Carmen Martínez-Bordiú logra vender su casa de Cantabria 10 años después

La duquesa de Franco, que compró la propiedad cuando estaba casada con José Campos, ha tenido que rebajarla casi un 50% del precio inicial

Carmen Martínez Bordiú, en Madrid, en octubre.
Carmen Martínez Bordiú, en Madrid, en octubre.Gtresonline
Más información
Los Franco, una herencia ya resuelta y una voluntad por cumplir
Carmen Martínez-Bordiú ya es oficialmente duquesa de Franco
El escondite de la duquesa de Franco

Carmen Martínez Bordiú ya ha vendido la última propiedad que tenía en Cantabria, localidad donde residió durante su matrimonio con José Campos. En 2017, la nieta mayor de Franco ya se deshizo del piso de 300 metros cuadrados de Santander y, ahora, ha conseguido vender la casa de campo que tenía en la localidad cántabra de San Roque de Riomiera, que llevaba diez años a la venta. La propiedad de ambiente rústico, situada en una finca de más de 50.000 metros, cuenta con varias salas de estar y cuatro habitaciones distribuidas en dos plantas y 120 metros cuadrados y está completamente reformada.

Según confirma la propia inmobiliaria Mikeli, ha sido un famoso cantante y compositor de rock español quien ha adquirido esta propiedad. Sin querer desvelar el nombre, la agencia asegura que dicha personalidad encuentra en la cabaña “la tranquilidad y el sosiego necesario para sus composiciones”.

Carmen Martínez Bordiú, quien se casó con el empresario José Campos en 2006 y se divorció en 2013, puso a la venta su casa de campo en 2009 años por 500.000 euros. Entonces ya fue la propia duquesa de Franco quien grabó un vídeo con la inmobiliaria mostrando su propia vivienda y alabando sus cualidades. “Lo primero que me enamoró fue su entorno, porque es un entorno realmente privilegiado. Tienes la impresión de estar fuera del mundo”, contaba entonces Martínez Bordiú en la presentación del que era su hogar durante sus escapadas al campo. En los cuatro minutos que dura el vídeo detallaba todas las excelencias de la casa. "Las habitaciones son pequeñas porque en invierno hace frío", afirmaba a la vez que se suceden las imágenes de las diferentes estancias donde se aprecia una decoración personal que combina cuadros africanos y cojines marroquíes con las paredes de piedra y los techos con grandes vigas de madera. La falta de compradores hizo que a lo largo de estos años la actual duquesa de Franco redujera el precio al menos hasta un 50% de su valor. Mikeli no ha querido confirmar el precio final de la venta, que oscilaría entre los 200.000 y 300.000 euros.

"Lo que llevó a Carmen a tomar esta decisión fue el traslado de su residencia habitual, actualmente ubicada en Portugal. La distancia hace aún más difícil encontrar un momento para escaparse a su refugio en los valles cántabros", explican desde la inmobiliaria.

La casa que ha vendido Carmen Martínez Bordiú en San Roque de Riomiera.
La casa que ha vendido Carmen Martínez Bordiú en San Roque de Riomiera.Mikeli

Desde el fallecimiento de su madre, a finales de 2017, Martínez Bordiú escogió residir en el país vecino, donde compró una casa cerca de Nazaret que está reformando. “Está muy feliz, involucrada en la reforma, lee mucho, pasea por la playa y viaja a Madrid y Burdeos con cierta frecuencia para ver a sus hijos y nietos”, afirmaba a EL PAÍS el pasado octubre un amigo que conoce bien a la duquesa. La misma fuente aseguraba que su cambio de domicilio también se ha debido a que a su actual novio, el coach emocional Timothy McKeague, no le gustaba Madrid y prefería vivir cerca de la naturaleza.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS