La OMS alerta de una “alarmante” caída en la vacunación infantil

Las inmunizaciones no llegan a los niños por las interrupciones en la entrega y utilización de los servicios médicos a causa de la covid-19

Nikash Patel, tres meses de edad, es vacunada de la Penta3 durante una campaña de inmunización en Gujarat, India.
Nikash Patel, tres meses de edad, es vacunada de la Penta3 durante una campaña de inmunización en Gujarat, India. Vinay Panjwani (Unicef)

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa y que produce parálisis, sobre todo en niños menores de cinco años. Si se ha conseguido bajar su prevalencia de 350.000 casos en 1988 a tan solo 33 en 2018 ha sido gracias a una vacuna. No hay cura para esta enfermedad, pero sí una inmunización suministrada por vía oral que protege completamente a los menores de edad. Según la Organización Mundial de la Salud, se han evitado más de 16 millones de casos de parálisis como resultado de los esfuerzos mundiales por erradicar la enfermedad. Unos esfuerzos que ahora se están viendo obstaculizados por las medidas aplicadas para evitar la propagación de la covid-19 en el mundo. Tanto es así, que la OMS y el Fondo de la ONU para la infancia (Unicef) han lanzado este miércoles una alerta sobre la "alarmante disminución" en la vacunación de los niños.

Más información
Los 13 millones de niños que no reciben vacuna alguna y otros datos sobre inmunización en el mundo
Una interpretación diabólica del origen de las vacunas
Isabel Morgan, la investigadora que hizo posible la vacuna contra la polio
Lo que cuesta poner una vacuna en un país pobre

No solo están en peligro las campañas de vacunación contra la polio. Las estimaciones sobre la cobertura de inmunización mundial de estos dos organismos muestran que en 2019 se logró expandir la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) a 106 países, pero ahora esta cifra puede volver a reducirse. Los datos preliminares correspondientes a los primeros cuatro meses de 2020 apuntan a una caída sustancial del número de niños que recibió las tres dosis de la combinación contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3). Es la primera vez que se produce un retroceso en los últimos 28 años.

La probabilidad de que un niño llegue a los cinco años habiendo recibido todas las vacunas del calendario obligatorio es inferior al 20%

Además, al menos 30 campañas de inmunización contra el sarampión están en riesgo de ser canceladas o ya lo han sido, lo que podría provocar nuevos brotes, máxime en un momento en que esta enfermedad se mira con temor desde que en 2017 la OMS registró 35 muertes y 21.315 casos, un 400% más que el año anterior. Según una encuesta realizada en mayo de 2020 en 82 países por Unicef, la OMS y la Alianza Global de la Vacunación (GAVI), tres cuartos de ellos informaron de haber sufrido disrupciones en los servicios de vacunación por motivos relacionados con la covid-19.

"Las vacunas son una de las herramientas más poderosas en la historia de la salud pública, y ahora se inmuniza a más niños que nunca antes. Pero la covid-19 ha puesto en riesgo esas ganancias. Las vacunas se pueden entregar de manera segura, incluso durante la pandemia, y estamos pidiendo a los países que garanticen estos programas esenciales para salvar vidas", ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en declaraciones recogidas por Europa Press.

 Se deben principalmente a las interrupciones en la entrega y utilización de los servicios de inmunización causados por la pandemia, pero también a que las personas no pueden acceder a ellos por miedo a salir de casa y exponerse a la covid-19, a las dificultades económicas o las restricciones de movimiento. "La covid-19 ha convertido la vacunación rutinaria en un desafío desalentador. Debemos evitar un mayor deterioro en la cobertura y reanudar urgentemente los programas antes de que la vida de los niños se vea amenazada por otras enfermedades. No podemos cambiar una crisis de salud por otra", ha recalcado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

El presente escenario revela un estancamiento de la cobertura mundial de vacunación. Según las dos organizaciones, la probabilidad de que un niño llegue a los cinco años habiendo recibido todas las vacunas del calendario obligatorio es inferior al 20%. De hecho, en 2019 casi 14 millones de niños no fueron inmunizados ante enfermedades como las mencionadas sarampión y DTP3. La mayoría de ellos, africanos, y dos tercios del total concentrados en 10 países de renta media y baja: Filipinas, Pakistán, Nigeria, República Democrática del Congo, Indonesia, Etiopía, India, México, Brasil y Angola.

Entre los contados progresos destaca el caso del sur de Asia, que ha aumentado su tasa de vacunación de la DTP un 12% en la última década, especialmente en Pakistán, Nepal e India. Otros como Etiopía también han merecido una mención por sus avances, ahora en riesgo ante la pandemia. La situación es "especialmente preocupante", según la OMS y Unicef, para América Latina y el Caribe, donde la cobertura, que tradicionalmente ha sido alta, se ha reducido en la última década. En Brasil, Bolivia, Haití y Venezuela, en concreto, esta se ha desplomado al menos un 14% desde 2010. Estos países ahora también se enfrentan a interrupciones de moderadas a severas relacionadas con la covid-19, según la OMS y Unicef.

Puede seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirse aquí a nuestra newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS