Cómo regular las ‘big tech’

Los gigantes tecnológicos han irrumpido en todos los sectores, pero lo han hecho sin estar sujetos a su regulación y quedando exentos de algunas responsabilidades fiscales. El reto, garantizar la competencia sin perder innovación

Son las mayores empresas del mundo por valor bursátil y han convertido la pandemia en una oportunidad para crecer más que nadie. Hablamos de los gigantes tecnológicos, popularmente conocidas como big tech, cuyo poder ha llegado incluso a desatar serios encontronazos entre las dos grandes potencias mundiales, Estados Unidos y China. En juego, el dominio tecnológico del futuro.

Estas corporaciones, entre las que se encuentran las americanas Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft (conocidas por el acrónimo GAFAM), y las chinas Baidu, Alibaba y Tencen (BAT), se han vuelto imprescindibles para la sociedad: a través de sus plataformas y aplicaciones hacemos de todo, desde reservar un viaje hasta consultar el estado del tráfico. Los gigantes tecnológicos -cuyo valor bursátil es superior al Producto Interior Bruto de algunas de las economías más desarrolladas- han crecido sin apenas darnos cuenta. Se mueven como pez en el agua en ámbitos como el financiero, la distribución o el comercio electrónico.

La realidad es que han sido capaces de transformar la economía irrumpiendo en todos los sectores a una velocidad vertiginosa. Pero eso sí, lo han hecho con polémica: las big tech operan al margen de la regulación y están exentas de algunas responsabilidades fiscales. Utilizan la información sobre el comportamiento humano para su negocio, y venden a través de plataformas y aplicaciones.

Los expertos consideran que la solución podría pasar por una regulación que garantice el equilibrio, asegurando el cumplimiento de las normas de competencia mientras se fomenta la innovación. Habría que plantearse, según estos mismos expertos, si estos gigantes tecnológicos requieren un escenario reglamentario específico.

Archivado En: