Cristiano Ronaldo sobre la acusación de violación: “Esperaré con tranquilidad el resultado de cualquier investigación”

El futbolista se enfrenta a la demanda de Kathryn Mayorga, que asegura que abusó de ella en Las Vegas en junio de 2009

Cristiano Ronaldo el pasado 18 de septiembre de 2018 en Mestalla, en Valencia.GTRESONLINE | ATLASundefined
Más información
Una mujer demanda a Cristiano Ronaldo por violación
Así es la vida de Cristiano Ronaldo a la italiana
Una vida de lujo y moda para Cristiano en Turín

Tres días después de que se supiera que la policía de Las Vegas ha reabierto la investigación tras una demanda por violación hecha por la modelo Kathryn Mayorga contra Cristiano Ronaldo en 2009, el jugador del Juventus de Turín se ha pronunciado al respecto a través de sus redes sociales. "Niego firmemente las acusaciones hechas en mi contra. La violación es un crimen abominable que va en contra de todo en lo que yo creo. Por muy claro que pueda ser para limpiar mi nombre, me niego a alimentar el espectáculo mediático creado por personas que buscan promoverse a sí mismas a mis expensas. Mi conciencia limpia me permitirá esperar con tranquilidad los resultados de todas y cada una de las investigaciones", ha escrito el portugués en su cuenta de Twitter tanto en inglés como en italiano. "Esperaré con tranquilidad el resultado de cualquier investigación y proceso, pues nada me pesa en la conciencia", sentenció. En las primeras horas, el futbolista ya había dicho que se trataba de "fake news", noticias falsas, adelantó en un directo de Instagram. 

La historia que ahora se reactiva ocurrió hace casi una década. Pero Kathryn Mayorga, una mujer estadounidense de 34 años, ha decidido ahora volver a sacar a la luz la supuesta violación que sufrió por parte de Cristiano Ronaldo en Las Vegas (Nevada) el 13 de junio de 2009. Casi una década después de los hechos Mayorga ha concedido una entrevista en el diario alemán Der Spiegel donde da detalles al respecto de unos hechos que tuvieron lugar en la suite del futbolista.

Según el relato de la mujer, conoció a Cristiano Ronaldo en un club de Las Vegas por la noche y decidieron irse juntos al ático alquilado por el jugador. Él la invitó a bañarse en el jacuzzi de la habitación pero ella se cambió de ropa en el cuarto de baño para ponerse una camiseta que él le ofreció. Cuando estaba en ropa interior, el futbolista apareció en el baño —siempre según su versión— con el pene fuera de los pantalones; entonces le rogó que se lo tocara y lo besara "durante 30 segundos". Ella se negó y se rió porque creía que era una broma. "Entonces él empezó a tocarme y agarrarme y se puso sobre mí. Le empujé y seguí diciendo que no", relata Mayorga al diario. Después se vistió y, cuando se iba a marchar de la habitación, él la agarró, le quitó la ropa interior y la violó analmente y sin preservativo.

Después de lo sucedido, la mujer acudió a un hospital para que la examinaran y a la policía para denunciarlo, pero uno de los policías la avisó de que era probable de que la acusaran de extorsión al ser un personaje tan conocido.

En un principio, Mayorga habría llegado a un acuerdo con Cristiano Ronaldo por 375.000 dólares (unos 323.000 euros) con la condición de que ella nunca hablara del asunto. Sin embargo, y con la llegada del movimiento Me Too, la antes modelo ha decidido hablar y presentar una demanda contra el futbolista. Al parecer, la joven trabajaba en una escuela primaria pero ha decidido dejarlo porque "necesita toda la fuerza" para enfrentarse a esta demanda.

En la demanda presentada por los abogados de Mayorga se asegura que  "el trauma psicológico del asalto sexual, el miedo a una humillación pública y las represalias, además de la repetición de esos miedos por las fuerzas del orden y por los servicios médicos, la dejaron aterrorizada e incapaz de actuar o abogar por ella misma".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS