Luis Alfonso de Borbón, investido ‘rey’ de los Franco

El hijo de Carmen Martínez-Bordiú asume el papel de representante de los valores de la familia y radicaliza su postura en defensa del dictador y en contra del actual Gobierno

Luis Alfonso de Borbón el pasado mes de agosto en Sotogrande.
Luis Alfonso de Borbón el pasado mes de agosto en Sotogrande.
Más información
El ‘príncipe’ de la familia Franco
Luis Alfonso de Borbón, el eterno pretendiente
In English: Luis Alfonso de Borbón becomes ‘king’ of the Franco faithful

Discreto, familiar, deportista y eterno aspirante a títulos más aceptados por responsabilidad que por deseo propio, el devenir de la historia le ha vuelto a colocar en el disparadero. Por compromiso, amor a su abuela, obligación debida a su familia o convicción propia, ha apostado por abandonar el comedido segundo plano que le ha caracterizado siempre y se ha situado en el foco mediático como representante de una de las familias más controvertidas de España: los Franco.

Luis Alfonso de Borbón (44 años) hijo de Carmen Martínez-Bordiú, primogénita de los siete nietos del dictador, y de Alfonso de Borbón, primo del rey emérito Juan Carlos I, fallecido en un trágico accidente de esquí en enero de 1989, ha enarbolado la bandera familiar y la de España, se ha lanzado a ser portavoz de los Franco y ha aceptado ser vitoreado como 'rey' por los nostálgicos del dictador. Así ocurrió literalmente el pasado 15 de julio cuando encabezó una manifestación, promovida por la plataforma Movimiento por España en el Valle de los Caídos, en contra de la exhumación de los restos mortales de su bisabuelo, una medida aprobada por decreto en el Congreso el pasado jueves con la abstención del PP y Ciudadanos.

“Eres nuestro rey”, gritaron algunos de los cerca de mil asistentes a su paso acompañado de su esposa, la venezolana Margarita Vargas y de sus tres hijos. Él sonreía y mantenía el tipo. Para eso estaba allí, para decirle al mundo lo que repitió como argumento en sus redes sociales: “Hoy asistí junto a mi mujer y mis hijos a la misa de las 11:00 del Valle de los Caídos; nos encontramos con muchas familias y gente venida de toda España y del extranjero, para rezar por el futuro de España”.

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas con sus tres hijos, Luis, Alfonso y Eugenia en el polo en Sotogrande este verano.
Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas con sus tres hijos, Luis, Alfonso y Eugenia en el polo en Sotogrande este verano.GtresOnline

En marzo fue nombrado presidente de honor de la Fundación Francisco Franco, un cargo que ocupaba su abuela Carmen Franco hasta su fallecimiento en diciembre de 2017, y que de momento no ejerce porque quiere respetar un año de luto. Pero sí ha realizado un primer movimiento estratégico para evitar la prohibición de la fundación: promover el cambio de sus estatutos y pasar de “enaltecer la figura de Franco” a “difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco”. Un pequeño matiz que puede variarlo todo.

Su radicalización pública, evidente en sus redes sociales, coincide con el nombramiento de Pedro Sánchez como presidente y el apoyo de su Ejecutivo a trasladar los restos de su bisabuelo. Solo dos días después de asistir a la mencionada manifestación su cuenta de twitter rezaba así: “Esa inmensa Cruz representa la reconciliación de las dos Españas. Solo había una España que progresaba alegre, orgullosa de su pasado y esperanzada en su futuro. Pero el rencor nos lleva otra vez a despertar rancios odios cainitas. La historia condenara a quien profane este Templo grandioso (...)”

Por si la historia no llega a condenar a nadie, Luis Alfonso de Borbón mantiene su propia batalla y “los profanadores de tumbas”, “el basural político que no quiere que se sepa de Franco” y Pedro Sánchez en particular son su objetivo. En su cuenta de Instagram promueve una petición de Change.org para reunir firmas pidiendo la dimisión del presidente socialista.

Mientras, el resto de su familia mantiene un perfil bajo porque el río anda revuelto y todavía quedan importantes flecos para cerrar el reparto de la millonaria herencia que dejó la matriarca.

Victor Jose Vargas y su segunda mujer, Maria Beatriz Hernandez, con sus dos hijos en Sotogrande en agosto.
Victor Jose Vargas y su segunda mujer, Maria Beatriz Hernandez, con sus dos hijos en Sotogrande en agosto.GtresOnline

Luis Alfonso de Borbón ha adquirido protagonismo entre los Franco pero en cuestiones de economía está enfocado desde hace años hacia el mundo de las finanzas y la empresa. Licenciado en empresariales, máster en finanzas y con un MBA en el IESE Business School, su presente está ligado al Banco Occidental de Descuento donde es vicepresidente internacional. Se trata de una de las entidades bancarias más importantes de Venezuela y es propiedad de su suegro, Víctor Vargas Irausquín, a quien se le calcula una fortuna de más de 850 millones de euros que muchos venezolanos atribuyen en parte a los beneficiosos contratos petroleros conseguidos gracias a su amistad con Hugo Chávez. Una relación que no le impidió mantener entonces, ni ahora con Nicolás Maduro en el poder, el halo de un cierto espíritu opositor y el centro cultural BOD que reúne a esa sociedad plural venezolana que caracterizaba al país antes del chavismo.

La versión emprendedora de Luis Alfonso de Borbón le ha hecho probar con distintos proyectos y en la actualidad mantiene activas la empresa Spanish Influencers que se presenta como “el primer portal español para unir a las empresas y la influencia de las celebrities” y el gimnasio madrileño Reto 48, basado en técnicas que utilizan los militares estadounidenses. El resto de su vida transcurre más de puertas adentro que en fiestas sociales, costumbre que rompe en verano cuando se deja ver en las competiciones de polo de Sotogrande, en Cádiz.

En su futuro inmediato, además de su cruzada familiar, está la llegada de su cuarto hijo y seguir tirando de responsabilidad impuesta o elegida. La que le han inculcado desde pequeño para no defraudar a los suyos: por un lado a la rama legitimista de los monárquicos franceses de un país sin reino, que le consideran su heredero; y por otro a los melancólicos españoles del régimen franquista, que se han apresurado a ungirle como salvador de los valores de la patria.

Sobre la firma

Maite Nieto

Redactora que cubre información en la sección de Sociedad. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local de Madrid, subjefa en 'El País Semanal' y en la sección de Gente y Estilo donde formó parte del equipo de columnistas. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS