Un ‘tour real’ para apoyar el medio ambiente

Los Reyes y sus dos hijas visitan, sin protocolos ni autoridades, la finca Raixa para mostrar su compromiso con el patrimonio histórico y rural

Los Reyes, junto a sus dos hijas, durante su visita el lunes por la mañana a la finca Raixa, en Palma.Foto: atlas | Vídeo: ENRIQUE CALVO (REUTERS) | ATLAS

"¿Dónde está Marivent?", insistió a los Reyes la princesa Leonor, ante una pantalla gigante e interactiva donde se veía la imagen aérea de la sierra mallorquina de Tramontana. Leonor y su hermana, la infanta Sofía, a 12 kilómetros de la costa y del palacio que habitan los veranos en la bahía de Palma, observaron las diferentes realidades de la naturaleza y la geografía de una pequeña isla, la sierra y la costa montañosa que dominan el norte de Mallorca. Las dos niñas, con su madre de tutora, jugaron en una pantalla en la construcción audiovisual de una pared seca, los muros clásicos que configuran el nervio de la agricultura y el paisaje mediterráneo insular.

Las escenas ‘privadas’ de la Familia Real sucedieron esta mañana en Raixa, la monumental finca rural, propiedad pública desde 2002, que es uno de los iconos del espacio protegido de la cordillera y sus comunidades, que son Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El rey Felipe VI, la reina Letizia, con sus hijas, Leonor y Sofía, quisieron expresar, según la Zarzuela, su compromiso con el medio ambiente y el patrimonio histórico y rural. De ahí la visita privada –ante 70 reporteros-, que efectuaron a los jardines y al centro documental de Raixa, una de las puertas de la Tramontana. En apenas una semana, el Rey ha estado hasta en ocho ocasiones distintas ante las cámaras, en actos oficiales, sociales y privados. Tres veces estuvo acompañado de la Reina, y dos por sus hijas. En tres jornadas, la familia acabará el veraneo en Marivent.

Los reyes se reunieron en Raixa –sin autoridades ni protocolo- con un grupo de 14 voluntarios que trabajan en la repoblación de la sierra tras el voraz incendio de Andratx, en el verano de 2013. Los cooperantes fueron interrogados sobre los sentimientos al ver quemar su entorno y cómo se han organizado para su tarea solidaria. En los dos veranos anteriores los entonces Príncipes de Asturias y sus hijas fueron a Esporles y a Sóller, otros dos enclaves del entorno montañoso y turístico.

En apenas una semana, el Rey ha estado hasta en ocho ocasiones ante las cámaras, en actos oficiales, sociales y privados

Raixa, del cardenal a la modista de fama

La finca mallorquina tiene mucha historia, fue diseñada por su propietario el cardenal Antoni Despuig en el siglo XVIII, ha sido escenario de grandes obras pictóricas (de Santiago Rusiñol) y de la película Bearn, de Jaime Chávarri, sobre la icónica novela de Llorenç Villalonga.

Raixa está siendo rehabilitada desde que hace 12 años. En 2002, el Estado hizo valer su derecho de compra por retracto –es Bien de Interés Cultural- para evitar que fuera propiedad de quien la había adquirido, la famosa modista Jill Sanders que estaba dispuesta a legarla a su muerte.

La compra de Raixa fue una operación del entonces ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, y su socia, la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar [ambos políticos cumplen penas en prisión por corrupción por casos relacionados con su gestión].

El monumento y sus jardines han costado, por compra y restuaración, 22 millones. La titularidad es  de la Fundación Biodiversidad junto con el Consell de Mallorca; la adquisición costó 8,4 millones: otros tantos se invirtieron en la restauración del edificio y más de cuatro millones en los jardines.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS