Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

No hablamos de tonterías

El estilo estalinista de control impuesto por Iglesias tiene enormes fugas en Madrid, Andalucía, Cataluña, País Vasco y otras federaciones

El diputado de Podemos, Íñigo Errejón, durante unas declaraciones a la prensa en el Congreso de los Diputados.Video: Fernando Alvarado (EFE). Vídeo: ATLAS

La semana pasada, con su habitual estilo autoritario, Pablo Iglesias lanzaba un mensaje a su organización en Madrid: “Ni media tontería” en la organización de las elecciones primarias. Inmediatamente, sus más cercanos subalternos (Irene Montero, Pablo Echenique, Ramón Espinar...) y el agitador sin cargo Juan Carlos Monedero, hicieron suyas sus palabras en una clara advertencia a Íñigo Errejón: “Ni media tontería...” “media tontería...” “tontería...”. “tería...” sonaba como un eco en las declaraciones y las redes sociales del oficialismo de Podemos. Un eco que reflejaba una amenaza, como la de hace meses del “así no, Íñigo”.

Más información
PABLO IGLESIAS Y JAVIER PÉREZ ROYO
Bescansa ofrece un pacto a Errejón para desbancar a Iglesias de la dirección de Podemos
Ruiz-Huerta a Iglesias: “Con un padrino así, virgencita que me quede como estoy”

Sin embargo, contrariamente a lo que sucedió hace 14 meses en Vistalegre 2, el antiguo número dos del partido y actual secretario de análisis estratégico ganó en su pulso al pablismo madrileño, representado por Espinar, y consiguió que se vote de una sola vez el candidato y la lista completa a las elecciones a la Comunidad de Madrid. Errejón salía vencedor, aunque todavía tendrá que medir sus fuerzas con los anticapitalistas que en su día apoyaron a Iglesias.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Aprovechando esta aparente debilidad del aparato de Podemos, otra de las fundadoras del movimiento que salió del primer círculo de poder antes del Vistalegre 2, ha vuelto a saltar a la arena política. Carolina Bescansa incendió ayer las redes con un documento colgado en su cuenta de Telegram (y luego borrado) en el que ofrece un pacto a Errejón para desbancar a Iglesias una vez que ganen las elecciones de Madrid. Bescansa aspira a transformar la Comunidad de Madrid en el embrión del futuro Gobierno de España; por lo menos, eso dice en su documento.

Errejón, Bescansa y Luis Alegre (del grupo de los cinco fundadores de Podemos), fueron purgados el año pasado por el aparato de poder absoluto de su secretario general. Y con ellos desapareció la estrategia más transversal del partido. Sin ellos, la organización ha cometido errores de bulto, como su radicalización, la vuelta al espectáculo diario en el Parlamento o el apoyo a tiempo parcial al independentismo catalán. Las encuestas reflejan una caída de votos con esa estrategia.

No se sabe si Errejón está dispuesto, o preparado, a dar la batalla por el poder en Podemos (ayer negó haber llegado a acuerdo alguno con Bescansa). Lo que sí está claro es que el estilo estalinista de control impuesto por Iglesias tiene enormes fugas en Madrid, Andalucía, Cataluña, País Vasco y otras federaciones. No estamos hablando de tonterías, sino de democracia interna.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS