Paris Hilton y otras estrellas del universo Trump

Kanye West, John Voight y Mike Tyson son parte de un reducido grupo que apoya al presidente electo de EE UU. Clinton se llevó el respaldo mayoritario

Paris Hilton, Kanye West, y John Voight.CORDON PRESS / EPVundefined

Cuando hace pocos días Kanye West anunció en pleno concierto que si hubiera votado lo habría hecho por Donald Trump, el polémico rapero se convirtió en una de las personas más famosas en apoyar públicamente al republicano. Al contrario que la demócrata Hillary Clinton, que utilizó el apoyo de centenares de reconocidas estrellas de Hollywood y de la industria musical para trasladar su mensaje con más fuerza, Trump condujo su campaña en solitario, acompañado de algunos políticos (ni siquiera los referentes de su partido), pero muy pocos famosos de reconocimiento nacional.

Más información
Hollywood contra Trump: el fracaso de los triunfadores
La reacción de las famosas ante la era Trump
Hollywood, en campaña

Clinton, siguiendo los pasos de las campañas de Barack Obama, apeló a las celebridades de Hollywood, que pusieron a disposición de la campaña sus casas para hacer fiestas de recaudación o participaron en mítines con ella. La demócrata se codeó con lo mejor de la meca del cine y utilizó a estrellas como Bruce Springsteen, Katy Perry o Beyoncé para amenizar sus eventos políticos. Para Trump no fue así. No tuvo el apoyo de la comunidad artística estadounidense, que suele inclinarse por el Partido Demócrata, más progresista. Pero tampoco lo necesitó. En sus mítines, él era la estrella, el show. En sus eventos se escuchaban cánticos como drain the swamp o lock her up (arréstenla, refiriéndose a Clinton), en vez de Roar, la canción de Perry en los eventos de la demócrata.

Kanye West, icono del rap en EE UU, forma parte la pequeña excepción de famosos en el bando Trump. La millonaria celebrity Paris Hilton justificó su voto al magnate diciendo que eran amigos desde hace tiempo y le conoció cuando era pequeña. John Voight, actor de renombre, ganador de un Oscar y padre de la actriz Angelina Jolie, también apoyó a Trump. “Es la solución a nuestros problemas”, dijo. Peter Thiel, emprendedor y cofundador de la empresa de pago online, PayPal, y Mike Tyson, conocido boxeador, también abogaron por una presidencia del republicano. Pero hasta ahí llega la lista de los famosos pro Trump. El resto de las celebridades que apoyaron al republicano son, en el mejor de los casos, tímidamente conocidas.

En la convención republicana, en julio de 2016, cuando se presentó a Trump como candidato oficial por el Partido Republicano, la presencia de personas del mundo del entretenimiento ya fue mínima. Se resumió en actores poco conocidos, como Antonio Sabato Jr. o Scott Baio; miembros de un show televisivo de Luisiana, Duck Dynasty; o Dana White, el presidente de una organización de artes marciales llamada Ultimate Fighting Championship. Las estrellas nacionales, sin embargo, sí participaron en la convención demócrata, que contó con discursos de actrices como Meryl Streep, Lena Dunham o America Ferrara.

Un rockero de Detroit, Kid Rock, un cantante de hip hop en decadencia, Aaron Carter, o la presentadora de un reality show de Nueva Jersey, Teresa Giudice, son el tipo de perfiles de los demás famosos que apoyaron a Trump. La mayoría son blancos, algunos no poseen estudios universitarios, son exitosos a nivel local, muchos han participado en reality shows, y todos opinan que el republicano es el más indicado para “encarrilar” el país.

Exmarido de Bullock

Jesse James, un mecánico de Texas que se hizo famoso a través de un programa de coches y motos y por su matrimonio con su exesposa Sandra Bullock, ha dicho de Trump que “respeta al hombre común”, una retórica habitual entre aquellos que votaron al magnate. James dirige un conglomerado de tiendas de coches antiguos. Ted Nugent, cantante blanco de Detroit y cercano al Partido Republicano, también fue de los considerados famosos que le apoyaron. Ha sido guitarrista en numerosas bandas de rock y presentado sus propios reality shows en su rancho de Michigan. Es un activista político conservador, que favorece el uso de las armas, y ha amenazado e insultado a Obama y Clinton repetidas veces. Tila Tequila, otra creación del mundo de la telerrealidad, dice para justificar su apoyo: “Todo el mundo sabe que estoy en contra de las vacunas. Trump también”.

Entre deportistas conocidos, Trump tampoco ha atraído a muchos: una golfista, un jugador de béisbol, un exentrenador y una boxeadora, según la lista de la cadena CBS. En noviembre, el magnate anunció que contaba con el apoyo de Tom Brady, el quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra, uno de los equipos más importantes de la NFL. Aunque Brady nunca ha confirmado esta información públicamente, el jugador sí ha dicho que Trump y él son buenos amigos. El entrenador del equipo, Bill Belichick, fue más claro en su apoyo al magnate. “Has demostrado ser el peleón y competidor, esperemos que mañana puedas hacer América grande de nuevo”, escribió el técnico en una carta a Trump el día antes de las elecciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS