La hora del cachorro anti estrés que solivianta a los animalistas

La Universidad de Ámsterdam permite a sus estudiantes que acaricien perritos durante la semana de exámenes. Asociaciones protectoras de animales alegan que "no es una actividad buena para los canes"

Una mujer abraza a su mascota.
Una mujer abraza a su mascota.GETTY IMAGES

En una escena de la película Policía montada del Canadá (1940), del director estadounidense Cecil B. DeMille, los agentes son animados a "acariciar al caballo", durante su adiestramiento para relajarle. La Universidad de Ámsterdam le ha dado la vuelta al ejercicio, y pensando en el estrés que sufren los estudiantes durante los exámenes, ha dedicado una sala de la biblioteca para que acaricien a diez cachorros de perro. Las sesiones, programadas para este lunes y martes, duran 15 minutos, no pueden superar las dos horas en total, y las 160 plazas ofertadas ya están llenas. Solo hay un problema: la Asociación Protectora de los Perros, encargada de supervisar su bienestar, dice que no es bueno para los animales. En todo caso, habría que elegir un ejemplar adulto.

La biblioteca, situada en el centro de Ámsterdam, se quedó sin entradas a los 45 minutos de abrir la inscripción, y ha hecho lo posible por evitar daños a las crías. A la sala de mimos solo pueden acudir una decena de estudiantes cada 15 minutos. Hay también un veterinario diplomado para cuidar la salud de los animales, que nos los perderá de vista ni un momento.

Más información
Detenido por azuzar a dos perros para que destrocen a un jabalí mientras sonríe a la cámara
Zambia reactiva su plan para sacrificar a 2.000 hipopótamos
Una leona mata al padre de sus tres crías en un zoo

"Es verdad que los perros ayudan a reducir el estrés de las personas, y es estupendo reconocerles un sitio en nuestra sociedad, pero las organizaciones especializadas nunca trabajan con cachorros", según argumentan portavoces de la Protectora.

En otras palabras, el estrés pueden acabar teniéndolo los animales, que no siempre están contentos cuando mueven la cola. Para eso, ha añadido su directora, Ineke van Herwijnen, a la radio nacional (NOS), "hay fundaciones como Perros de Ayuda, que alivian la soledad de las personas, ya sea porque son mayores o están enfermas". El Partido para los Animales, por su parte, ha calificado de "poco adecuada" una actividad de estas características, y pidió al Ayuntamiento que lo impidiera.

En su defensa, en Ámsterdam recuerdan que hay experiencias similares en el Reino Unido, en las Universidades de Bristol y Nottingham, y los propios alumnos solicitaron algo similar. Según la revista universitaria, Folia, la sala se ha acondicionado porque fue la petición más popular recogida en una encuesta efectuada entre los estudiantes. Contar con una actividad así equivalía a disponer de la biblioteca ideal. El coste del experimento asciende a 400 euros, abonados por la universidad.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS