¿Un partido partido?

A la vista del resultado de la recogida de avales para las primarias del PSOE, está claro que Susana Díaz y Pedro Sánchez tienen al partido dividido en dos mitades irreconciliables. En un análisis objetivo, frío y racional,ninguno de los dos puede ser un verdadero líder de la otra mitad. Sé que es mucho pedir pero, sin perderse en disquisiciones sobre quién de los dos es más culpable de la situación actual, creo que demostrarían verdadero amor a su partido si ambos renunciaran y dejaran a Patxi López intentar soldar las fracturas y recomponer un partido útil.— Txema Báez. Madrid.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS