El Gobierno dará un subsidio de 400 euros anuales a los alumnos con necesidades especiales

Lo recibirán todos los estudiantes con discapacidad, trastornos graves del lenguaje y altas capacidades, con independencia de su renta familiar

Imagen de archivo de un centro valenciano para niños con trastorno del espectro autista.
Imagen de archivo de un centro valenciano para niños con trastorno del espectro autista.Mónica Torres

El Ministerio de Educación prevé conceder el curso que viene un subsidio de 400 euros a todos los alumnos con discapacidad, trastorno grave de conducta, trastorno de espectro autista, trastorno grave de la comunicación y el lenguaje y altas capacidades. Así lo recoge el borrador de real decreto de becas para el año próximo, adelantado este lunes por el diario El Mundo.

El mismo texto recoge otra novedad: una partida extra de 200 millones para aumentar la cuantía de las becas de residencia (para aquellos alumnos que se tengan que trasladar a otra ciudad para continuar sus estudios después de la enseñanza obligatoria) de 1.600 a 2.500 euros anuales. En el curso 2020-2021, casi 118.000 alumnos recibieron una beca de residencia, según las estadísticas del ministerio.

En cuanto a los alumnos con necesidades especiales, aquellos con alguna de las características que, según el borrador, les harán beneficiarios del subsidio de 400 euros con independencia de su situación familiar y su nivel de renta sumaron hace dos cursos 345.000. Son el colectivo que ya estaba contemplado en las anteriores convocatorias de becas (hasta este curso, recibían ayuda solo los que, además, pertenecieran a familias numerosas). Quedan fuera, sin embargo, otros grupos que habitualmente se incluyen dentro de la categoría de “alumnado con necesidad específica de apoyo educativo”, por ejemplo, en la propia estadística del ministerio: estudiantes con dificultades por retraso madurativo, por integración tardía al sistema, trastorno del aprendizaje (la dislexia, por ejemplo) o desconocimiento grave de la lengua de instrucción. Todos estos supuestos suman otros 260.000 alumnos.

En el caso de los alumnos que sí recibirán el subsidio, este “se justifica por el hecho de que las familias con hijos o hijas que tienen estas necesidades asumen unos costes adicionales muy significativos para atender los requerimientos vitales de sus hijos e hijas, lo que, unido a las circunstancias económicas actuales, hace preciso un soporte extraordinario, que se sumará a las cuantías que ya figuran en la referida convocatoria, resultando un incremento adicional de las ayudas con este subsidio”, explica el texto del borrador.

En el preámbulo del mismo, también desgranar las razones del aumento de la cuantía de las becas de residencia. “Está orientado a facilitar que los alumnos puedan continuar sus estudios en una localidad distinta de la propia, con especial incidencia en familias de entornos rurales, particularmente de la España Vacía, cuyos hijos e hijas tienen que desplazarse y residir en otras ciudades para poder cursar estudios postobligatorios. Esto supone un sobrecoste para ellas y un factor de desigualdad entre las ciudades y las áreas rurales, agravado en la situación actual, que requiere de apoyos extraordinarios para estos alumnos”.

Por lo demás, el real decreto mantiene las cuantías de las ayudas de este curso y los umbrales de renta que no se pueden superar para acceder a las becas. Esta partida presupuestaria ha crecido en algo más de 1.000 millones desde 2018; el año que viene será de 2.549 millones de euros. En el curso 2017-2018, las becas del ministerio llegaron a 1.013.037 estudiantes y en el curso 2020-2021, último que recoge la estadística, fueron 1.224.189.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

J. A. Aunión

Coordinador del espacio de Educación de EL PAÍS. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS