Crisis de los semiconductores: la última plaga que amenaza al sector del automóvil

La falta de chips se hace estructural, ralentiza las fábricas y vacía los concesionarios agudizando la caída de ventas de la pandemia

Clientes en un concesionario de automoción
Clientes en un concesionario de automociónEFE

Fuerte caída del 17,5% en las matriculaciones de turismos de septiembre, esta vez motivada principalmente por la crisis de los semiconductores o chips. La falta de suministros por la demanda de la electrónica de consumo, disparada con la pandemia en teléfonos móviles y ordenadores, está reduciendo la producción de vehículos en todo el mundo.

El fenómeno, lejos de resolverse se ha hecho estructural y la mayor rentabilidad de estos sectores ha dejado al automóvil fuera de los clientes prioritarios. Según declaraba José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, en el Salón de Barcelona: “Es una crisis profunda y durará hasta 2023″. El resultado es una caída de la oferta que ha vaciado los concesionarios de las marcas, incluidos los coches de segunda mano, que han disparado sus ventas ante los elevados plazos de entrega de los nuevos. “Nunca había tenido una cartera de pedidos tan llena sin poder dar una fecha concreta de producción”, asegura Luis Antonio Ruiz, presidente de Jaguar-Land Rover España.

Al margen del último cisne negro al que se enfrenta una industria en plena transformación hacia la electrificación y el coche autónomo, las caídas del 21,7% en septiembre en el canal de particu­lares y del 11,2% en el total del año son preocupantes al ser el más importante y rentable. Y apenas se amortiguan en el acumulado de 2021 por la subida del 12,2% en las entregas a empresas y, sobre todo, del 73,1% a alquiladores, aunque más por efecto estadístico que real: en 2020, con las fronteras cerradas, se vendieron muy pocos coches a los rent a car.

En lo que se refiere a las marcas, la distorsión provocada por la falta de chips es total, y solo Hyundai, Kia y Toyota mantienen el tipo con alzas del 26%, 25,3% y 13,8%, respectivamente. “Los coreanos siempre gestionan mejor estas crisis”, señala Polo Satrústegui, director de Hyundai España. Entre las 10 primeras apenas se les acerca Citroën, con el 13%.

La realidad es que, salvo el liderato sólido de Seat, los siguientes puestos del ranking de ventas han dado un vuelco en estos últimos meses, con Kia segunda en septiembre, seguida de Hyundai, y ambas quinta y sexta en el año: “La calidad y variedad de nuestra gama, casi toda electrificada, y la disponibilidad de producto han sido claves para ser segundos este mes y líderes en ventas a particulares en lo que va de año”, destaca Eduardo Divar, director de Kia España.

Toyota, aunque cae al séptimo puesto en septiembre, sigue cuarta en el año, tras Volkswagen y Peugeot, pero empieza a acusar también la falta de coches: “Nos ha afectado el retraso en el suministro de semiconductores, pero los pedidos acumulados se entregarán en los próximos meses”, asegura Miguel Carsi, presidente de Toyota España. Entre las premium, Audi mantiene el primer puesto, pero por solo 191 unidades sobre BMW.

Liderazgo en solitario

A falta solo de un trimestre para que acabe el ejercicio, Seat mantiene un liderato sólido y tiene todo a favor para acabar por cuarto año consecutivo como primero en ventas del mercado español. En septiembre aumentó en 2.000 unidades más su ventaja sobre Volkswagen, que se eleva ya a 8.793 unidades: “Este mes hemos tenido un comportamiento homogéneo en todos los canales, y aunque el mercado ha caído un 15%, nosotros lo hacemos solo un 3,6% apoyados en una entrada de pedidos consistente y la flexibilidad de la planta de Martorell para cubrir la demanda. Tenemos tres modelos —Arona, León e Ibiza— entre los 10 más vendidos en septiembre y en el acumulado del año, y todos se fabrican allí”, destaca Mikel Palomera, director de Seat España.

El dominio de la marca española se sustenta este año en las ventas a alquiladores, donde es líder con 20.671 entregas, más de un tercio de sus ventas totales en España. “El Arona se mantiene como modelo más vendido del mercado y amplía su ventaja sobre el segundo. Además, la última actualización, que llega ahora a los concesionarios, ayudará a apuntalar esa posición. Y el León sigue siendo el compacto con más entregas en España,” destaca el ejecutivo vasco.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS