Porque lo digo yo
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La resiliencia

Me gustaría explicarle que, por fin, en 2017, el mundo es feminista. Y que espero que ya no tenga que volver a sentir esa profunda soledad

Mujeres supervivientes de violencia de género en Colombia.
Mujeres supervivientes de violencia de género en Colombia.CORTESÍA JUAN MANUEL VARGAS (EL TIEMPO)

Cuando llegué a Colombia empecé a escuchar una palabra que hasta ese momento leía y usaba poco: resiliencia. Pregunté por qué se repetía tanto. Qué sucedía en Colombia para que no sonara a manual de autoayuda. Aquí va la historia de una valiente mujer colombiana: la mejor respuesta que he encontrado a tantos interrogantes.

Conocí a Olga Lucía Iglesias en un hotel en Tumaco, una de las ciudades más pobres de Colombia. Me dijo que para contarme su historia nos teníamos que sentar en un lugar tranquilo, sin mirar el reloj. Al lado de una piscina, en mitad de la noche, comenzamos a charlar.

Olga Lucía no conoce otra forma de vida que la guerra. Su marido fue asesinado por la guerrilla. Cuando huyó en busca de sustento, fue raptada y violada por 10 paramilitares a la salida del trabajo. Volvió a escapar, se enamoró, tuvo un tercer hijo y su segunda pareja la maltrató. Otra vez a desaparecer.

El día que conversamos, Olga Lucía se había convertido en una lideresa en su nueva ciudad de acogida. Ayudaba a otras mujeres a buscar ayuda psicológica y legal, la que durante tiempo ella se negó a pedir. Le aconsejaron que en estos casos siempre es mejor el silencio.

Al terminar, le di las gracias por contarme su historia. “Gracias a ti, que me escuches me da dignidad”, me respondió.

Ahora que se acaba el año me he acordado de Olga Lucía. Me gustaría explicarle que, por fin, en 2017, el mundo es feminista. Y que espero que ya no tenga que volver a sentir esa profunda soledad.

Sobre la firma

Ana Marcos

Redactora de Cultura, encargada de los temas de Arte. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue parte del equipo que fundó Verne. Ha sido corresponsal en Colombia y ha seguido los pasos de Unidas Podemos en la sección de Nacional. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS