El misterio de la plataforma petrolera

Los iraníes siguen como si fuera una serie un caso de corrupción vinculado a Ahmadineyad

¿Puede desaparecer una plataforma petrolera sin dejar rastro? Con el humor que les caracteriza, los iraníes aseguran que sólo si el comprador tiene un halo de santidad. El sarcasmo hace referencia a unas celebradas declaraciones del ex presidente iraní Mahmud Ahmadineyad en las que dijo haber sentido un aureóla sobre su cabeza durante su primera intervención ante la Asamblea General de la ONU en 2005. Y es que el misterio de la plataforma es el último escándalo de corrupción que se atribuye a su Gobierno.

Los hechos, hasta donde la prensa iraní ha sido capaz de establecer, son los siguientes: En 2011, durante el segundo mandato del controvertido político, la Organización de Instalaciones Marítimas (OIM), dependiente del Ministerio de Transportes, compró una plataforma petrolera por 78 millones de dólares (en aquel momento, unos 56 millones de euros) a una empresa turca. Era la primera vez en tres décadas que una compañía extranjera vendía una estructura de ese cariz a Irán. Como es habitual para estas operaciones, se pagó un 20% al hacer el pedido y el 80% restante a la entrega. Pero cuatro años después, nadie sabe dónde está la plataforma.

El nuevo ministro del ramo, Bijan Namdar Zangeneh, ha confirmado que su departamento está buscando la instalación encargada durante el Gobierno anterior. Su predecesor, Rostam Ghasemi, pasa la pelota a la OIM. “Si ha habido alguna irregularidad, que intervenga el poder judicial”, se desentiende.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Diversas fuentes han situado la plataforma en Qatar, e incluso en México. Lo que parece claro es que nunca se entregó a su comprador. Según un empresario del sector, seyed Hamid Hoseini, tampoco el vendedor ha recibido el pago; los intermediarios se han quedado el dinero.

El bochornoso incidente, el último en salpicar a la Administración de Ahmadineyad, ha motivado que el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, encargue una investigación a la comisión de Energía de la Cámara. Sin esperar a las conclusiones, uno de sus miembros, Abbas Soltaní, ya ha adelantado que la plataforma sólo existe sobre el papel y que el misterio se reduce a averiguar quién se ha llevado el dinero

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Corresponsal para los países ribereños del golfo Pérsico, ahora desde Dubái y antes desde Teherán. Especializada en el mundo árabe e islámico. Ha escrito El tiempo de las mujeres, El Reino del Desierto y Días de Guerra. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS