Vídeo| El día que el central de la Juventus se derrumbó al contar la enfermedad de su hijo

"He pasado noches sin dormir por fallar un penalti. Hoy sé que eso no es importante: lo importante es cuando se llevan a tu hijo al quirófano", dijo Bonucci

Este vídeo recoge el momento en el que Bonucci se quiebra al contar la enfermedad de su hijo.

Hace poco más de una semana se cerró el círculo. Bonucci acababa de ganar la liga italiana con su equipo, la Juventus. Había pasado, probablemente, el peor año de su vida, en el que incluso se llegó a plantear dejar el fútbol. La enfermedad de su hijo era la prioridad. Pero después de una temporada de preocupaciones, ese era el momento de celebrar que todo había terminado bien. Todavía en el campo, el central colocó la medalla de ganadores en el cuello de su hijo Matteo, de tres años. Después le dijo algo al oído. "Matteo es nuestro campeón. Ha ganado el partido más difícil", afirmó el jugador.

Todo empezó en octubre de 2016, cuando el aguerrido central italiano se derrumbó en una rueda de prensa. Hoy los aficionados ven en Leonardo Bonucci (30 años, Viterbo, Italia) como un hombre infranqueable. Es el jefe de la defensa más acorazada de Europa y uno de los centrales más en forma del momento junto con Sergio Ramos y Godín. Su equipo, la Juventus, solo ha encajado tres goles en esta última Champions y esta noche puede hacerse con su tercera Copa de Europa. Con permiso del Real Madrid, claro. Pues bien: toda esta fortaleza se vino abajo aquel día de octubre de 2016 cuando no pudo reprimir las lágrimas rodeado de periodistas.

Bonucci con su pareja, Martina Maccari, y sus dos hijos: Matteo (izquierda), tres años, y Lorenzo, de cuatro años. Están en el partido de la Juve del 21 de mayo, celebrando la liga italiana. La foto la publicó Maccari en su Instagram.
Bonucci con su pareja, Martina Maccari, y sus dos hijos: Matteo (izquierda), tres años, y Lorenzo, de cuatro años. Están en el partido de la Juve del 21 de mayo, celebrando la liga italiana. La foto la publicó Maccari en su Instagram.Instagram

El jugador de la Juve (padre de dos hijos, Lorenzo, de 4 años, y Matteo, de 3, junto a su mujer Martina Maccari), se quebró al hablar de la dolencia que sufría el pequeño Matteo: "Lo que ha sucedido me ha hecho más fuerte. Quiero dar las gracias a mi hijo y a mi esposa, porque hemos afrontado una época dura y seguimos luchando juntos contra ella. Son momentos en la vida que te hacen crecer, que te hacen ver realmente lo que es relevante. La importancia de lo que te pasa en la vida es mucho más que un mal pase”, contaba en la prensa el jugador, entre lágrimas. "Pero cuando estás bien del corazón y la cabeza puedes afrontar cualquier cosa", añadió.

Bonucci ha renunciado a los 13 millones de euros por temporada que le ofrecían equipos como el Manchester City o el Chelsea por el bien de la salud su hijo pequeño: quiere estar en su país, Italia, donde le han tratado. Hace un año, operaron a Matteo para quitarle una hernia inguinal. Una intervención aparentemente sencilla que se complicó y tuvo que pasar de urgencia por el quirófano una segunda vez. El futbolista no ha dado más detalles sobre la enfermedad de Matteo, pero según las declaraciones del jugador, el pequeño está mejorando. "Matteo está bien, se está recuperando y esta noche ha venido a verme al partido", declaraba hace unas semanas.

Si para algo le ha servido pasar por este calvario familiar ha sido para aprender a relativizar: "He pasado noches enteras sin dormir por haber fallado un penalti. Hoy sé que eso no era importante: lo realmente importante es cuando se llevan a tu hijo al quirófano", reflexiona Bonucci.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS