TentacionesTentaciones

Golpes y bloqueos: estos son los pasos para competir en 'roller derby'

Una aspirante a este deporte femenino de contacto sobre patines nos explica las normas, entrenamiento y requisitos para ser apta

Fotos: Lucía Fernández Muñiz

Todo empezó cuando una amiga me llevó a un partido de Las Gatas. Así, con alusión obvia al gentilicio madrileño, es como se hacen llamar las chicas de Roller Derby Madrid. Me pareció una auténtica locura, un montón de chicas en patines dándose empujones; y a la vez pensé: me gustaría tanto estar ahí dentro...

Unos meses después me compré unos patines. Yo había patinado mucho de pequeña, pero en línea. Para el Roller Derby se usan quads (patines de cuatro ruedas) y cuando me los puse el primer día casi no podía casi tenerme en pie. Y no hablemos de frenar... fui cuesta abajo y me estampé contra una valla.

CONOCE A LAS GATAS, EL SQUAD DE ROLLER DERBY MADRID

Decidí que para comenzar lo mejor sería apuntarme a las clases que dan las chicas de Roller Derby Madrid. La idea era aprender a patinar, el nivel más básico, y pasar el primer examen que te convierte oficialmente en minina. Así llaman a la fresh meat. La cantera, digamos. Todo tiene un protocolo muy concreto y hay que seguirlo al pie de la letra. Tiene sentido porque es un deporte duro y no podemos jugar sin estar seguras de que tenemos las habilidades mínimas y sabemos las reglas. Sobre todo, para no hacernos daño. El Roller Derby es un deporte de contacto.

Tuve que comprar todo tipo de protección antes de empezar las clases: rodilleras, coderas, muñequeras, casco, bucal… Las caídas están a la vuelta de la esquina y con patines duelen bien y es fácil lesionarse. Con toda la equipación, allá fuimos mis compañeras y yo, a preparar el primer examen para entrar en el equipo como fresh meat. Cuando lo superamos (es muy sencillito) empezamos a entrenar para pasar el segundo: habilidades mínimas. Hay que saber frenar de distintas formas, saltar, patinar hacia adelante y atrás y mil cosas más. Con este examen por fin se pueden jugar.

¿Cuándo vas a jugar? Eso es lo que me pregunta todo el mundo. Mis amigos quieren venir a verme y cuando les cuento que estoy en el equipo pero no puedo jugar aún, no entienden nada. Las reglas del Derby no son tan sencillas, no es como ver un partido de fútbol. No hay pelota, la pelota eres tú.

Hay dos equipos que juegan uno contra otro y se sitúan en una pista ovalada. Cada bando tiene cinco jugadoras, una es la jammer y las otras bloqueadoras. Las dos jammers de cada equipo (con una estrella en el casco) tienen que conseguir dar la vuelta a la pista, mientras que las jugadoras del equipo contrario intentan impedirlo. En ese lapso de tiempo se suceden una serie de forcejeos entre todas: caidas, golpes… pero todo con muchísima emoción.

Cuando entrenamos no todo es patinar, hacemos ejercicios de diferentes tipos. Saltos, frenadas, patinaje en grupo o sorteo de obstáculos. Es como una especie de entrenamiento militar y si quieres hacerlo bien, tienes que entrenarte físicamente aparte la resistencia, la fuerza y el equilibrio. Vamos, convertirte en una superwoman. Y es que las chicas de Roller Derby Madrid son unas auténticas superwomans. Y si no me crees, ven a verlas jugar.

El Roller Derby es un deporte especial. Puede parecer agresivo a primera vista, pero es mucho más que eso. Es estrategia. Además el equipo es una auténtica piña. Es lo que más me gusta de esto. Es lo que me hace recorrer una hora en metro para ir a entrenar... Creo que es el único deporte que me ha enganchado en mi vida. Por algo será. 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS