Dos mil personas protestan ante la sede del PP en Madrid

Alrededor de dos millares de personas, convocadas por varios colectivos, se concentran contra la corrupción Un grupo de personas ha seguido con la protesta en dirección hacia la Puerta del Sol Además de ante la sede nacional del PP, se han convocado concentraciones en más de 30 ciudades

FOTO: PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP) | VÍDEO: EL PAÍS - LIVE! (reuters_live)

Más de dos mil personas se reunieron en la barbacoa destituyente convocada ante la sede nacional del PP en la calle Génova por las diferentes plataformas creadas tras el movimiento del 15M. Los asistentes, de todas las edades, mostraron su indignación por la crisis política que vive el país y la asfixiante situación económica. “Los verdaderos chorizos están dentro [por la sede del PP]”, exclamaba el ingeniero Carlos Buey, de 61 años. Los que se posicionaron en las primeras filas tras la valla colocada por la policía tiraron decenas de rollos de papel higiénico mientras coreaban consignas como “ladrones”, “menos policía y más educación”, “no es un gobierno, es una mafia” y “no hay pan para tanto chorizo” entre otros.

Esas primeras filas fueron tomadas por ciudadanos como Maria Isabel García, de 59 años, que afirmaba que Bankia “ha estafado con las preferentes” a su padre, de 84. También estuvo David Hernández, de 22 y estudiante de relaciones internacionales. Hernández exigía ayer una reforma del sistema político y de la ley electoral. “La solución pasa por tener partido abiertos, es la única manera de acabar con la corrupción”, reclamó.

La policía cortó al tráfico la calle Génova desde las siete de la tarde, por lo que ni vehículos ni personas pudieron acceder a los 700 metros que separan la plaza de Colón de la de Alonso Martínez, que es donde se desarrolló toda la protesta. Entre los manifestantes, de todas las edades, se mezclaban pancartas con mensajes como dimisión y elecciones, por falso y ladrón, PP dimisión, y alguno en inglés como el que rezaba Political Corruption Spain mark, para decir “corrupción política marca España”.

A última hora de la tarde, un numeroso grupo de personas atravesaba la calle Hortaleza con la intención de llegar a la Puerta del Sol para proseguir con la protesta. Alrededor de las diez y media, unos 300 cortaron la Gran Vía madrileña y provocaron largas colas de vehículos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS