El propietario de Jack & Jones pisa el acelerador en España

La firma textil danesa Bestseller espera doblar su negocio en el país en los próximos tres años

Tienda Jack Jones en la calle Fuencarral de Madrid, del grupo Bestseller.
Tienda Jack Jones en la calle Fuencarral de Madrid, del grupo Bestseller.Santi Burgos

La compañía danesa Bestseller pisa el acelerador en España y espera duplicar sus ingresos en el país en tres años. “Es el tercer mercado principal del mundo para la empresa [después de Alemania y Francia, sin contar China]. Y será uno de los que más crecimiento tengan. La previsión es que en tres años doblemos nuestro negocio en España”, explica Andrés Contreras, consejero delegado de la firma en España, Portugal y Latinoamérica.

Bestseller cuenta con unas 20 enseñas y está presente en más de 70 mercados. Entre sus marcas figuran Jack & Jones, Only o Vero Moda, y en el ejercicio 2020 (de agosto de 2020 a julio de 2021) tuvo una facturación récord: 3.600 millones de euros. Una cifra que se eleva a los 7.000 millones si se incluye lo que ingresa en China, según fuentes del mercado, aunque este resultado no consolida con el resto del grupo. Por la parte de los beneficios, la empresa textil cosechó su mayor cifra histórica, con unas ganancias de 620 millones de euros, muy por encima de los 384 millones de 2017.

Además, el buen momento de la compañía no ha terminado y para 2022 espera que sea de nuevo muy positivo. “Existe todavía mucha incertidumbre por la crisis del coronavirus y, si hay cierres obligados, puede cambiar, pero, por cómo van las ventas, la previsión es que sea muy bueno. Volveremos a crecer a doble dígito y en una empresa de este tamaño eso es mucho”, afirma Contreras. Es decir, rondará los 4.000 millones de facturación si la evolución de la pandemia no trunca la recuperación.

En España, los ingresos están por encima de los 300 millones de euros, según fuentes del mercado. Y la expansión en la que está inmersa la compañía le llevará a un crecimiento muy fuerte. “En 2022 abriremos entre todas las marcas 100 nuevas tiendas en el país”, añade Contreras. Estos nuevos establecimientos se sumarán a las 650 tiendas y los 3.000 puntos de venta en establecimientos colaboradores con los que ya cuenta. Por enseñas, el directivo destaca el buen desem­peño de Jack & Jones: “A pesar de ser una marca extranjera, es muy reconocida en España y cada colección tiene muy buena acogida”.

Para consolidar este crecimiento, la firma está inmersa en su expansión en todos los sentidos: no solo en tiendas, también en su red de oficinas por el país y en almacenes. De ahí la reciente apertura de un centro de distribución en Barcelona que le posibilita suministrar el 60% de sus colecciones en un día y le permite variar sus existencias de forma más ágil en función de la demanda. Además, esto le blinda ante los problemas globales de suministro. Cabe destacar asimismo que estos movimientos de ampliación de su red los hace sin endeudarse, una línea roja que Bestseller prefiere no traspasar.

Con estos números, la empresa textil, que suma 17.000 empleados en todo el mundo, parece haber dado carpetazo a la crisis del coronavirus. En su ejercicio 2019 (con ventas en 2020) redujo un 6,5% su facturación (hasta los 3.300 millones de euros) en lo más duro de la covid y los beneficios se desplomaron un 72% al quedarse poco por encima de los 100 millones de euros, según recogen sus cuentas anuales. Sin embargo, en el último año ya ha recuperado el terreno perdido e incluso supera con creces los niveles prepandemia. Una etapa que ha quedado atrás, aunque todavía quedan algunas cicatrices. “Fue un momento muy duro. Al principio no vimos la magnitud de lo que se venía, pero creo que luego la empresa reaccionó muy bien. En parte gracias a que estábamos ya muy bien posicionados con las tiendas electrónicas propias y con otras plataformas por internet a nivel mundial”, sostiene Contreras. Eso no quita, en cambio, que tuviesen que tomar decisiones complicadas: “Se tuvo que recortar costes y ser más eficientes”, añade.

La parte digital del negocio ha sido fundamental para el sector textil y el crecimiento de Bestseller en este canal ha estado en línea con lo ocurrido en otras grandes de la moda. En el último año, según la compañía, el peso de la venta por internet ha crecido hasta representar el 25% de los ingresos, unos 900 millones de euros. Un aumento de su peso sobre el total que se mantendrá en el tiempo: “El canal digital representará dentro de no mucho la mitad del negocio y no será por pérdida de las ventas físicas, sino que va a impulsar con fuerza nuestro crecimiento”, estima el directivo.

La pandemia también dejó otros problemas, como los cuellos de botella en el suministro. A este efecto la empresa sí ha estado más expuesta, ya que depende de la producción en países asiáticos. A pesar de ello, ha conseguido sortear estos obstáculos gracias a grandes inversiones en logística y con el almacenamiento de los productos más demandados. “Lo tenemos que traer todo de Asia, pero el 60% de lo que vendemos está en reposición continua y siempre disponible en nuestros almacenes de todo el mundo”, sostiene el consejero delegado de la firma para España, Portugal y Latinoamérica.

Red en Latinoamérica

Bestseller tiene en el punto de mira América Latina, donde cuenta con una amplia red de establecimientos propios y con socios, pero considera que todavía hay margen de crecimiento. “En Latinoamérica, en total, tenemos ya 600 tiendas más los puntos de venta con los que colaboramos. Y para este año prevemos abrir otras 50″, explica Contreras, impulsor de la marca en la región.

Por países, tiene una gran presencia en Uruguay, con 35 tiendas propias; en Chile, con más de 25, y en México. “Es muy importante para nosotros el mercado mexicano y ya estamos en los principales retailers del país: Palacio de Hierro y Liverpool. Vamos a apostar por este mercado, en el que tenemos muchas esperanzas. Por eso estamos abriendo nuevas tiendas allí, unas 100 en tres años”, avanza el consejero delegado de la firma danesa en Latinoamérica.

Pese a la buena evolución del negocio de Bestseller en Europa o Latinoamérica, el gran mercado de la firma textil sigue siendo China. Es el único país que no consolida en las cuentas del grupo, ya que opera con una sociedad independiente, aunque la compañía danesa tiene el control de la misma. Su negocio en el gigante asiático es tan grande como el del resto del mundo gracias a las 6.000 tiendas que tiene en el país. De hecho, es una de las firmas internacionales líderes en la distribución de textil, sin contar las asiáticas que más venden en la región.


EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS