Sánchez: “Entramos en una fase crítica, Putin ya sabe que está perdiendo la guerra”

El presidente asegura, en un foro organizado por EL PAÍS en Nueva York, que España resistirá mejor la crisis, pero que hay que prepararse para un corte total de la energía rusa

Pedro Sánchez participa en el foro 'Latinoamérica, Estados Unidos y España en la economía global', en Nueva York.Foto: JUAN ARREDONDO | Vídeo: EPV

El anuncio del líder ruso, Vladímir Putin, que plantea una amenaza nuclear, moviliza a civiles y pone en marcha referendos en las zonas prorrusas de Ucrania, ha roto por completo la cumbre de la ONU. En este contexto, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha aprovechado su participación en el foro Latinoamérica, Estados Unidos y España en la economía global, organizado este miércoles en Nueva York por EL PAÍS y la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, patrocinado por Abertis, Baker&McKenzie, Hiberus e Iberia y con la colaboración de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), para lanzar un mensaje contundente frente a la nueva amenaza del presidente ruso. “Esta mañana Putin ha dado un paso más en su huida hacia adelante con unas declaraciones totalmente inadmisibles. Condenamos de manera categórica el anuncio de referéndum para anexionar el Donbas. Es una nueva violación de la legalidad internacional y nunca será reconocido. Siempre vamos a apoyar la soberanía de quien hoy es la víctima, Ucrania. Condenamos de manera categórica las decisiones tomadas. Es una nueva violación del orden internacional. El resultado de esos referéndums nunca será reconocido. Siempre vamos a estar del lado del agredido, que es Ucrania” ha señalado Sánchez en un foro en el que también ha participado el presidente colombiano, Gustavo Petro.

Pero sobre todo, el presidente español ha hecho un análisis de lo que significa este paso de Putin. Y en su opinión, lo que parece una escalada es en realidad una muestra de debilidad. “Esto demuestra que entramos en una fase mucho más crítica de la guerra, que es cuando el agresor se da cuenta de que va perdiendo la contienda. En este momento preciso es cuando más falta hace el apoyo de Europa y de todas las democracias a Ucrania. Creo que la posibilidad de un corte de suministro total es real por la voluntad de un autócrata de convertir la energía en arma de guerra”, ha rematado Sánchez. Poco antes, el presidente español había señalado en una conversación informal con la prensa que esto es una muestra de nerviosismo del presidente ruso, pero pidió prudencia respecto al riesgo de una escalada nuclear.

Sánchez ha recordado que hace tres años ya participó en Nueva York en un foro similar a este organizado por EL PAÍS, y entonces era absolutamente impensable algo como la invasión de Ucrania. La consecuencia más preocupante, además de la crisis energética en Europa, es la posibilidad de una crisis alimentaria en los países más pobres, ha recordado. Sin embargo, desde el punto de vista de la economía española, Sánchez no es tan pesimista pese a la evidente incertidumbre provocada por la guerra. “España se encuentra en una mejor posición que otras economías europeas para resistir esta crisis. Tengo un optimismo prudente. Sobre todo por la apuesta sostenida desde 2018 [cuando él llegó al Gobierno] por las energías renovables, que hace que España sea uno de los países menos dependientes del chantaje energético de Putin. Además, España ya reducido el consumo eléctrico en un 4% sin afectar a la economía”.

Sánchez ha recordado que su Gobierno ha obligado a poner los aires acondicionados a 27 grados o 25 en algunos casos en España, y ha bromeado con una de las cuestiones que más sorprenden a un europeo al llegar a EE UU: no parece existir ningún tipo de ahorro, los coches enormes que circulan por Nueva York consumen toneladas de gasolina sin restricción alguna para entrar al centro, hay plásticos de un solo uso en todos los comercios, y el aire acondicionado que nunca se detiene mantiene una temperatura gélida en todos los edificios. “Aquí no estamos a 27 grados, es evidente que en EE UU tienen la temperatura mucho más baja que en España”, ha señalado Sánchez con una sonrisa.

Pedro Sánchez llega al foro.
Pedro Sánchez llega al foro.Juan Arredondo

El liderazgo de España

El presidente, que mañana se verá con algunos de los fondos de inversión con más intereses en España, traslada en Nueva York la idea de que su país tiene muchas oportunidades para soportar la crisis y crecer más que sus vecinos. “La economía española creció este año por encima de la media de la UE. El consenso es que superaremos este año el 4% en 2022 y el 2% en 2023. Tenemos 330.000 personas más que el año pasado trabajando. Estamos en una tasa de paro en mínimos desde 2008. El porcentaje de empleos temporales está por debajo del 20%, estamos rompiendo una dinámica de precariedad histórica. En el sector turístico ya estamos prácticamente en datos previos a la pandemia. Las exportaciones de bienes han crecido un 20%. Tenemos fundamentos mucho más robustos que en el pasado, los hogares y empresas están mucho menos endeudados. Nuestro país es mucho más resiliente. Estas cifras invitan a confiar en la economía española para invertir”. Además, Sánchez ha reivindicado el liderazgo de España en el debate sobre la transformación del mercado energético europeo, que él y su Gobierno iniciaron hace un año y ahora empieza a dar resultados en la UE.

La jornada había arrancado a primera hora de la mañana en el Yale Club de Manhattan con las intervenciones de Joseph Oughourlian, presidente de Prisa, editora de EL PAÍS, y Alan D. Solomont, presidente de la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, entidades organizadoras del foro.

Oughourlian resaltó cómo Prisa es en la práctica una compañía “multilatina”, pues más del 70% de sus ingresos y resultados provienen de Latinoamérica (en el caso de este diario, la mitad de sus lectores ya está en este hemisferio, recordó). “Hemos decidido invertir con fuerza en la región en los últimos años, a pesar de todas las incertidumbres, a pesar de la política, de la regulación y también de las cuestiones de tipo de cambio”, aseguró. Oughourlian explicó que Prisa ha decidido invertir en las redacciones de EL PAÍS en todo el continente, potenciar la edición en inglés, y todo eso con el apoyo de algunas de las cadenas de radio más importantes de Latinoamérica. También dijo que 2023, con varios eventos internacionales relevantes como la cumbre iberoamericana o la presidencia española de la UE, será un año muy importante. El presidente de Prisa señaló que hay que buscar cómo abordar los principales retos, como el medioambiente, la educación o la desigualdad social, que en su opinión debería afrontarse en un formato multilateral y a nivel mundial.

Solomont, por su parte, resaltó la importancia de la organización que preside para “ofrecer a sus miembros oportunidades de negocio prácticas y cuantificables mediante la organización de eventos de relaciones de alto nivel”. “Además, la Cámara apoya a sus miembros con una inteligencia empresarial y un asesoramiento normativo excepcionales. Facilita las interacciones productivas entre sus miembros, y los conecta con una amplia red de organizaciones empresariales, autoridades gubernamentales, asociaciones profesionales y comerciales, y dignatarios prominentes, fortaleciendo los lazos comerciales entre los Estados Unidos y España”, añadió.

Alan D. Solomont, Pedro Sánchezy Joseph Oughourlian durante el foro global económico entre Estados Unidos, Latinoamérica y España.
Alan D. Solomont, Pedro Sánchezy Joseph Oughourlian durante el foro global económico entre Estados Unidos, Latinoamérica y España.Juan Arredondo

En el mismo foro, el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, también se había centrado, como Sánchez, en las noticias llegadas de Ucrania. “Condenamos enérgicamente el anuncio de Moscú de celebrar referendos en Lugansk, Donetsk y Kherson, que llegan en la semana en la que la ONU se reúne en su Asamblea General, y precisamente de un miembro del Consejo de Seguridad, que debería velar por la seguridad global. La agresión “injustificada, brutal y sin provocar”, consideró Albares, acentúa problemas agravados por la pandemia: la desigualdad, el estrangulamiento de las cadenas de suministro y la crisis alimentaria. “El Kremlin está empleando suministros críticos, como la energía o las materias primas, como armas de guerra”, sentenció. “Quiere amedrentar al mundo usándolos como chantaje”. Ante ese escenario de guerra en Ucrania y los coletazos de una pandemia que amenaza con alargar su vida a través de sus consecuencias económicas, el ministro subrayó que “la relación transatlántica es crucial”. “Cuando América y Europa decir hablar con una sola voz, el mundo escucha y nos sigue”. Como prueba de la fortaleza de los lazos entre Estados Unidos y España puso la reunión de la OTAN en Madrid del pasado mes de junio, y la reunión bilateral entre los presidentes Joe Biden y Pedro Sánchez.

La cooperación entre ambos lados del Atlántico debe trascender la seguridad y la defensa para ser también económica, dijo Albares. “Estados Unidos ese un socio estratégico de España. Más de 700 de nuestras empresas están establecidas en este país, y mantienen proyectos importantes en energía e infraestructura, prioridades de la agenda del presidente Biden”. El ministro recordó que si Estados Unidos es el sexto cliente más importante, el quinto proveedor para España; este país es el vigésimo cliente y el vigésimo tercer proveedor de aquel. En ese vínculo, Latinoamérica es “un eslabón esencial de la cadena”, y el español una lengua franca, “que ya cuenta con más hablantes en Estados Unidos que en España”. El ministro prometió emplear la próxima presidencia española de la Unión Europea para fortalecer la relación entre Europa y Latinoamérica. “España es y seguirá siendo la puerta de entrada a Europa” para la región.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS