TentacionesTentaciones

North State, los hermanos que te reconciliarán con la electrónica (y la música en general)

Estrenamos el videoclip de 'Can't forget you', el segundo tema del dúo catalán, dirigido por el artista Mario Sanz

Mario Sanz dirige el segundo tema de North State. "El amor es la única forma en la que los humanos pueden curar su soledad. Al comienzo del videoclip, dos tiradores de esgrima (un hombre y una mujer) están completamente aislados el uno del otro: son dos figuras de las que apenas vemos sus rostros. Sin embargo, cuando se sitúan el uno frente al otro, combaten en una lucha en la que al tocarse sí se hieren", explica el director.

Un día Pau fue a ensayar pero nadie más apareció por allí. No era la primera vez que le daban plantón y hablándolo con su hermana, descubrió que tampoco era al único. "Es como que todo el mundo lo quiere petar pero nadie quiere trabajar en serio", explica Laia Vehí, la otra mitad de North State, el dúo de Figueras que nació de esa conversación y que ha supuesto un respiro para ellos y un soplo de aire fresco en la escena electrónica.

I Know you fue su carta de presentación, tras muchos emails cruzados con bases y voces (Pau vive en Figueras y Laia en Barcelona), pruebas en el sótano de su casa y bajo el respaldo del sello Club Ruido. Un tema pop en el que mezclan todo lo que les gusta con el fin de consolidar su sonido: Flume, R&B, hip hop o electrónica experimental. Luego vendría Can´t forget you, un corte mucho más minimalista y orgánico, y el videoclip que estrenamos hoy dirigido por Mario Sanz. Porque North State va más allá de la música, se trata de un proyecto artístico en el que cuidan todo al detalle, desde el beat más simple hasta la imagen que lo ilustra. Y si el amor está presente en sus canciones, la palabra honestidad se repite varias veces cuando hablan de su trabajo.

Mario Sanz dirige el segundo tema de North State. "El amor es la única forma en la que los humanos pueden curar su soledad. Al comienzo del videoclip, dos tiradores de esgrima (un hombre y una mujer) están completamente aislados el uno del otro: son dos figuras de las que apenas vemos sus rostros. Sin embargo, cuando se sitúan el uno frente al otro, combaten en una lucha en la que al tocarse sí se hieren", explica el director.

Berta Pfirsich

Con solo dos temas editados ya os han nombrado la esperanza del pop electrónico. ¿Se siente presión?

Laia: Hemos sacado dos singles y la respuesta que nos están mostrando algunos medios y la gente nos flipa porque nosotros queremos tocar y hacer arte. North State no es solo una banda de música, que sí que lo es, pero nos gusta pensar en la imagen, en conceptos… Es nuestra forma de expresión, le tenemos respeto y nos gusta trabajar en ello. ¿Presión? Bueno, nosotros solo queremos sonar bien.

Pau: Mola mucho que te den feedback de sitios que tú lees porque te mola la música que te enseñan, pero al final no lo haces por ellos, lo haces por ti, porque hacer esta música te supone un desafío. Lo que mola es la música.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo en el ámbito musical?

Pau: Yo me acuerdo de escuchar la radio en casa, pero no me acuerdo ni de empezar… Laia me regaló una guitarra en Navidad cuando tenía 12 años, pero no me acuerdo de más. Tampoco tenemos una familia muy musical que digamos, pero siempre nos ha gustado la música.

Laia: Yo me acuerdo que de pequeña me dio como una fiebre para que mi madre me apuntara a coral. Tenía como doce años cuando me apuntó y para mí esas clases eran… No te creas que hacíamos gran cosa, pero me lo pasaba tan bien, era tan feliz.

"Más allá de toda esta superficialidad, que también nos gusta y también estamos en ella, en las canciones nos gusta decir la verdad"

En los temas que habéis lanzado se nota que os complementáis muy bien, ¿pero qué es lo bueno y lo malo de tocar entre hermanos?

Laia: Yo creo que lo bueno es que no hablamos nada; a nivel de estilo o de conceptos artísticos, no sé si es que venimos del mismo sitio y eso influye, pero nos entendemos bien y eso mola bastante. En las letras incluso decimos cosas diferentes, pero suena como si dijéramos lo mismo. Lo malo es que cuando discutimos, somos hermanos. Respiramos y nos calmamos, pero podríamos tirarnos algo tranquilamente (risas).

Os han etiquetado en electrónica, R&B, pop... ¿vosotros cómo definiríais vuestro sonido?

Pau: Como estamos empezando, ahora quizá es una mezcla enorme de todas las cosas que nos gustan, sobre todo de electrónica. Una mezcla de Flume, con el hip hop que escuchamos, la electrónica más ambiental… Básicamente es pop, pero también hay algún bombo de trap, algo de música más experimental... Es como coger muchas cosas que nos gustan y mezclarlas. Supongo que con el tiempo ya lo iremos consolidando.

Laia: Tomás de Radio 3 dijo que hacíamos R&B futurista. Es algo que jamás habíamos escuchado, pero a mí me flipó. Encaja bastante con el concepto que tenemos en la mente de North State.

Berta Pfirsich

Por qué North State, ¿en qué sentido engloba el nombre vuestro proyecto?

Laia: Somos de Figueras y aquí siempre decimos que somos del Norte. Cuando Pau me lo dijo me encantó.

Pau: Ese nombre lo tenía en mente para una banda mía, pero no les gustó nada. Lo quería usar y a nadie le gustaba, menos a Laia.

A finales de octubre enseñasteis vuestro primer tema, I know you. ¿Por qué lo elegisteis como carta de presentación?

Laia: Cuando hicimos I Know you fue la primera vez que sentí que habíamos encontrado un sonido propio como banda. Estamos haciendo ya temas nuevos, pero este tiene un mood que va desde lo más nostálgico, de los más downtempo a lo más intenso. Y creo que es una sensación que nos gusta bastante, para mí refleja North State en toda regla, ¿no?

Pau: De nuestros temas nos gustan todos, pero este igual fue como un experimento. Empezó con los acordes de teclado y la voz, y le fuimos poniendo capas y capas hasta acabar en algo muy distinto. Mola porque tiene esas dos partes y puedes disfrutar las dos. También es verdad que fue el primero que acabamos conceptualmente más rápido.

Cant´ forget you tiene una construcción mucho más limpia, más minimalista. ¿sería el otro extremo de vuestro sonido?

Pau: Fue creado de otra manera. Can´t forget you lo hicimos un día aquí, en el sótano de casa de nuestra madre, donde hemos montado una sala de ensayo y vamos probando ideas. A Laia le salieron esos acordes y lo desarrollamos con lo que teníamos, que eran un sinte y una batería analógica.

Laia: Yo creo que es la canción más desnuda, la más lenta que tenemos.

Los dos temas son un poco de corte romántico. ¿En qué os inspiráis a la hora de componer?

Pau: Para componer yo veo muchas cosas que nos afectan de alguna manera. Al final acabas hablando de amor porque te afecta más que otras cosas, pero yo creo que también mezclamos cosas como la moda, la experimentación, salir de fiesta, ver cosas nuevas… Creo que North State está muy inspirado en cosas nuevas que te sacan de la realidad un poco.

Laia: Yo creo que siempre hay un tema que se repite en las letras y mucha gente nos dice que se lo han transmitido las canciones, y es que, como en estos años todo va tan rápido y todo es tan impersonal y tan tecnológico, da la sensación de que en nuestras canciones paramos este tiempo, miramos hacia dentro y decimos la verdad. Es un mundo como nostálgico, en el que todo va muy rápido, pero ¡ey!, estoy aquí ahora y quizá estoy sintiendo algo. Más allá de toda esta superficialidad, que también nos gusta y también estamos en ella, en las canciones nos gusta decir la verdad.

¿Y qué nos podéis decir del videoclip de Can’t forget you?

Laia: Nos gusta hacer colaboraciones con muchas disciplinas artísticas y para nosotros el vídeo es otra forma de trabajar la canción. En el primero trabajamos con Yverz que son unos chicos supertalentosos, brillantes y muy jóvenes de Barcelona. Y esta vez hemos querido trabajar con un director de Madrid que se llama Mario Sanz y nos ha hecho su versión de Can’t Forget you a nivel visual.

Es decir, ¿les dais el tema y total libertad creativa?

Laia: Quizás el próximo videoclip lo hacemos de forma diferente, pero de momento, los dos videoclips que hemos hecho han sido con libertad total. La verdad es que cuando Mario nos propuso la idea de la esgrima nos pareció que encajaba a saco con la canción, superestéreo, que te transmite algo como espacial. El tema de la esgrima es un deporte tan violento pero a la vez tan elegante; nos pareció una buena manera de hablar del amor.

"Cuando Mario nos propuso la idea de la esgrima nos pareció que encajaba a saco con la canción, superestéreo, que te transmite algo como espacial. La esgrima es un deporte tan violento pero a la vez tan elegante, nos pareció una buena manera de hablar del amor"

He visto que también habéis estado colaborando con Ed is Dead.

Laia: Para nosotros Ed is Dead es como un hermano dentro de la industria, nos ayuda en todo y le queremos muchísimo. Le hemos conocimos a raíz de que le escribí por redes sociales porque quería hacer algo con él. La primera idea es que yo hiciera un tema con él, pero luego acabamos haciendo un tema para su disco. Así que me pasó una base y yo le he puesto voz. Por otra parte, con Pau fuimos a su estudio y hemos regrabado y remasterizado un tema que saldrá en unos meses y nos flipa.

¿Cuál es el plan?¿Tenéis pensado sacar un EP?

Laia: De momento, con Club Ruido hemos pensado sacar single a single, y así lo vamos a seguir haciendo si es que no se cambia la estrategia por algún motivo. 

¿Cada tema lo vais a plantear como una pieza de arte o existe un concepto de unión entre todos?

Pau: Ojalá pudiésemos tratar cada tema como una obra de arte…

Laia: ¡Pero no tenemos tanto dinero, chavales! (Risas)

Pau: Estamos muy contentos con haber hecho estos dos vídeos y a partir de ahora iremos entrelazando todo como podamos y empezaremos a tocar lo antes posible. Siempre intentamos que exista una unión entre las cosas que vamos sacando, pero como de momento es una mezcla de muchas cosas y todavía estamos pillando el rollo, igual es un poco diferente uno de otro. También hay gente que dice que lo siente super unificado y eso mola mucho.

Laia: Yo lo encuentro muy unificado. Detrás estamos nosotros y eso es lo único que nos importa.

Vuestro cuidado estético se ve incluso en la carátula de cada tema. El de I know you es mucho más digital, frente al de Can’t forget you, mucho más analógico. ¿También contáis con distintos artistas?

Laia: Para la primera trabajamos con Sidney Latil de Latrini Studio, que nos hizo esa portada que nos encantó y va mucho con nuestro tema y con nosotros. Para este segundo, al ser también mucho más desnudo y con sonidos más orgánicos, elegimos una foto de Pau, que se compró una cámara analógica y ha estado haciendo fotos estos meses. Empecé a mirarlas y como teníamos que hacer la portada en tres días, ví esa foto de su primer carrete -en realidad, es un accidente de foto y si te fijas, lo que hay en medio es un dedo de Pau- y me pareció super bonita. Está como movida, con el flash y unos colores que también son orgánicos y cálidos como la canción. Se lo dijimos a Pedro y en una tarde nos hizo esa portada con la foto.

Y en cuanto a vuestras influencias, ¿qué artistas estáis escuchando ahora?

Pau: Por mi parte, inspirándome en las bases, escucho muchísimo a Flume. También escuchamos mucho hip hop Kendrick Lamar, Anderson Paak, Tyler, The creador, Mura Masa… y también muchas bandas…

Laia: Radiohead, Little dragon, King Krule…

Berta Pfirsich

¿Cómo se lleva el universo de North State al directo?

Pau: Nos ponemos Laia y yo con todos los chismes que podemos llevar al directo. Es como una nave espacial, casi. Como no tenemos coche intentamos ir con los sintes que podemos y unos packs de batería electrónicas. Todo lo demás se tira por el ordenador y cantamos encima. De momento, nuestro directo es un poco el intento de lo que queremos hacer (risas). Ojalá podamos llevar todo y tocar todo en directo.

¿Dónde os gustaría tocar?

Pau: Donde se pueda y en todos lados. Claro que al ser de aquí, el Primavera y el Sónar porque siempre hemos ido como fans al ver a nuestras bandas favorita. Digamos que es nuestro primer objetivo a nivel estatal.

¿Y cuál es vuestra aspiración?

Pau: Para mí, mi sueño es simplemente hacer la música que me pondría un día o que iría a un concierto con todas mis ganas y me dejara la pasta en la entrada. Yo creo que ese es el sueño: intentar mediante la música llegar a sitios a los que no llegaría y conocer a gente increíble.

Laia: Para mí, seguir así de conectados con lo que somos y lo que sentimos, plasmarlo en la música y que eso llegue donde tiene que llegar. Nosotros flipamos cada vez que nos escribe la gente, o que nos da al play. No sé, todo el proyecto es tan honesto que así sí que merece la pena.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS