Dormir bajo las estrellas tiene precio: 30.000 euros

Las burbujas transparentes, que se han popularizado en hoteles de lujo, son un reclamo para los dueños de unifamiliares

Habitaciones burbuja instaladas en un jardín.
Habitaciones burbuja instaladas en un jardín.Javier Martinez Moran

Las habitaciones burbuja se han popularizado en los últimos años. Su diseño transparente, que permite dormir bajo el cielo estrellado, ha sido el reclamo para catapultar a esta modalidad de alojamiento, sobre todo en hoteles y campings de lujo. También algunos particulares con una parcela de dimensiones generosas se están animando a probar las burbujas, aunque este mercado es mucho más pequeño que el profesional.

La burbuja es un habitáculo formado por tres volúmenes comunicados. El primero es la entrada, un cilindro de unos 2,25 metros de diámetro y dos metros de largo. El segundo es la habitación suite, una esfera de cinco metros de diámetro que alberga la cama y un espacio para una sala de estar. La tercera es el baño. Las tres funcionan con el llenado de su interior de aire natural mediante una turbina ultrasilenciosa de hinchado.

Hay muchas burbujas transparentes que se pueden adquirir en el mercado, sobre todo procedentes de China, pero no todas tienen la misma calidad. Esto es importante porque las que se hacen en poliéster huelen a plástico y no duran más de seis meses. También se nota en el precio: en Aliexpress se venden por 1.300 euros.

En España son muy pocos los fabricantes de estas cápsulas. En Santa Coloma de Farners (Girona) se fabrican las burbujas Sky Bubbles, de la empresa española Àrea Cúbica. “Las comercializamos desde hace más de 10 años y hemos hecho más de 500 burbujas creadas para una gran variedad de entornos”, dice Ferran Monfort, director de e Desarrollo de Negocio de Sky Bubbles.

Interior de una burbuja.
Interior de una burbuja.Sky Bubbles

Estas cúpulas hinchables están fabricadas con tejido PVC de alta calidad, con la principal característica de que la tela no pierde su color original en 10 años. Están diseñadas para que las partes más susceptibles de sufrir daños puedan intercambiarse fácilmente sin necesidad de desmontar la burbuja por completo. Los materiales que se utilizan están libres de ftalatos, un componente de los plásticos que actualmente está prohibido en la gran mayoría de países al ser muy volátil y el responsable principal del olor a plástico.

Las burbujas se personalizan escogiendo modelo, color y alguno de los múltiples accesorios que se ofrecen, como purificador de aire, suelo de parqué, climatización, mobiliario de baño, cama o puertas rígidas. Importante es adquirir una funda manual de protección solar para que el sol no moleste al amanecer. Los precios dependen del tamaño y los complementos. Una totalmente equipada sale por 26.895 euros (incluye transporte, montaje y servicio postventa). Si se añade una esfera auxiliar para jacuzzi sube hasta 32.390 euros.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Sandra López Letón

Redactora especializada en el sector inmobiliario, del que informa desde hace más de dos décadas. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en EL PAÍS. Actualmente, escribe en el suplemento de información económica 'Negocios'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS