Avance sin precedentes contra las enfermedades olvidadas

La Organización Mundial de la Salud presenta su último informe sobre las enfermedades tropicales desatendidas que afectan a mil millones de personas

De izquierda a derecha: la moderadora Nikiwe Bikitsha, el director ejecutivo de Gilead, John Milligan, la directora de KGaA, Belen Garijo, el ministro de Salud de Etiopia, Yifru Berhan Mitke, el director de Sanofi, Olivier Brandicourt, el vice primer ministro belga, Alexander De Croo, el ministro de Salud de Togo, Mustafa Mijiyawa, el director de Pfizer, Ian Read, el director general de la farmaceútica Novartis, Joseph Jimenez, el director ejecutivo de Eisai, Haruo Naito, y el fundador de Microsoft, Bill Gates, durante un encuentro sobre Enfermedades Tropicales Desatendidas con motivo del quinto aniversario de la Declaración de Londres sobre el asunto en Ginebra, Suiza, el 18 de abril de 2017.
De izquierda a derecha: la moderadora Nikiwe Bikitsha, el director ejecutivo de Gilead, John Milligan, la directora de KGaA, Belen Garijo, el ministro de Salud de Etiopia, Yifru Berhan Mitke, el director de Sanofi, Olivier Brandicourt, el vice primer ministro belga, Alexander De Croo, el ministro de Salud de Togo, Mustafa Mijiyawa, el director de Pfizer, Ian Read, el director general de la farmaceútica Novartis, Joseph Jimenez, el director ejecutivo de Eisai, Haruo Naito, y el fundador de Microsoft, Bill Gates, durante un encuentro sobre Enfermedades Tropicales Desatendidas con motivo del quinto aniversario de la Declaración de Londres sobre el asunto en Ginebra, Suiza, el 18 de abril de 2017. Salvatore Di Nolfi (EFE)
Más información
“De África saldrán las epidemias del futuro”
Jugar a la evolución (3)
El peligro acecha fuera (2)
Guerra a campo abierto contra al mosquito

Alguna de ellas, como la enfermedad del sueño o la elefantiasis, causaron verdaderas plagas en el pasado. Hoy, por fin, se han conseguido “avances sin precedentes para doblegarlas”. Lo anuncia Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la presentación el miércoles 18 de abril del último informe sobre las 18 Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), bajo el título Integración de la lucha contra las ETD en la salud y el desarrollo mundiales.

Este grupo de enfermedades aún afecta a más de 1.000 millones de personas en todo el mundo, causándoles discapacidad grave y deficiencias de por vida. La mayoría de ellas se originan en entornos de escasos recursos, sin acceso a agua potable o servicios de higiene y saneamiento. Pero las personas afectadas se encuentran en todo el mundo y constituyen un reto gigantesco de salud global.

Según la doctora Chan, que se encuentra al final de su mandato al frente de la OMS, “en los últimos 10 años, una de las alianzas mundiales más eficaces de la salud pública moderna ha conseguido evitar secuelas discapacitantes y rescatar de la pobreza a millones de personas”. Escoltada por el ex secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, y por el multimillonario filántropo Bill Gates, presidió esta mañana la reunión de socios globales de la OMS para las Enfermedades Tropicales Desatendidas donde se revisaron los avances conseguidos durante la última década y los compromisos que un grupo de socios firmaron en 2012, en la llamada “Declaración de Londres”, para apoyar la hoja de ruta de la OMS con vistas al control y eliminación en 2020 de un grupo de 10 ETD.

Éxitos de la quimioterapia preventiva

Que sólo en 2015 se pudiera tratar a 1.000 millones de personas contra al menos una de las ETD, fue gracias al tratamiento profiláctico a gran escala en poblaciones de riesgo, también conocido como quimioterapia preventiva. Ese año, más de 550 millones de personas recibieron tratamiento para la filariasis linfática (o elefantiasis). Se alcanzó una cobertura del 59,3% de la población afectada, la más alta de la historia de esta enfermedad, gracias a los programas de distribución masiva de medicamentos. La elefantiasis ataca al sistema linfático, produciendo hipertrofias dolorosas y discapacidades graves. A principios de este siglo había 120 millones de personas con la infección. Actualmente, 300 millones ya no necesitan tratamiento preventivo. Varios países ya han empezado a eliminar la enfermedad, como Togo, el primero de África subsahariana en lograrlo.

La OMS llamó a facilitar más recursos necesarios para llegar a los objetivos marcados para 2020 y 2030

“El caso de Togo representa un hito para toda África”, enfatizó Dirk Engels, del departamento para el Control de las ETD de la OMS. “Demuestra que la implementación conjunta del tratamiento a gran escala para las poblaciones afectadas y el manejo de la morbilidad se puede llevar a cabo para eliminar otra enfermedad tropical desatendida evitable”.

Del mismo modo, la OMS espera que se sumen más actores para lograr un mayor apoyo en intervenciones que integren las ETD en los sistemas nacionales de salud y se alcance la cobertura universal, como se señala en los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. Para ello el informe de la OMS plantea dos grandes tareas: eliminar la transmisión de las ETD y garantizar el acceso a la atención para todas las personas que viven con una de estas enfermedades.

La hora de la verdad: compromisos de algunos donantes

Ante el llamado de la doctora Chan a colaborar en la lucha contra las ETD, algunos de los actores más influyentes que estuvieron presentes en la sala tomaron la palabra para anunciar sus nuevos compromisos:

Reino Unido, representado por Lord Bates, ministro del Departamento para el Desarrollo Internacional, informó de la intención de su país en liderar la lucha contra las ETD. Como prueba de ello anunció una financiación que superará en más del doble su asignación anual para los programas de lucha contra las ETD durante los próximos 5 años. Ese ayuda protegería a 200 millones de personas de los estragos de enfermedades como el tracoma, gusano de Guinea y la ceguera de los ríos (oncocercosis) en países como Etiopía, Sudán, Bangladesh e India. Se trata de una inversión de 360 millones de libras que incluye ayudas para la investigación en nuevos tratamientos.

Las personas afectadas se enfrentan a la falta de fondos, los conflictos y las barreras en el acceso al tratamiento

Por su parte, Bill Gates, en nombre de la Fundación Gates, anunció 335 millones de dólares durante los próximos cuatro años. “Ello incluye 42 millones para apoyar los esfuerzos de erradicación de la enfermedad del gusano de Guinea (dracunculiasis), que esperamos sea la próxima enfermedad parasitaria erradicada”, destacó Gates.

Y por último, el ministro de Cooperación al Desarrollo de Bélgica, Alexander De Croo, anunció su ayuda para la erradicación de la enfermedad del sueño. “Las herramientas actuales permiten pensar que estamos cerca de lograrlo” señaló. Bélgica se compromete pues a donar 25 millones de euros durante los próximos ocho años para esa enfermedad.

La OMS llamó a facilitar más recursos necesarios para llegar a los objetivos marcados para 2020 y 2030. La limitación de fondos, así como de la capacidad para llevar a cabo sistemas de seguimiento y vigilancia eficaces, los diversos conflictos en países que habían avanzado y las barreras al acceso a los servicios sanitarios que varían entre la pobreza y la estigmatización ponen en jaque a las poblaciones afectadas. El objetivo, como remarcó en la clausura de la reunión la doctora Chan es que “no debemos dejar a nadie atrás”.

Gates pide más inversión

El multimillonario y filántropo estadounidense Bill Gates ha pedido más inversores para luchar contra las enfermedades tropicales desatendidas en el mundo (NTDs). "Necesitamos un abanico más amplio y profundo de inversores para continuar proporcionando soluciones innovadoras de medicamentos contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas, de manera que podamos alcanzar el objetivo de llegar al 90% de las personas que necesitan tratamientos en 2030", señaló Gates.

"Sé que es posible", añadió el estadounidense en alusión a las donaciones que ya se han anunciado por un valor de 812 millones de dólares en torno a las jornadas que se celebran en Ginebra sobre las NTDs. En 2012, la OMS, donantes privados, fundaciones benéficas y 13 compañías farmacéuticas se comprometieron en Londres a hacer todo lo posible para controlar, eliminar y erradicar para 2020 diez de las 18 NTDs, que afectan a unos 1.500 millones de personas en el mundo. Las farmacéuticas han donado en los últimos cinco años 7.000 millones de tratamientos y aspiran a duplicar esta cifra hasta 14.000 millones en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS