EL DEBUT

El adolescente que (ya) puede reinar

El hijo de Abdalá y Rania se convirtió en heredero al trono de Jordania cuando le tocaba a otro Desde que ha cumplido la mayoría de edad, forja una poderosa agenda

El príncipe Hussein bin Abdullah junto a su madre, la reina Rania, en el último encuentro del Foro Económico Mundial en Oriente Medio.
El príncipe Hussein bin Abdullah junto a su madre, la reina Rania, en el último encuentro del Foro Económico Mundial en Oriente Medio.Cordon press

¿Cómo se lleva con su historial familiar?

Hussein bin Abdalá ha mejorado las dos tradiciones familiares que por ahora ha cumplido. La más reciente ocurrió el verano pasado, cuando se matriculó en la Universidad de Georgetown, en Washington DC, para estudiar Ciencias Políticas. Su padre, el rey Abdalá de Jordania, se había apuntado a ese centro en 1987. La otra tradición ya la había despachado en 2009, cuando se convirtió en heredero al trono de Jordania cuando le tocaba a otro. A su padre le había pasado lo mismo diez años antes y entonces tuvo un mes para hacerse a la idea. El rey Hassan lo nombró heredero poco antes de morir como solución salomónica al dilema de la Constitución que pedía que le sucediera su primogénito, pero su reina, Noor, le exigía que fuera un tercero. Hussein tuvo algo más de tiempo. Su destino se dibujó en el horizonte cuando tenía diez años y su padre se significó ante Noor arrebatándole el título al heredero nombrado por la reina. Cinco años después, en 2009, Hussein, el ya adolescente que había nacido a varias líneas sucesorias del trono, fue nombrado oficialmente el futuro cabeza de una de las familias reales más mediáticas del mundo.

¿Cómo es posible que debute un príncipe?

Desde que cumplió la mayoría de edad, Hussein está esgrimiendo el arma más efectiva para dejar de ser solo un accesorio de la archiconocida reina Rania en actos públicos: la agenda. En marzo, por ejemplo, tuvo su propia audiencia con Obama. A finales de mayo, sus apariciones se convirtieron en una frenética carrera por demostrar lo preparado que está para el cargo: el 22 de ese mes se reunió con el secretario de Estado, luego se fue a un fórum económico mundial junto al presidente palestino y, poco después, estaba en su tierra celebrando el aniversario de la independencia de Jordania junto a su madre y frente a los dignatarios sobre los que algún día mandará. Las transiciones de concepto dinástico a figura pública se forjan así.

¿Será tan dado al papel cuché como otros en su familia?

Depende de la reina que elija: son ellas, Rania y Noor, las que han llevado a la familia al cuché con sus estilismos y sus causas a favor de niños y mujeres. Pero eso era antes de que les llovieran críticas con decreciente disimulo por parte de la población a causa de los excesos que ahora se llevan con más discreción. La lógica dicta que Hussein mantendrá esa circunspección cuando le toque reinar. Pero también que, hasta entonces y desde ahora, el interés mediático de la familia recaerá sobre él.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS