Francia planea limitar los vuelos en avión privado y llevar la propuesta a la UE

El ministro de Transporte, Clément Beaune, quiere plantear la cuestión a la vuelta de las vacaciones de verano

Un jet privado.
Un jet privado.JetSmarter

El ministro francés de Transportes, Clément Beaune, ha anunciado que Francia está estudiando limitar los vuelos en aviones privados por parte de particulares y empresas, en un momento en que se exigen esfuerzos para luchar contra el cambio climático y reducir el consumo de energía. “Creo que hay que actuar y regular los vuelos en jet privado. Se están convirtiendo en el símbolo de un esfuerzo a dos velocidades”, señaló Beaune en declaraciones publicadas en el diario Le Parisien. El ministro añadió que pretende elevar la propuesta a nivel europeo para que la medida sea más eficaz.

Según el rotativo, el Gobierno francés trabaja desde julio en un plan para “actuar y regular los vuelos de jets privados” en el marco de las iniciativas dirigidas a mitigar el impacto de la crisis energética. Beaune quiere plantear la cuestión a la vuelta de las vacaciones de verano, cuando el Ejecutivo de Emmanuel Macron discuta el plan de sobriedad, la batería de medidas que busca cumplir con los objetivos de ahorro energético requeridos por la UE para afrontar la escalada en los precios del gas desatada por la guerra en Ucrania. El ministro galo también plantea llevar la iniciativa a la próxima reunión con los otros responsables de transportes de la UE en octubre, ya que estima que “lo más eficaz es actuar a nivel europeo para tener las mismas reglas y más impacto”.

De acuerdo con la ONG Transport & Environnement, una décima parte de los vuelos en Francia corresponden a aviones privados. En las últimas semanas, están teniendo mucho eco las cuentas en las redes sociales que hacen seguimiento, de manera crítica, de los desplazamientos en aviones exclusivos de millonarios y famosos.

Diferentes posibilidades

Pese a que todavía no se conocen medidas concretas, Beaune sugirió varias posibilidades, desde incentivos para reducir esos vuelos a restricciones, pasando por gravámenes con efecto disuasorio. Entre los escenarios probables está el de obligar a las empresas a hacer públicos sus desplazamientos en avión privado, crear un dispositivo para enmarcar su uso e incluso impedirlo si existe una alternativa con vuelos comerciales o tren. Esta propuesta sería una forma de extender el dispositivo que ya existe y que impide que las aerolíneas exploten líneas interiores en Francia si hay una alternativa en tren con una duración de menos de dos horas y media, salvo si son para establecer vuelos en interconexión. Otra posibilidad sería integrar la aviación privada en el sistema de cuotas del futuro impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono (CO₂) que se está diseñando en la UE.

El secretario nacional de Europa Ecología-Los Verdes (EELV), Julien Bayou, ya había anunciado el viernes, en una entrevista con el diario Liberation, su deseo de “prohibir” este tipo de vuelos. El político francés presentará un proyecto de ley en octubre a tal efecto en la Asamblea Nacional.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS