Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Confluencias

Creo que nos hace falta a todos un verdadero partido de centro derecha, verdaderamente moderado, responsable y democrático de verdad

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas.
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas.Uly Martín

Casado se muestra esperanzado ante la posibilidad de que el PP confluya con Ciudadanos en una lista única con vistas a las próximas convocatorias electorales. Los portavoces del partido de Arrimadas caminan con una sonrisa radiante hacia su hecatombe, y no me extraña. Tal como están las cosas, esa alianza es más rentable para ellos que para los populares, y si el pez grande acaba comiéndose al chico, mejor que mejor. Su autodisolución, para incorporarse al PP, les ahorraría un final catastrófico, semejante al de UPyD, el único que se dibuja en el horizonte. El PP y Ciudadanos saben además que su unión no será condenada como frentista, frentepopulista o guerracivilista, epítetos a los que ambos recurren de manera sistemática para descalificar cualquier lista única de partidos de izquierdas. Pero en esta ecuación hay una cifra que no cuadra. Los votantes originarios de Rivera, que antes lo fueron de Rosa Díez, y que se habrán identificado con la dimisión de Borja Sémper, se quedarán en la intemperie más absoluta. Tal vez no sean muchos, pero no son pocos. ¿Y qué harán? ¿Se resignarán a votar a un PP que compite con Vox por el voto más rancio de la España inmortal con Ciudadanos subido en la chepa, o se quedarán en casa? Creo que una nueva formación, un verdadero partido de centro derecha, verdaderamente moderado, responsable y democrático de verdad, tendría un futuro halagüeño en esta situación. Creo que nos hace falta a todos, no sólo a sus presuntos votantes. Y si ya, de paso, arrastrara a sus filas a los barones socialistas que se muerden la lengua para no llamar frentepopulista al Gobierno de su propio partido, si llegara incluso a suscitar las bendiciones de Felipe González, viviríamos todos mucho más tranquilos.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Almudena Grandes

Madrid 1960-2021. Escritora y columnista, publicó su primera novela en 1989. Desde entonces, mantuvo el contacto con los lectores a través de los libros y sus columnas de opinión. En 2018 recibió el Premio Nacional de Narrativa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS