El proyecto para reindustrializar Nissan sale adelante pero consigue solo la mitad de los avales

La negociación del hub de electromovilidad termina con la obtención de garantías por valor de 48 millones de euros, aunque inicialmente había previsto conseguir unos 80 millones

Instalaciones de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.
Instalaciones de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.EFE

El proyecto que aspira a reindustrializar la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona seguirá adelante por la mínima. El hub de electromovilidad, llamado D-Hub y liderado por QEV Technologies y B-Tech, ha presentado en la madrugada de este martes al Ministerio de Industria los avales necesarios para acceder a las ayudas que se le habían asignado en el Perte del coche eléctrico. La negociación con las entidades bancarias se alargó hasta la medianoche, cuando expiraba el plazo, y hasta el último momento estuvo a punto de terminar sin acuerdo por la resistencia de los avalistas a entrar en el proyecto. Finalmente, el hub obtuvo garantías por valor de 48 millones de euros, aunque inicialmente había previsto conseguir unos 80 millones. Ello le permitirá al hub recibir 65 millones de euros del Perte (53 millones de los cuales para las dos empresas principales del consorcio), una cifra que queda lejos de lo que había asignado inicialmente, de hasta 107,8 millones si conseguía el 90% de este importe en avales. Para conseguir más ayudas de los fondos europeos, tendrán que presentarse a una segunda convocatoria del Perte.

Pese a que el objetivo inicial se ha recortado, los responsables afirman que con este primer impulso se pueden iniciar “los proyectos tractores del plan de reindustrialización enfocados en la producción de vehículos eléctricos”. “Estos avales son una nueva muestra del rol estratégico y el gran potencial que tiene el plan de reindustrialización del hub”, ha afirmado Joan Orús, consejero delegado de QEV Technologies, en un comunicado este martes.

En el Perte publicado por el Ministerio de Industria, el consorcio para la reindustrialización de Nissan recibió una asignación de 107,8 millones de euros, la tercera de mayor volumen, pero pronto el hub reconoció que no podría conseguir avales suficientes para retener todas estas ayudas, y se marcó como objetivo obtener avales por valor de 80 millones. Para ello confiaba en el Institut Català de Finances (ICF), que se había mostrado dispuesto a avalar 40 millones, pero Industria consideró que este organismo, que no tiene ficha bancaria —pese a que el Govern la ha pedido en múltiples ocasiones al Banco de España—, no cumplía con las condiciones fijadas por el Perte.

Tras una negociación larga, los avales, finalmente por valor de 48 millones, se han conseguido con las entidades Andbank, CaixaBank, Abanca y Banco Sabadell. El ministerio sí que aceptó que los 40 millones del ICF sirvieran como contraaval, una fórmula a la que se acogieron los tres últimos bancos, mientras que Andbank sí que ha aportado un aval directo.

Además del golpe que supone no haber podido aprovechar el total de las ayudas que el Perte había asignado (que eran, en su mayoría, subvenciones a fondo perdido), el recorte en los avales conseguidos hace que la inversión inicial tenga que redimensionarse.

El objetivo del D-hub era ensamblar 100.000 vehículos a partir de 2025, superar los 1.000 millones de facturación, y crear unos 7.000 empleos, 1.000 de ellos directos. Este es el principal proyecto para reindustrializar Nissan, después de que el fabricante de motocicletas eléctricas Silence ya haya ocupado una parte de las instalaciones, y después de que la mesa para la reindustrialización de Nissan aprobase la propuesta del D-Hub, que no tuvo ningún competidor.

En la fábrica con la que se pretende reindustrializar Nissan, y que se denominará D-Factory, participan 17 empresas. En el comunicado, el hub ha destacado que en los próximos días se resolverá el concurso de licitación de los terrenos de la Zona Franca, con el objetivo de instalarse a inicios de 2023 y contratar al máximo de extrabajadores de Nissan antes de diciembre del año que viene.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS