Las empresas congelan las salidas a Bolsa: las ofertas de suscripción de acciones caen un 96%

En el primer semestre del año, en España solo se gestionaron 30 millones de euros en ofertas iniciales de suscripción, según un informe de la Asociación de Mercados Financieros de Europa

Vista general del interior de la Bolsa de Madrid, el pasado viernes.
Vista general del interior de la Bolsa de Madrid, el pasado viernes.ANA BORNAY (EFE)

Los mercados de capitales viven tiempos convulsos, con la llegada de malas noticias de forma encadenada. Sin respiro. En 2020 hubo un terremoto en las Bolsas con la crisis del coronavirus. Y en este ejercicio, cuando todo apuntaba a la recuperación plena, llegó a finales de febrero la invasión rusa de Ucrania y sus efectos, principalmente una espiral alcista de precios desbocada. Todo esto vuelve a castigar a los mercados, que en España no levantan cabeza: en el primer semestre se han congelado las salidas a Bolsa, ampliaciones de capital y emisiones de bonos, según un estudio que ha presentado este jueves la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME).

A este cóctel explosivo habrá que incluir otro elemento. Estos datos recogidos por el organismo llegan hasta junio, justo el mes previo a la primera de las tres (por el momento) subidas de tipos del Banco Central Europeo (BCE). Habrá que ver cómo influye esto en las nuevas salidas a Bolsa, ampliaciones o colocación de deuda en los próximos meses.

Hasta ahora, el acceso a financiación en el mercado era muy elevado y a un bajo coste —al estar los tipos en cero o negativo en los últimos años—. Además, los bancos están con una posición amplia de liquidez —y les costaba tener el dinero parado con la facilidad de depósito del Eurobanco en el -0,5%—, por lo que la oferta era amplia. La situación ha cambiado mucho desde el final del primer semestre, pero las Bolsas tampoco parecen un buen refugio para buscar recursos con la incertidumbre generada por la guerra de Ucrania, un conflicto al que sigue sin verse su final.

En concreto, los mercados de capitales españoles solo gestionaron la emisión de 30 millones de euros en ofertas iniciales de suscripción. Esto es, un 96% menos que en el primer semestre de 2021. Un ejemplo de esta paralización de salidas es el caso de Ibercaja, que ha cancelado su estreno en los mercados en varias ocasiones dado el agujero provocado en el sector financiero por la invasión rusa. Tal vez el único consuelo de España es que también vienen mal dadas en el resto de mercados. En Europa y Estados Unidos pintan bastos igualmente, con otras salidas aplazadas como la de WeTransfer o WeWork.

En cuanto a la emisión para ampliaciones de capital, también se ha registrado en España una caída notable, del 89%, respecto al mismo periodo de 2021. Es cierto que el año pasado hubo una emisión récord para combatir los daños dejados por la covid: 7.300 millones de euros, el mayor volumen emitido en España en un solo ejercicio. Aunque si el dato de los primeros seis meses de 2022 se compara con 2019, antes de la pandemia, el retroceso es también muy elevado: del 85%.

Las emisiones de deuda ascendieron a 5.800 millones de euros en bonos con grado de inversión, lo que significó una caída del 41% en comparación con el año 2021 y de un 21% con 2019. Por el lado de los bonos de alto rendimiento la desaceleración fue significativa: se emitió el 87% menos respecto al año pasado y un 77% si se compara con 2019.

En conjunto, las emisiones en los mercados de capitales, tanto de bonos como de acciones por parte de las sociedades no financieras, experimentaron una caída del 62% hasta junio. Pese a este retroceso, en el primer semestre sí se anotaron un avance importante en los nuevos préstamos bancarios, todavía con bajo coste antes de la escalada de tipos de interés, aunque ya repuntando: estos créditos a empresas crecieron un 22% respecto al mismo periodo del año pasado.

En cuanto a la financiación vía capital riesgo, las pequeñas y medianas empresas solo captaron el 2,2% del total de su financiación, por debajo del 6,8% anotado en el conjunto de la Unión Europea. Mientras que la transferencia de préstamos registró un aumento del 73% con respecto a 2021 y del 94% sobre 2019. Las ventas de carteras de préstamos disminuyeron en España durante este periodo hasta los 2.700 millones de euros.

Bonos sostenibles

Tras la pandemia, lo que sí ha habido en España es un cierto furor por los bonos sostenibles. El país fue el tercero de la UE por volumen de colocación de bonos sostenibles, al concentrar el 21% de la emisión total. Pese a ello, España está en el puesto número 11 de la clasificación europea, ya que el ranking se elabora relacionando la emisión nacional de bonos ESG (bajo criterios medioambientales, sociales y de gobernanza) con el total de emisión de bonos.

España emitió el 5,5% del total de la UE durante el primer semestre, y fue el cuarto mercado más grande después de Francia, Alemania y los Países Bajos. En los últimos días ha anunciado nuevos bonos verdes Iberdrola (1.500 millones), Telefónica (750 millones) y el BBVA (425 millones). Si se mira hasta junio, la emisión ESG representó en España el 6,4% del total. Esto, sin embargo, queda por debajo de los niveles del año pasado, ejercicio récord en colocación de estos bonos, cuando supuso el 11,3% de la deuda total emitida. La caída de los bonos verdes respecto al año pasado en volumen es del 47%, mientras que los bonos sociales también retrocedieron un 21%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS