LIDERAZGO EMPRESARIAL
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Optimismo orientado al crecimiento

El 90% de los consejeros delegados españoles espera que sus empresas crezcan en los próximos tres años

Complejo de las Cuatro Torres en Madrid.
Complejo de las Cuatro Torres en Madrid.Pablo Monge

Si algo define a un buen líder, es la capacidad de detectar las tendencias del entorno con la suficiente antelación y, de adoptar las medidas necesarias para garantizar el crecimiento a largo plazo. Tras un periodo en el que el objetivo de los primeros ejecutivos se ha centrado en limitar y responder a los efectos de la pandemia, podemos afirmar que vuelve el optimismo. Los consejeros delegados (CEO, por sus siglas en inglés) españoles ya miran al futuro consolidando las transformaciones experimentadas en este año y medio con el fin de aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado.

Más información

Así se desprende del informe Global CEO Outlook 2021, que ha elaborado KPMG a partir de un sondeo en el que han participado 1.325 CEO de las principales compañías del mundo, 50 de ellos españoles. En nuestro país, el 90% espera que sus empresas crezcan en los próximos tres años, lo que se refleja en sus previsiones de plantilla y en sus planes de crecimiento no orgánico.

Asimismo, los CEO son conscientes del impacto que digitalización, sostenibilidad e inclusión tendrán en su negocio y por ello les otorgan un lugar prioritario en sus agendas. De hecho, la disrupción tecnológica se sitúa en primer lugar entre sus preocupaciones, especialmente el impacto que puede tener en las capacidades y habilidades de sus profesionales. La gestión del talento, por tanto, requerirá de una estrategia que convierta a las personas en agentes del cambio. Esta concepción de desarrollo del talento es positiva, ya que tiene un impacto directo en la empleabilidad y, por tanto, en la prosperidad de todos, evidenciando la importancia de la colaboración público-privada para dar respuesta a los desafíos que afrontamos como sociedad, entre los que los primeros ejecutivos también sitúan el cambio climático.

Prueba de ello es que uno de cada cuatro CEO prevé que su compañía invierta más del 10% en programas de sostenibilidad en los próximos tres años. Pero también reclaman la necesidad de un estímulo gubernamental para alcanzar el objetivo cero emisiones, que la Unión Europea ha marcado para 2050.

Tan importante como poner en marcha planes de sostenibilidad es comunicarlos. En un entorno en el que los aspectos no financieros tienen cada vez una mayor relevancia en la labor de reporting que realizan las empresas, los CEO españoles reconocen que tienen dificultades para construir un discurso convincente sobre su desempeño en asuntos ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza). Una apuesta decidida por la transparencia y una estrategia comunicativa que contemple los distintos grupos de interés incidirán directamente en la reputación de la compañía.

Así las cosas, los CEO son conscientes de los retos a los que se enfrentan y por ello están configurando una respuesta que no solo contribuya a mejorar los resultados de la empresa, sino que a su vez garanticen el progreso de la sociedad.

Juan José Cano es consejero delegado de KPMG

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción