Viñeta
Las ilustraciones y dibujos (sean de humor o no) se consideran elementos de opinión y, por tanto, responden al criterio de sus autores

Candidatos para ganar

La lista del PSOE a la Comunidad de Madrid es una mezcla sabiamente hecha de personas que pueden dar tranquilidad al partido y de dirigentes con capacidad de gestión acreditada

Las candidaturas para las próximas elecciones municipales y autonómicas de mayo se están cerrando con un grado mayor de primor que en otras ocasiones. Los partidos nunca se han tomado a la ligera las elecciones locales, pero hay algunos elementos en esta ocasión que obligan a tener una actitud más cuidadosa en la confección de las listas.

Por supuesto, se trata de que se huele un cambio de ciclo, que el Partido Popular puede dejar de ser hegemónico al cabo de un largo periodo. Además, la aparición de Podemos y Ciudadanos, introduce nuevas interrogantes que los partidos tienen que valorar.

El Partido Socialista, PSOE, es quizás el mejor ejemplo de eso. Y las candidaturas madrileñas, en concreto.

Veamos la candidatura a la Comunidad de Madrid. Por primera vez, el PSOE ha recurrido a la figura de un intelectual próximo pero independiente para encabezar su lista, Ángel Gabilondo. Para garantizar más que no se trata de un movimiento vacío, de inmediato se ha dejado filtrar el resto de los componentes del equipo de Gabilondo. Es una mezcla sabiamente hecha de personas que pueden dar tranquilidad al partido y de dirigentes con capacidad de gestión acreditada. Hombres y mujeres que llevan años militando, pero que llevan años administrando con éxito distintos aspectos de la administración. No es ninguna bobada señalar que muy posiblemente el número cinco de la lista por Madrid, José Manuel Freire, seguramente sea el mejor experto en salud pública que hay en el país. Carmen Martínez Ten, Mercedes Gallizo y Pedro Zerolo tienen pocas esquinas por las que pueden ser cuestionados.

Con ese bagaje Gabilondo va a hacer frente a una terrible chapuza del PP que tiene que hacer valer una lista compuesta con lo que ha encontrado sin corromper en la Comunidad. Parece ser que la hora del PP, pese a que ha colocado a Cristina Cifuentes, uno de sus mejores valores al frente de la lista, ha llegado a su fin.

Eliminada de la pugna Izquierda Unida, a quien se enfrenta la lista de Gabilondo es a Podemos, que no ha sido capaz de construir para la Comunidad algo tan solvente como lo que ha hecho para el Ayuntamiento.

Es como si hubieran decidido de común acuerdo repartirse los restos del poder popular (si matan al oso, claro). En el Ayuntamiento a la lista Ahora Madrid le han conseguido poner la guinda de Manuela Carmena. Y ahí vienen varias contradicciones que sólo el tiempo resolverá. La primera está en saber qué primará, si la entidad de la candidata o el partido que la aúpa. Pero al margen de eso está que Carmena es una representante inmejorable de la casta, es decir, del 78, es decir, de los enemigos de la gente. Carmena y sus apoyos, no tendrán mayor problema en superar a otras candidaturas de izquierda. Lo difícil es saber si se van a superar a sí mismos.

Pero es lícito preguntarse ahora si Gabilondo o Carmena aguantarían una legislatura en la oposición. Quizá sólo sean candidatos para ganar.

Archivado En

Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

El primer mes por 1€

Suscríbete

Ya tengo una suscripción