la imagen
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Para que nos encierren

Getty Images

TROPIEZA UNO con esta foto nada más despertarse de la siesta, todavía sin saber si se encuentra aquí o allí, y por un momento cree que la han sacado de su álbum familiar, cuando pertenece a un inglés que tiene hijos y nueras y nietos y una esposa: lo que reúne, en fin, la mayoría de la gente al alcanzar determinada edad. En eso se parece asombrosamente todo el mundo. La confusión se debe a que a este hombre nos lo hemos encontrado hasta en la sopa. Lo hemos visto hacerse mayor fotograma a fotograma, que es como repasamos la vida segundos antes de morir, y al cabo de los años parece como de la familia. No de la familia de aquí al lado, de la de los primos que viven en Valladolid o en Badajoz, sino de la familia lejana. Nos referimos a ese pariente del que se habla en las cenas de Navidad, que emigró de niño o se fugó de joven y un día se manifiesta en las cabeceras de los telediarios porque ha llegado a vicepresidente del país en el que fue a caer.

El señor de la foto ha conseguido convertirse en Carlos de Inglaterra, ocupación de la que se puede vivir sin preocupaciones de ningún tipo a costa del contribuyente. Se trata de un individuo sin gracia, algo turbio (se declaró a su actual mujer asegurándole que le gustaría ser su tampax), cuya existencia ni nos va ni nos viene. Pero observa uno esta imagen que acaba de salir en el periódico y descubre que le tiene algo de ese cariño mecánico e involuntario que genera el roce. Vamos, que en el fondo de tu corazón te alegras de que le vaya bien. La pregunta es si estamos o no estamos como para que nos encierren. 

Sobre la firma

Juan José Millás

Escritor y periodista (1946). Su obra, traducida a 25 idiomas, ha obtenido, entre otros, el Premio Nadal, el Planeta y el Nacional de Narrativa, además del Miguel Delibes de periodismo. Destacan sus novelas El desorden de tu nombre, El mundo o Que nadie duerma. Colaborador de diversos medios escritos y del programa A vivir, de la Cadena SER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS