Nuevo desencuentro por el desarrollo del Estatuto catalán

La Generalitat retrasa la reunión de la comisión de traspasos por falta de acuerdos

El desarrollo del Estatuto catalán sigue causando desencuentros entre el Gobierno y la Generalitat. La comisión bilateral entre ambas administraciones, encargada de desarrollar el texto, sigue sin fecha de reunión después de que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y el que preside José Montilla, no se hayan puesto de acuerdo por ahora en asuntos como el traspaso del servicio de trenes regionales a la Generalitat. Hasta que no haya un preacuerdo en esta y otras materias la Generalitat no quiere reunir la comisión, mientras que el vicepresidente y ministro de Política Territorial Manuel Chaves ha dicho hoy que "hay suficiente materia" para reunir ya la comisión.

Chaves ha admitido que la reunión prevista para esta semana se ha tenido que "retrasar", pero se ha mostrado "convencido" de que "a lo largo de este mes" este foro bilateral se podrá reunir y acordar diversos traspasos. Las transferencias de las becas al estudio, las reclamaciones económics-administrativas en materia tributaria, la ampliación de medios para la conservación de la naturaleza y una serie de obras hidráulicas son algunos de los asuntos cuyo traspaso está previsto a la Generalitat. Chaves ha precisado que también se está discutiendo sobre la participación de la Generalitat en la Unesco y sobre la puesta en marcha del grupo técnico que abordará la negociación del traspaso de Regionales de Renfe.

Por su parte, el consejero de Política Territorial del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, ha asegurado hoy que por ahora no hay asuntos de suficiente envergadura que justifiquen la reunión. El Gobierno catalán está intentando atar un traspaso de calado, como el de los trenes regionales, para hacer la reunión. Las prisas, eso sí, se han relajado porque las elecciones catalanas no serán hasta el 28 de noviembre, un mes más tarde de lo previsto inicialmente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS