

Sede del Instituto Nacional de Estadística en Madrid, en una imagen de archivo.
Sede del Instituto Nacional de Estadística en Madrid, en una imagen de archivo.luis sevillano

Ya hay relevo para la presidencia del Instituto Nacional de Estadística (INE). Elena Manzanera Díaz, quien hasta ahora dirigía el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, será la siguiente presidenta del organismo en sustitución de Juan Manuel Rodríguez Poo. Este llegó al cargo en octubre de 2018 y dimitió a finales de junio tras varias controversias con el Gobierno. El nombramiento, adelantado por Abc, ha sido confirmado por la portavoz Ejecutivo, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este lunes.

Manzanera nació en Sevilla en 1967 y es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la universidad de esa misma ciudad. Entró a trabajar en el instituto estadístico andaluz en 1990, donde desempeñó diversos cargos de responsabilidad hasta convertirse, en febrero de 2019, en directora. Ahora será la tercera mujer en ponerse al frente del INE, tras Pilar Martín-Gúzman (1996-2000) y Carmen Alcaide Guindo (2000-2008).

El puesto estaba vacante desde el pasado 27 de junio. Ese día, Rodríguez Poo dimitió alegando “motivos personales”. Su marcha, sin embargo, era conocida en el instituto estadístico desde días antes, en un contexto de desencuentros con el Ejecutivo. De hecho, el cese oficioso del presidente (que formalmente dimitió) fue conocido el mismo día en que se revisó a la baja el crecimiento del PIB de la economía española en el primer trimestre, del 0,3% al 0,2%. Economía enmarcó el cambio en el proceso de modernización del INE, para lo que sigue pendiente la aprobación de un nuevo Estatuto por parte del Consejo de Ministros que debe dotar de más medios al instituto. Fuentes del Gobierno señalan que es uno de los asuntos que deberá tratar la nueva presidenta.

Al margen de ese proceso, al menos tres ministerios (Asuntos Económicos, Seguridad Social y Hacienda) han sido críticos con las cifras del INE en los últimos tiempos. En resumidas cuentas, le achacaban no saber estar midiendo bien la recuperación económica de España tras la pandemia. Y alegaban que los datos de recaudación fiscal o del mercado laboral, de los que también hacen seguimiento esos departamentos, eran mucho más positivos que las cifras de crecimiento de la economía española. Economía incluso puso en marcha un indicador diario para monitorizar la recuperación de la actividad con datos al margen de los que ofrece el instituto estadístico.

La marcha de Rodríguez Poo fue vista con preocupación por la Asociación de Estadísticos Superiores del Estado, un grupo con apoyo minoritario. Aunque admitían el debate sobre la manera de medir los datos en el contexto actual, señalaban que “el cese del presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del instituto”. En esos días incluso sonó Israel Arroyo, exsecretario de Estado de Seguridad Social, como posible relevo, lo que hubiera supuesto, por primera vez, situar a un antiguo alto cargo del Gobierno al frente del organismo. Finalmente esas quinielas no se han confirmado y el Ministerio de Asuntos Económicos se ha decantado por Elena Manzanera, con un perfil más técnico, para ocupar el puesto.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS