Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La nueva vida de la Fundación Ortega-Marañón

La nueva vida de la Fundación Ortega-Marañón

18 fotos

La institución rehabilita y amplía su sede para mostrar en todo su esplendor el legado de los dos intelectuales españoles de la Edad de Plata

  • La Fundación Ortega-Marañón tiene como sede un palacete de 1847 en una zona céntrica de Madrid. El edificio, ahora rehabilitado, está rodeado por un jardín con fuente que permite escapar del bullicio del tráfico.
    1La Fundación Ortega-Marañón tiene como sede un palacete de 1847 en una zona céntrica de Madrid. El edificio, ahora rehabilitado, está rodeado por un jardín con fuente que permite escapar del bullicio del tráfico.
  • La fotografía a la derecha de la imagen muestra cómo se encontraba esa estancia del palacete que acoge a la FOM antes de la rehabilitación. Las obras han estado financiadas por el Ministerio de Fomento y su presupuesto supera los cinco millones de euros.
    2La fotografía a la derecha de la imagen muestra cómo se encontraba esa estancia del palacete que acoge a la FOM antes de la rehabilitación. Las obras han estado financiadas por el Ministerio de Fomento y su presupuesto supera los cinco millones de euros.
  • Sala con ejemplares de la 'Revista de Occidente'. La publicación, fundada en 1923 por Ortega, buscaba dar espacio a los nuevos literatos, artistas e investigadores, tanto en el área de las humanidades como de las ciencias. Hoy, la revista es mensual y la dirige José Varela Ortega, nieto del filósofo madrileño.
    3Sala con ejemplares de la 'Revista de Occidente'. La publicación, fundada en 1923 por Ortega, buscaba dar espacio a los nuevos literatos, artistas e investigadores, tanto en el área de las humanidades como de las ciencias. Hoy, la revista es mensual y la dirige José Varela Ortega, nieto del filósofo madrileño.
  • Vista de uno de los laterales de la nueva biblioteca, que albergará los casi 80.000 volúmenes que atesora la FOM, entre ellos, los 13.000 de la biblioteca personal de Ortega y Gasset.
    4Vista de uno de los laterales de la nueva biblioteca, que albergará los casi 80.000 volúmenes que atesora la FOM, entre ellos, los 13.000 de la biblioteca personal de Ortega y Gasset.
  • José Ortega y Gasset, con el actor Gary Cooper en Aspen (Colorado, EE UU), en 1949).
    5José Ortega y Gasset, con el actor Gary Cooper en Aspen (Colorado, EE UU), en 1949).
  • La fotografía que muestra cómo estaba ese espacio antes de la rehabilitación está apoyada en un antiguo sombrerero, de la época en que el edificio fue la sede de la Residencia de Señoritas, que dirigía la pedagoga María de Maeztu.
    6La fotografía que muestra cómo estaba ese espacio antes de la rehabilitación está apoyada en un antiguo sombrerero, de la época en que el edificio fue la sede de la Residencia de Señoritas, que dirigía la pedagoga María de Maeztu.
  • Área de la biblioteca que acoge los numerosos diccionarios que usaba Ortega, buena parte en alemán. Como curiosidad, el filósofo también poseía un diccionario erótico, tres tomos profusamente ilustrados.
    7Área de la biblioteca que acoge los numerosos diccionarios que usaba Ortega, buena parte en alemán. Como curiosidad, el filósofo también poseía un diccionario erótico, tres tomos profusamente ilustrados.
  • El archivo de la FOM, el corazón del legado de ambos intelectuales. Manuscritos de sus obras, cartas, notas, documentos, fotografías... un tesoro que la Fundación pone a disposición de quien lo desee consultar.
    8El archivo de la FOM, el corazón del legado de ambos intelectuales. Manuscritos de sus obras, cartas, notas, documentos, fotografías... un tesoro que la Fundación pone a disposición de quien lo desee consultar.
  • En los cajones del archivo están clasificadas las misivas que recibían o escribían Ortega y Marañón. Se conservan los originales, los sobres y una transcripción para poder leerlas con comodidad. La letra de Ortega era menuda y cuidada, la de Marañón era más complicada de entender.
    9En los cajones del archivo están clasificadas las misivas que recibían o escribían Ortega y Marañón. Se conservan los originales, los sobres y una transcripción para poder leerlas con comodidad. La letra de Ortega era menuda y cuidada, la de Marañón era más complicada de entender.
  • Lucía Sala, directora general de la Fundación Ortega-Marañón, retratada en el jardín que rodea a la sede de la institución.
    10Lucía Sala, directora general de la Fundación Ortega-Marañón, retratada en el jardín que rodea a la sede de la institución.
  • Uno de los pasillos del archivo de la FOM, que está ubicada en la calle de Fortuny, 53, muy cerca del Museo de Sorolla y del madrileño Paseo de la Castellana.
    11Uno de los pasillos del archivo de la FOM, que está ubicada en la calle de Fortuny, 53, muy cerca del Museo de Sorolla y del madrileño Paseo de la Castellana.
  • Carta de Valle-Inclán a Ortega, del 2 de octubre de 1914, desde Cambados (Pontevedra).
    12Carta de Valle-Inclán a Ortega, del 2 de octubre de 1914, desde Cambados (Pontevedra).
  • La Fundación Ortega-Marañón quiere en su nueva etapa abrirse al ciudadano y que cualquier persona interesada en este legado pueda consultarlo, acudir a exposiciones, conferencias, seminarios...
    13La Fundación Ortega-Marañón quiere en su nueva etapa abrirse al ciudadano y que cualquier persona interesada en este legado pueda consultarlo, acudir a exposiciones, conferencias, seminarios...
  • Mirador acristalado ubicado sobre la entrada del palacete de la FOM, con vistas al jardín que rodea al edificio.
    14Mirador acristalado ubicado sobre la entrada del palacete de la FOM, con vistas al jardín que rodea al edificio.
  • Carta que envió María de Maeztu a Ortega en 1937, desde Nueva York, en la que, entre otras cuestiones, manifiesta el dolor por la partida y por haber tenido que dejar su proyecto de la Residencia de señoritas.
    15Carta que envió María de Maeztu a Ortega en 1937, desde Nueva York, en la que, entre otras cuestiones, manifiesta el dolor por la partida y por haber tenido que dejar su proyecto de la Residencia de señoritas.
  • Una de las estancias de la FOM, rehabilitada y que disfruta de mucha luz en su interior, en parte gracias a un lucernario.
    16Una de las estancias de la FOM, rehabilitada y que disfruta de mucha luz en su interior, en parte gracias a un lucernario.
  • Recorte de prensa con un reportaje que le hicieron a María de Maeztu en 1937, cuando se había marchado a Estados Unidos por la Guerra Civil. De Maeztu se lo envió a Ortega con unas anotaciones porque el texto contenía varios errores sobre la personalidad y obra de esta pedagoga.
    17Recorte de prensa con un reportaje que le hicieron a María de Maeztu en 1937, cuando se había marchado a Estados Unidos por la Guerra Civil. De Maeztu se lo envió a Ortega con unas anotaciones porque el texto contenía varios errores sobre la personalidad y obra de esta pedagoga.
  • La fotografía antigua muestra que en ese espacio de la FOM hubo una pista de tenis para que las mujeres alojadas en la Residencia de Señoritas pudieran practicar ese deporte. Una muestra más de lo pionero de un centro que vio truncada su labor por la Guerra Civil.
    18La fotografía antigua muestra que en ese espacio de la FOM hubo una pista de tenis para que las mujeres alojadas en la Residencia de Señoritas pudieran practicar ese deporte. Una muestra más de lo pionero de un centro que vio truncada su labor por la Guerra Civil.