El presidente de los rectores: “Estamos al borde del colapso, la voluntariedad se acaba”

José Carlos Gómez Villamandos relata en el Congreso cómo abordan los retos sociales, tecnológicos y científicos provocados por la pandemia

El presidente de la CRUE, José Carlos Gómez Villamandos, comparece en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso.
El presidente de la CRUE, José Carlos Gómez Villamandos, comparece en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso.Kiko Huesca (EFE)

El confinamiento sorprendió a las universidades españolas con las arcas muy mermadas, una docencia no adaptada al remoto y con disposición de poner sus laboratorios y personal a luchar contra la pandemia. Por eso este jueves, el presidente de los rectores, José Carlos Gómez Villamandos, reclamó a las administraciones una financiación acorde a los grandes retos económicos, sociológicos, tecnológicos y de investigación que los campus deben afrontar en los próximos meses. “No les oculto que el sistema está al borde del colapso y una situación como la que se ha producido ahora agrava mucho más el escenario”, ha afirmado el también rector de Córdoba en la Comisión de Reconstrucción. “La voluntariedad y la solidaridad tienen un límite y nos tenemos que plantear el nuevo curso con unas situaciones parecidas a las que hemos vivido recientemente”.

A diferencia de otras ocasiones, el presidente de la conferencia de rectores (CRUE) no pide una mayor partida, sino que realmente se ejecute el presupuesto destinado a I+D +i. En 2018 se ejecutó solo un 43% de la partida estatal y un 67% de la autonómica. La mayoría de los países de la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), rememora Gómez Villamandos, durante la anterior crisis económica mantuvieron el esfuerzo en ciencia o lo incrementaron, mientras que en España se redujo hasta en un 39% de la media de la UE (de 2009 a 2017) y en un 50% de la media de la OCDE. “Algo no hicimos bien y nos preocupa que ante una nueva crisis volvamos a cometer el error de disminuir la inversión en I+D. Pero tenemos alguna alegría, vemos que algunas autonomías están aumentando la inversión”. Las comunidades más generosas han sido Castilla y León, País Vasco y Cataluña.

“Seguimos teniendo fondos FEDER [Fondo Europeo de Desarrollo Regional] incapaces de ejecutar y hacerlo nos ayudaría a solucionar muchas cosas”, insiste y reclama que a las empresas que se refloten con fondos públicos por su innovación se evalúe su tarea. “Por una vez no les voy a pedir un incremento presupuestario, que no vendría mal, sino que tenemos una Agencia Estatal de Investigación que no ha desplegado todo su potencial. Tiene cortapisas enormes. Seguimos sin ejecutar año tras año el presupuesto de I+D. Hay que cambiar la naturaleza de esos fondos y la forma de gestionarlos, que sea plurianual”.

La lista de retos de la Universidad este curso es interminable. La CRUE estimó, tras hacer una encuesta, que 36.000 universitarios no tenían dispositivos o conexión para seguir las clases que un día a otro se mudaron a online. Resolvieron a medias el déficit con préstamos de portátiles y routers, pero el problema sigue siendo grande. “Hay que mejorar los sistemas informáticos, que han funcionado, pero la prueba de fuego son los exámenes de junio, que es cuando llega el pico”, reconoce. A su vez las universidades temen un abandono de los alumnos empobrecidos durante esta nueva crisis. Cada año invierten 100 millones de euros a ayudar en situaciones sobrevenidas y en esta ocasión la partida se prevé muy corta.

“Queremos que la investigación sea considerado un trabajo esencial, fundamental que se mantenga la actividad investigadora si ese país cree en el conocimiento”, reclama el rector. La CRUE puso a disposición de las administraciones 1,7 millones de guantes, 75.000 mascarillas, 25.000 batas y 6.000 equipos de protección individual, 200 laboratorios y más de 300 expertos y, sin embargo, Gómez Villamandos cree que sus medios han sido infrautilizados por temor a perderse la trazabilidad de las muestras. “Hay que crear una red de laboratorios, coordinados con las autoridades sanitarias, para afrontar una pandemia como la vivida”.

El rector apuesta por la mayor presencialidad posible en los campus el próximo año, pero no desdeña la docencia virtual: “No es justo que se hablase de la generación covid, han adquirido competencias excepcionales de resiliencia, de trabajo en equipo, la empatía... Eso hay que ponerlo en valor. No solo formamos profesionales, sino seres humanos”.

Gómez Villamanos cree que no son tiempos de seguir trabajando en una norma universitaria, “queremos una ley que salga del consenso, no es lo más urgente”, pero sí afrontar la enseñanza online. “Lo hemos hecho con voluntarismo, pero el año que viene necesitaríamos un marco que dé cobertura a los cambios que tenemos que hacer”.

Sigue EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS