El BBVA incrementa un 50% su primer dividendo del año por el aumento de beneficios

El banco pagará 12 céntimos por acción el 11 de octubre y detalla que el reparto en efectivo “podrá combinarse con recompras de acciones”

Sede del BBVA, en Madrid.
Sede del BBVA, en Madrid.Pablo Monge

El BBVA incrementa un 50% su primer dividendo del año, según ha comunicado este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El pago será el 11 de octubre, cuando el banco desembolsará 12 céntimos de euro por acción a cuenta del ejercicio 2022. Esto es un 50% más que los 8 céntimos abonados en octubre del año pasado gracias a la mejora de los resultados obtenida en el primer semestre (ganó 3.000 millones de euros).

Esto supone el reparto de 723 millones de euros, es decir, un pay out del 24%. El banco ya había mejorado su política de remuneración al accionista al elevar el porcentaje del beneficio que se destina a retribuir a los inversores hasta el 40%-50% (antes estaba en una horquilla del 35%-40%): “La implementación de esta política se realiza a través de dos pagos en efectivo (uno a cuenta y uno complementario), que podrán combinarse con recompras de acciones”, explica el BBVA en un comunicado.

Pese a ello, por el momento, el grupo que preside Carlos Torres elige remunerar a sus inversores solo en efectivo y no incrementa la retribución vía recompra de acciones. Aunque no lo descarta a futuro, algo que serviría igualmente para incrementar ese pay out a la horquilla prevista para este ejercicio. La entidad aún tiene activo el plan anterior, ya que se dio de plazo hasta el 18 de noviembre para ejecutar la adquisición de títulos por el 10% del capital en el momento de su aprobación, lo que equivalía entonces a unos 3.500 millones de euros.

El dividendo anunciado es la primera parte de la remuneración de 2022. El otro pago en efectivo lo suele realizar en abril del año siguiente, a cuenta del ejercicio anterior, una vez cerrado el resultado. Este segundo dividendo suele ser superior al primero, como ocurrió el pasado curso (el primer pago fue de 8 céntimos por acción y el dividendo complementario de 23 céntimos).

Cambios de estrategia

El BBVA lleva unos meses atravesando aguas revueltas. La parte positiva es que los números del banco marchan a toda vela, con un incremento de sus ganancias en el primer semestre del 57% respecto al mismo periodo de 2021. Y eso a pesar del varapalo sufrido en Turquía, donde su filial Garanti (la que ha pasado a tener una participación de cerca del 90%) se ha visto muy afectada por la hiperinflación que sufre el país, lo que ha reducido casi por completo lo que aporta al beneficio del grupo. A esto hay que sumar el impuesto extraordinario lanzado por el Gobierno que se comerá parte de los ingresos adicionales de la banca por la subida de tipos, con la que esperaban recuperar la rentabilidad perdida durante los últimos años.

Además de la marejada para la entidad por el nuevo gravamen y el desempeño de Garanti —tanto el presidente Torres como el consejero delegado, Onur Genç, insisten en que no tienen prisa y consideran que Turquía será un puntal de crecimiento en el futuro—, el BBVA lleva meses capeando igualmente cierta inestabilidad en la cúpula por los rumores del relevo del consejero delegado. Una cuestión que Carlos Torres quiso espantar hace unos días, cuando dejó claro en una conferencia que es “el mejor consejero delegado” que puede tener el banco.

Otro punto donde se ha visto cierta contradicción en el seno del BBVA es sobre la estrategia de crecimiento que va a seguir. Genç aseguró la semana pasada en una conferencia financiera que el banco estaba abierto a intentar de nuevo fusiones o adquisiciones en los mercados donde ya opera. “En los países en los que estamos, haremos alguna consolidación doméstica si podemos”, dijo entonces el consejero delegado, que comparó la situación con el intento de compra fallido del Sabadell.

Sin embargo, unos días después, Torres dio un golpe de timón y señaló que las opciones de crecimiento no están en más operaciones corporativas, sino en aprovechar la palanca digital: “Los esfuerzos que conlleva una integración con otra entidad no merecen tanto la pena, en términos relativos. Vemos nuestra estrategia mucho más enfocada en el crecimiento orgánico, apalancándonos en la tecnología, tanto en los países donde ya estamos como en nuevos países”, matizó el presidente este martes en Madrid.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS