Revista Sábado

Españoles de éxito en California

Miguel Ángel Silvestre y Álex González se han mudado este año a la meca del cine y la televisión para cumplir el sueño americano

Los actores Álex González y, a la derecha, Miguel Ángel Silvestre.
Los actores Álex González y, a la derecha, Miguel Ángel Silvestre. DAVID VEGAL/corbis

¿Qué tienen en común Álex González y Miguel Ángel Silvestre? Ambos son actores de éxito, la crítica aplaude sus trabajos y los dos se han mudado a Los Ángeles para cumplir el sueño americano. En California, uno de los paraísos surferos de EE UU, disfrutan de este deporte al que son aficionados, así como de un cierto anonimato que no tienen en España. Silvestre y González están en la cresta de la ola —profesional— y ya se han hecho un pequeño hueco en la meca de la industria del cine y la televisión estadounidenses.

Miguel Ángel Silvestre (Castellón, 1982) forma parte del reparto de Sense8, el proyecto de los hermanos Wachowski, los creadores de Matrix. El intérprete encarna a Lito Rodríguez, un actor homosexual que mantiene su identidad oculta para proteger su carrera. Un papel que difiere mucho del Duque de Sin tetas no hay paraíso o del Alberto Márquez de Velvet. El traslado a Los Ángeles precipitó su salida —para desdicha de sus miles de fans— de la tercera temporada de esta exitosa serie de Antena 3, y es que los cambios profesionales también acarrean ciertos sacrificios. “Estoy en un buen momento, no solo en lo profesional, también estoy a gusto conmigo mismo”, afirmó el actor en una entrevista con Elle.

El actor Alex González en entrevista digital en EL PAÍS.
El actor Alex González en entrevista digital en EL PAÍS.Ricardo Gutiérrez

Quien sí pospuso su salida de España hasta cerrar la tercera temporada de El Príncipe, que estrenará la segunda parte de su última entrega en 2016, fue Álex González (Madrid, 1980). Él debutó en EE UU en 2011, con un papel en X-Men: primera generación, y tuvo que rechazar otro en Los 33, la historia de los mineros chilenos que quedaron atrapados tras un derrumbe, por no poder compaginar su agenda laboral. Activo en las redes sociales, el actor —que avisó antes de su marcha que su deseo era mejorar el inglés— utiliza este medio para dar pistas sobre su nueva vida en Los Ángeles. Sigue entusiasmado con su aventura en Madagascar junto a Jesús Calleja, capítulo que se emitió a finales de octubre; comparte protagonismo con David Beckham como embajador de Haig Club, el whisky del esfutbolista; y hasta tiene una nueva mascota, un perrito llamado Dane. Pero González mantiene que España es su base de operaciones, donde tiene dos rodajes pendientes: Órbita, que comienza en enero, y El aspirante, que lo hará en primavera. Al menos por un tiempo, este profeta regresa a su tierra.

View this post on Instagram

With my new best friend, Dan. 📷 by @flynnskye

A post shared by Alex Gonzalez (@alexgonzalezact) on

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS