Paack: de cero a cien millones enviando paquetes

La firma de logística fundada en 2016 por tres amigos en un vivero de empresas de Dubái confía en su tecnología para responder ante los inversores que han apostado en ellos 270 millones

De izquierda a derecha, Suraj Shirvankar, Fernando Benito y Xavier Rosales, fundadores de la empresa Paack.
De izquierda a derecha, Suraj Shirvankar, Fernando Benito y Xavier Rosales, fundadores de la empresa Paack.Aitor Rodero

La historia de Paack empieza con tres amigos barceloneses queriendo emprender juntos. Fernando Benito, director de expansión de un grupo turístico e inmobiliario; Xavier Rosales, director comercial de un grupo dedicado a la impresión en superficies, y Víctor Obradors, socio en un despacho de abogados, quedaban semanalmente para discutir en qué sector probar fortuna. Se decidieron por el pujante comercio electrónico, que en España creció un 13,7% en 2021, hasta los 13.700 millones de euros, según el informe anual de la CNMC. Por videollamada, Benito explica que optar por un mercado tan voluminoso les permitía reducir riesgos.

Su idea inicial era crear una plataforma para acortar los tiempos de entrega y pensaron que asociarse con los taxis era la mejor forma de lograrlo. Con ese plan entraron en 2016 en la aceleradora emiratí Turn8, con sede en Dubái, donde se les sumó un cuarto socio, el emprendedor indio Suraj Shirvankar. Pero pronto se dieron cuenta de que el proyecto tenía un problema. “Aunque hay leyes nacionales, son las ciudades las que a menudo fijan el uso que se le puede dar a estos vehículos. Y en Madrid, por ejemplo, no íbamos a poder realizar envíos”, revela Benito. De ahí que finalmente unieran fuerzas con empresas especializadas en entregas inmediatas. Fue entonces cuando desarrollaron su primera solución. “Nuestro equipo técnico era muy pequeño, pero tuvimos la suerte de lanzarla con grandes operadores como El Corte Inglés o el Grupo L’Oréal. Eso marca la diferencia”.

Al poco tiempo vieron que el producto era mejorable. “No tuvo el impacto esperado porque el comprador no quería inmediatez, sino flexibilidad”. Es decir, decidir en qué franja horaria recibir el pedido. Y ahí llegó el gran despegue de la compañía. Para poder ofrecer esa posibilidad, incrementaron el equipo técnico, comenzaron a operar con almacenes e invirtieron en su robotización. Pudieron hacerlo por la financiación que iban captando, que hoy asciende a 270 millones de euros. Además de en España, donde obtienen un 50% de sus ingresos, están presentes en el Reino Unido, Francia, Portugal y, desde hace unas semanas, Italia.

Aunque no en exclusiva, la empresa asegura entregar pedidos de 18 de las 20 mayores tiendas electrónicas, entre ellas las de Amazon, Apple, Inditex, AliExpress, Nike y Nespresso, y confía en contar con un millar de acuerdos a finales de 2022 y alcanzar en esa fecha los 80 millones de pedidos anuales. Su facturación en 2021 se aproximó a 100 millones de euros, y en 2020 cerraron con ganancias en el mercado nacional, aunque desde entonces están centrados en un “exigente” plan de internacionalización y no prevén recuperarlas “antes de 18 meses”.

Un envío puede costar entre 2,5 y 5 euros a las tiendas. Benito afirma que el servicio que prestan se mantiene en ese intervalo, pero advierte de que no buscan ser los mejores en precio. “Somos competitivos, pero nuestra propuesta de valor se asienta sobre todo en la tecnología”, resume. Paack emplea a 700 personas, pero externaliza las contrataciones del resto del personal. Tampoco realiza directamente las entregas, pero Benito asegura que están “plenamente profesionalizadas”. “No somos una solución colaborativa: no tenemos una aplicación que un rider o un conductor se pueda descargar”. Puntualiza que “en la mayor parte de los casos”, los proveedores con los que trabajan contratan a los mensajeros.

Capilaridad

La empresa da servicio al 90% de la población española, cubriendo en 21 provincias el 100% de los hogares. Y en varias capitales, como en la totalidad de su mercado británico, usa únicamente vehículos eléctricos para la última milla —como se conoce al desplazamiento final, de hasta 150 kilómetros, del pedido—. La sostenibilidad es una demanda “plenamente integrada” en su estrategia. “Por lo elevado de la inversión, no podemos permitirnos crecer sólo un 20% o un 30%”, afirma, y reconoce que tras sucesivas rondas de financiación las participaciones de los fundadores han quedado “muy diluidas”.

Descartada “por el momento” una salida a Bolsa, Paack quiere realizar pronto sus primeras compras, un propósito sobre el que Benito se explaya: “Estamos interesados en empresas con tecnología que complemente la que ya tenemos; en algunos competidores y en operadores tradicionales. Estos últimos nos permitirían adquirir algunos clientes que nos interesan y también nos ayudarían a generar más tráfico de pedidos, lo que mejoraría las métricas de eficiencia de nuestros mensajeros”.


EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS