11 ideas brillantes para envolver tus regalos extraídas del catálogo de Ikea (y de otros sitios)

Con luces, 3-D, o siguiendo la delicada técnica japonesa 'furoshiki'. El 'efecto wow' está garantizado

Ya no basta con hacer el regalo perfecto, hay que presentarlo de forma bonita y original para que el acto de preparar y entregar un obsequio se convierta en toda una experiencia. Hemos buceado en los catálogos y propuestas navideñas de varias marcas para traerte las sugerencias más originales. Vas a estar deseando que llegue el momento de recoger los regalos de Reyes.

1. Un pañuelo como envoltorio

Envuélvelos en una tela. Memoriza el concepto: furoshiki. Es la técnica tradicional japonesa de plegado de telas o paños, tan resultona y llamativa que te morirás de ganas de ponerla en práctica nada más buscarla en Instagram. Con este método, el regalo es doble: el objeto que entregas y la preciosa tela en la que lo envuelves.

Para consultar técnicas de furoshiki, en la web de Ecoinventos o en My fuji film incluyen varios sistemas de pliegue.

2. Con luz propia

Ikea sugiere que una vez tengas el paquete envuelto en un papel neutro y sencillo, hagas una lazada con una tira de luces led rodeando el paquete en forma de cruz para darle un efecto único. Puedes completarlo con una ramita de pino y una etiqueta con el nombre del destinatario.

3. Envases de cristal, corcho u hojalata

Pueden ser la presentación más original para un obsequio de tamaño pequeño. También resulta idóneo para entregar una tarjeta regalo en algo más elaborado y vistoso que un sobre.

Sé creativo con los envases. Ikea propone reciclar envases de corcho o cajas de hojalata, que pueden personalizarse atándolos con un cordel, pintándoles algún detalle y lo mejor, son reutilizables para otros usos.

4. Su póster favorito

Más allá de la inmensa gama de papeles pintados que encontramos en el mercado, H&M propone usar un póster a modo de envoltorio.

5. Bolsa de tela reutilizable

En vez de papel, cajas o bolsas de cartón, una bolsa de tele reutilizable puede ser una gran alternativa, por sencilla, distinta y sobre todo práctica. Las encontrarás en Maisons du monde o en El Corte Inglés.

6. Adorna tú mismo la bolsa de regalo

La bolsa más sosa se convierte en un festival de la forma más sencilla posible, pintándola con rotuladores. Edding nos da ideas de decoración festiva para que des rienda suelta.

7. Recicla una funda de cojín

A medias entre la tela del furoshiki y el papel de regalo, una funda de almohada con un motivo navideño bien visible puede servir, doblada y atada, como envoltorio sorprendente.

8. Una caja con cuentas hecha a mano

En el Canal de Flying Tiger nos enseñan a hacer una hucha —que puede adaptarse fácilmente a una caja— en la que meter un regalo que esté al nivel de su curradísimo continente.

9. En un cesto o baúl

El efecto wow puede no estar en los paquetes en sí, sino en verlos expuestos como sugieren en Leroy Merlín, dentro de un baúl o un cesto, con una disposición cuidada y casi teatral.

10. Decoración en 3-D

Incluye decoración en 3-D que sea un regalo en sí misma. En el blog Lines Across dieron hace años esta idea tan efectiva que nos hemos hartado de ver en Pinterest: pegar coches de juguete o pinturas de colores en el paquete.

11. Con decoración del árbol

Si deseas ir acompasado de espíritu navideño, puedes incluir decoración para el árbol, de la más clásica como propone Leroy Merlin a las más originales como las que se pueden encontrar en Flying Tiger.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS