Madrid Fashion Week

Dilema en la pasarela: ventas o ego creativo

El debut de ManéMané y la consolidación de Juan Vidal marcan la segunda jornada de la Fashion Week Madrid

Desfile de Juan Vidal.
Desfile de Juan Vidal. Francisco Seco (AP)

"Diseño lo que mi cliente quiere. Ya no hacemos locuras, porque el diseño conceptual no vende”. Moisés Nieto ha presentado este sábado su octava colección desde que se instauró en el calendario de la Madrid Fashion Week. Atrás queda su uniformede diseñador emergente y su Premio L’Oreal a la mejor colección de Ego en 2012, un trabajo en el que los hábitos de monja eran su fuente de inspiración. Los cinturones de castidad y el negro absoluto de entonces han dado paso a una silueta mucho más internacional, amplia y anclada en décadas pasadas que, según el modisto ubetense, se entiende mejor fuera.

“Focalizo mi trabajo en la venta. Y en el extranjero, concretamente en Japón, donde vendo el 80% de mis colecciones”, afirma Nieto. En esa carrera de fondo por traducir el talento en ventas y situarse en la industria, Miguel Becer apuesta por la otra cara de la moneda: “Voy a por todas, sin miedo, a pasármelo bien. Quería hacer un show que llamara la atención”. El diseñador de ManéMané ha debutado este sábado en el calendario oficial de la Mercedes-Benz Fashion Week, tras su paso por el Ego de Cibeles, con una colección dominada por retales de prendas rescatadas del olvido que cimientan un nuevo comienzo. Un ejercicio de deconstrucción, en ocasiones ejecutado con fuerza y gran frescura como sus vaqueros con aberturas laterales y con su logo maximizado, frente a otras en las que ha dominado su faceta como estilista sobre la de creador.

Desfile de Moisés Nieto.
Desfile de Moisés Nieto.Angel Díaz (EFE)

“Muchas de las prendas son únicas. La colección no se va a producir en su totalidad. Todavía vendo muy poco, estamos presentes en lugares exclusivos como Dover Street Market de Nueva York, donde se entiende mejor mi producto”, ha asegurado Miguel Becer. El ganador de la última edición de los premios Who’s Next, que promueven el talento joven en España, comenzó su andadura profesional al lado de nombres consolidados como Amaya Arzuaga o Ángel Schlesser. “Este premio ha aportado credibilidad y repercusión mediática a mi trabajo. Aunque no sé si ha sido definitivo para entrar en Cibeles, porque yo lo había intentado antes en varias ocasiones. En noviembre me llamaron para cubrir un hueco, si no se produce una vacante no entras”, explica el modisto.

Luke Leandro Cano es uno de los nombres ausentes de esta edición, marcada por un relevo generacional que comenzó en el 2014 con la inclusión de nuevos fichajes a su calendario. Es el caso de Juan Vidal (Elche, 1980), que ha afrontado su desfile con la noche como hábitat natural. El creador incorpora elementos clásicos de la seducción y el fetichismo como la rejilla, las botas altas o el estampado de leopardo. Una colección sencilla a primera vista, pero de extrema complejidad al tacto. “He vuelto a mis inicios. Todas las costuras están trabajadas con seda, juego con torsiones de hilo y en una misma pieza conviven varios cambios de texturas”, explica Vidal.

Desfile de Ana Locking.
Desfile de Ana Locking. Francisco Seco (AP)

El microbordado, que protagonizó su anterior colección, resurge en su propuesta para el próximo otoño-invierno en vestidos que precisan 17 metros de tul para su confección, acompañados de piezas de factura inédita como los maxiplumones de lamé. “Una colección menor en número, por la complejidad que implica”, apunta Juan Vidal. Además, el diseñador valenciano plantea uno de los grandes dilemas de la feria: su ubicación en un recinto de escasas posibilidades en su puesta en escena.

Otros espacios

Desfile de ManéMané.
Desfile de ManéMané.Angel Díaz (EFE)

“Recuerdos mis primeros desfiles en Madrid Off, desarrollados en salas de ballet o en la antigua fábrica de carruajes de Lamarca. Echo de menos este tipo de espacios para mis colecciones. Creo que sería bueno para Ifema que nos ayudara a hacerlo, y tampoco sería muy costoso. Sé que las instalaciones son un enclave cómodo para la prensa, pero es mucho menos romántico”. La fecha en la que se celebra la cita, que coincide con otras grandes semanas de la moda como la de Nueva York, es otro de los posibles errores a enmendar por la organización que apunta Vidal.

“No tenemos hueco en el calendario internacional, lo que implica perderse muchas cosas. Quizás deberíamos alejarnos por complemento y hacerla en otro momento del año”, añade. En esa descompensación entre calendarios de moda y demandas de producción frente al cambio climático, lanzar este guante está más que justificado.

Disney con la moda española

V. Z.

El homenaje que David Delfín y Ágatha Ruiz de la Prada le rindieron el pasado viernes a David Bowie ha continuado latente en la propuesta de Ana Locking (Toledo, 1970) para el próximo otoño. Blackstar, el último sencillo del cantante recientemente fallecido, puso banda sonora a una colección que laureaba a "todos esos héroes anónimos sin superpoderes que luchamos por salir adelante cada día", afirmó la diseñadora. El espíritu glam del Duque Blanco se revivía en lentejuelas de doble faz, lentillas de colores en los ojos de los maniquís y su clásico pantalón ancho de talle alto que compartía protagonismo con el Pato Donald. "Siempre quise hacer algo con Disney, pero nunca había tenido la ocasión. Elegí este personaje porque es el más antihéroe de ellos. Habla mal, es torpe, no tiene un trabajo seguro. Muchos nos representaríamos en él", añade Locking. El dibujo de Disney, que esta primavera cumple 85 años, se reproduce en forma de globo para transmitir "el sueño perdido de nuestra infancia", añade. Una imagen pop que continúa la relación fructífera entre Disney y la moda española iniciada por Alvarno presentó el pasado otoño una colección inspirada en Star Wars.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS