La Audiencia confirma el archivo del ‘caso Villarejo’ contra una filial de Iberdrola por prescripción

El tribunal ya dio carpetazo a la causa contra el presidente de la eléctrica por el mismo motivo

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una imagen de archivo.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una imagen de archivo.EFE

La intensa batalla jurídica que ha desplegado Iberdrola en la Audiencia Nacional ha obtenido un nuevo fruto. La Sala de lo Penal ha confirmado la desimputación en el caso Villarejo de Iberdrola Renovables, una filial de la energética a la que se investigaba como persona jurídica por contratar los servicios del comisario José Manuel Villarejo, epicentro de una macrotrama de corrupción policial. En línea con el juez instructor Manuel García-Castellón, que ya archivó en julio la causa abierta a la compañía, el tribunal considera que los delitos atribuidos a la empresa habrían prescrito y, por ello, da carpetazo a todos los recursos que se habían presentado para retomar las pesquisas.

El juez García-Castellón mantuvo imputada durante un año a Iberdrola Renovables por el presunto encargo de espionaje que hizo a Villarejo para investigar a una sociedad suiza con la que mantenía conflictos empresariales por la ejecución de una serie de proyectos en Rumanía. Unos servicios que requirió en 2011 supuestamente el director de seguridad del Grupo Iberdrola, Antonio Asenjo, y que el comisario bautizó como Proyecto Wind.

Las fechas resultan clave. La Sala de lo Penal expone que los hechos sospechosos se produjeron en 2011 y, sin embargo, no se imputó a la filial de la energética hasta el verano de 2021 —el caso Villarejo se abrió a finales de 2017—. Por tanto, en ese momento, ya “habían transcurrido ampliamente los cinco años [previstos] de prescripción”, argumentan los magistrados del tribunal. Es más, en su resolución de archivo previa, el instructor había empezado a contar el plazo mucho después, pero también lo dio por superado: este consideró que el tiempo de la prescripción comenzaba con la jubilación del comisario (22 de junio de 2016), y que cuando se dictó el auto de imputación contra la energética (9 de julio de 2021) ya se había sobrepasado por 17 días.

El pasado octubre, la Audiencia Nacional también confirmó la desimputación del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, por prescripción de los delitos que se le atribuían

Pese a ello, Iberdrola sigue en el punto de mira. La compañía es el epicentro de esta línea de investigación del caso Villarejo, donde García-Castellón mantiene que la energética contrató al comisario Villarejo para, al menos, seis presuntos proyectos de espionaje: Arrow, que tenía por objetivo eliminar la oposición municipal y de los ecologistas a la construcción de una central en Arcos de la Frontera (Cádiz); Black Board, para conseguir información comprometedora sobre Manuel Pizarro, presidente en aquellos momentos de Endesa, su gran rival en el sector eléctrico; Front, sobre trabajadores de la central de Cofrentes; Gipsy, para investigar a directivos internos ante las sospechas de que estuvieran cobrando comisiones ilegales; Posy, el espionaje a Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid, para evitar el asalto de la constructora al consejo de administración de la eléctrica en 2009; y Wind, “centrado en la investigación de la sociedad suiza Eólica Dobrogea y su accionista mayoritario, Christopher Kaap, con quienes Iberdrola Renovables Energía S. A. se había aliado para desarrollar proyectos en Rumania”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS