Benavides: “Muchos amigos escritores están considerando dejar Cataluña”

Jorge Benavides habla sobre el atractivo de Barcelona para los escritores latinoamericanos

El escritor Jorge Eduardo Benavides en 2003.
El escritor Jorge Eduardo Benavides en 2003.Bernardo Pérez

El escritor peruano Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, 1964) vivió en Tenerife por más de diez años, hasta su mudanza a Madrid en 2002. Ha recibido el premio de cuentos José María Arguedas en Perú y el Torrente Ballester en España. Fue finalista del premio de novela Rómulo Gallegos en 2003. En esta entrevista habla sobre el atractivo de Cataluña para los escritores latinoamericanos, en medio del debate independentista.

¿Por qué no consideró irse a Barcelona, que, con el antecedente del boom, parecería un destino tan deseable?

Más información
OPINIÓN | Perdiéndonos la fiesta. Santiago Roncagliolo
Cárdenas: “Mi solidaridad va hacia el nacionalismo catalán plebeyo”
Renato Cisneros: “Barcelona se está convirtiendo en un circuito hostil”
Aurelio Major: “Los escritores debemos sospechar de toda lealtad tribal”
Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Barcelona fue mi consideración primera. Es una ciudad de gran raigambre cultural, fascinante y donde tengo muchos amigos. Además, siempre fue un polo muy atractivo para los escritores hispanoamericanos. Pero hoy por hoy me sería muy difícil imaginar mi vida allí, habida cuenta de que mi trabajo está íntimamente relacionado con la enseñanza de la creación literaria en español. De hecho, muchos amigos escritores hispanoamericanos que viven allí están considerando marcharse de esta Cataluña cada vez más ensimismada. Y yo les animo a que vengan a Madrid, claro. Esta es una ciudad abierta, plural y llena de oportunidad para los escritores de Hispanoamérica. Y de todo el mundo, en realidad. Ese es su gran valor.

¿Por qué eligió Madrid para establecerse y desarrollar su trabajo allí?

Llegué a España hace casi 25 años y me instalé en Tenerife, pensando luego afincarme en Barcelona. Me parecía la gran ciudad para un escritor hispanoamericano. Muchas peripecias burocráticas hicieron que la estancia en Tenerife se dilatara cerca de 11 maravillosos años y para ese entonces publiqué mi primera novela con Alfaguara. Juan Cruz fue mi primer agente literario y me sugirió que, de dejar Tenerife, me instalará en Madrid. Así lo hice y la verdad, no me arrepiento. Es una ciudad amable y cosmopolita como pocas. De hecho, la recomiendo siempre a los amigos que piensan instalarse en España.

¿Cuáles son las ventajas de ser escritor en esta ciudad?

Las ventajas de Madrid son innumerables para un escritor, no solo por la oferta cultural, las editoriales, las agencias y en general el gran numero de escritores que viven aquí, sino porque, en lo personal, siempre he encontrado facilidades para dictar talleres y cursos de creación literaria, que es a lo que me dedico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS