La boda de Julio José reúne al clan de los Iglesias

El segundo hijo del cantante se casará el sábado en la finca de su primer padrastro, el marqués de Griñón

Julio José Iglesias y su novia, Charisse Verhaert.
Julio José Iglesias y su novia, Charisse Verhaert.GTRES

Por fin, Julio José Iglesias ha decidido dar el paso y contraer matrimonio con la modelo belga Charisse Verhaert, con quien viene anunciando boda hace años. El enlace se celebrará finalmente este sábado y tendrá lugar en la finca El Rincón, situada en Toledo y que es propiedad del marqués de Griñón, primer padrastro del novio y el padre de su queridísima hermana Tamara. Esta última lleva meses preparando los detalles de la boda, asesorada, como siempre, por su madre, Isabel Preysler, maestra de ceremonias por excelencia.

Se espera que la boda reúna a todo el clan Iglesias: desde el padre, Julio, hasta los más pequeños de los sobrinos de Julio José, los hijos de su hermana Chábeli, que viajará con su marido y los niños desde Estados Unidos, por primera vez desde que dio a luz a la pequeña Sofía en enero de este año. Enrique Iglesias, hermano menor del novio, fue el encargado de organizar la fastuosa despedida de soltero, que celebraron hace poco en Las Vegas junto a varios amigos comunes.

Miguel Boyer, actual padrastro del novio, tampoco faltará al evento y todo indica que Carlos Falcó, el marqués de Griñón y dueño de la finca toledana donde se llevará a cabo la celebración, también asista al enlace.

“Va a ser una boda pequeña, donde solo habrá familiares y amigos y espero que mucha diversión”, adelantó el lunes la novia, Charisse Verhaert, a la revista ¡Hola!, justo después de que Julio José anunciara públicamente el inminente enlace durante la presentación de una firma de muebles. La fecha había sido un secreto hasta ahora, guardado especialmente por la organizadora, Tamara Falcó, que hace poco declaraba también en ¡Hola!: “Es inamovible, ya que todos nos hemos puesto de acuerdo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS