para 080 Barcelona Fashion

¿Pueden los desfiles digitales dirigir la moda hacia negocios más responsables?

La primera edición digital de la pasarela 080 Barcelona Fashion, que tendrá lugar del 14 al 17 de septiembre, explora nuevos formatos narrativos para llegar a un público más global y estrechar lazos. Un total de 21 marcas y diseñadores presentarán sus colecciones en 'Fashion Shows Films'

La pasarela 080 Barcelona Fashion apuesta esta vez por el formato digital, en donde explorará nuevas fórmulas narrativas para alcanzar a una audiencia global.
La pasarela 080 Barcelona Fashion apuesta esta vez por el formato digital, en donde explorará nuevas fórmulas narrativas para alcanzar a una audiencia global.

La duda surgió en marzo, cuando la semana de la moda de París ponía el broche final a un mes extraño, marcado por los primeros brotes de coronavirus (covid–19), la ausencia de medios y compradores asiáticos, y una concatenación de cancelaciones como medida de precaución: ¿Qué futuro le esperaba a la pasarela? Aunque nadie se atrevía a augurar qué pasaría en septiembre, ahora que ha llegado el día, se notan las ganas de pasar página y retomar el calendario oficial.

"La gente ahora compra valores. Ante la enorme cantidad de marcas, elige aquellas con las que se siente reflejada, y para demostrar esos valores, las marcas necesitan encontrar nuevas formas de expresarse"

Marta Coca, directora de 080 Barcelona Fashion

Algunos diseñadores siguen apostando por el escenario tradicional, adaptado eso sí a las imposiciones derivadas de la pandemia: aforos más limitados, distancias de seguridad y mascarilla. Otros han encontrado en la aceleración digital una vía para explorar nuevos relatos y llegar a audiencias globales. Es el caso de la pasarela 080 Barcelona Fashion, que también se ha reinventado en un formato enteramente digital.

Del 14 al 17 de septiembre un total de 21 diseñadores y marcas descubrirán sus propuestas en Fashion Shows Films, un nuevo formato que borra las distancias físicas y permite a los diseñadores cambiar la forma de enseñar sus propuestas y explorar disciplinas creativas más allá de la ropa. “Aunque el objetivo final de los Fashion Shows es mostrar la colección y luego venderla, hemos intentado crear un relato muy cinematográfico, insistiendo en el espacio arquitectónico del Recinto Modernista de Sant Pau y las propuestas de los diseñadores, pero todo en un formato muy real, muy humano y muy físico”, explica la directora del certamen catalán, Marta Coca. También los partners oficiales de esta edición muestran este cambio de paradigma: Logitech, una compañía líder en productos tecnológicos, y Kevin Murphy, una prestigiosa marca australiana conocida por su filosofía sostenible y sus productos de ingredientes naturales, que será patrocinador oficial de peluquería de 080 Barcelona Fashion.

Lo cierto es que este entorno digital parece la mejor opción para llegar a un público más amplio y heterogéneo. Las cifras son optimistas. La semana de la moda de Shanghái, la primera simulación online que tuvo lugar a finales de marzo, congregó a más 150 firmas y alcanzó a más de 800 millones de espectadores. La propuesta de 080 Barcelona Fashion se centra en una cuidada oferta de contenidos inéditos, en los que se abordarán tanto las colecciones de los participantes como todo su universo creativo, promoviendo nuevas fórmulas de diálogo entre la industria y el público.

Las firmas de la 080 Barcelona Fashion (en la imagen, Eñaut) presentarán sus colecciones en Fashion Shows Films: una experiencia cinematográfica en la que dialogarán las propuestas de los creadores con el espacio arquitectónico.
Las firmas de la 080 Barcelona Fashion (en la imagen, Eñaut) presentarán sus colecciones en Fashion Shows Films: una experiencia cinematográfica en la que dialogarán las propuestas de los creadores con el espacio arquitectónico.

"La gente ahora compra valores. Ante la enorme cantidad de marcas, elige aquellas con las que se siente reflejada; y para demostrar esos valores, las marcas necesitan encontrar nuevas formas de expresarse. A veces el desfile sirve, pero otras se queda corto", apunta Marta Coca. La proyección de materiales como los Designers DNA, unos cortos que, antes del desfile, revelarán todos los conceptos e ideas que existen tras una colección de ropa, o el Behind the Scenes, donde el público podrá acceder a espacios nunca vistos como el casting o el backstage, muestran una nueva dimensión del negocio que antes quedaba reducida al simple espectáculo.

La cuestión que nos quedaría por resolver es si la digitalización puede sustituir una experiencia tan física como esta. La respuesta está en la hibridación. "La moda es una experiencia sensorial, es decir, que se vive a través de los sentidos, por lo que si tuviera que concentrarse únicamente en ser disfrutada online se vería limitada", apuntan las creadoras The Label Edition, Véronique Vaillant y Laura Johansson, una marca nativa digital cuya estrategia comercial se enfocaba hacia el comercio online.

Nuevos valores en juego

Esta situación, sin embargo, ha desencadenado debates mucho más importantes en torno a las formas de consumo y producción. "El cierre de los negocios ha acelerado su digitalización e impulsado un nuevo planteamiento acerca del ritmo de la industria de la moda en los últimos años. Producir numerosas y extensas colecciones al año para ser presentadas en un ceñido calendario de desfiles es innecesario e insostenible", zanjan desde The Label Edition. Ellas mismas presentarán en la 080 Barcelona una colección cápsula con prendas confeccionadas en proximidad y diseños atemporales.

Las colecciones de esta edición abordarán temáticas como el calentamiento global, la tecnología o la nueva masculinidad. En la imagen, un adelanto de las propuestas de Mans.
Las colecciones de esta edición abordarán temáticas como el calentamiento global, la tecnología o la nueva masculinidad. En la imagen, un adelanto de las propuestas de Mans.

También el público se fija cada vez más en la etiqueta. "Obviamente ha habido un parón brutal en el negocio de la moda, pero creo que ha pasado algo positivo: las personas valoran más el slow fashion y el elegir una buena prenda realizada con materiales de calidad, que otras que desaparecen a los meses de comprar por su baja calidad, producción y materia prima", comenta optimista el creador de Mans, Jaime Álvarez, una firma de sastrería que apuesta por patrones más relajados y buenos materiales.

¿Puede acabar la moda con el cambio climático?

"Pienso que cuando hablamos de nueva masculinidad, lo que estamos haciendo es apartar esa idea de que el hombre no puede ser femenino, o que el hombre no puede llevar según qué cosas"

Guillem Rodríguez, diseñador

Esta nueva edición de la pasarela 080 Barcelona Fashion no solo reflejará la rica escena creativa del país, con marcas consagradas como Escorpion o Yerse, creadores emergentes como Eñaut o Eiko Ai, o propuestas multidisciplinares como ONRUSHW23FFH. También estudiará los retos y preocupaciones que enfrenta la industria de la moda.

Temas como la emergencia climática y la innovación tecnológica definirán propuestas como la de Júlia G. Escribà. La misión de esta joven creadora, que presentará una colección termorreguladora con tecnología desarrollada por la NASA, es "acercar los Smart Textiles y la tecnología de una manera real al usuario en la industria de la moda". Con este tipo de prendas, que se adaptan a la temperatura humana, pretende simplificar el armario y cambiar los hábitos de consumo.

Firmas como Eñaut o Guillem Rodríguez indagarán en cómo la construcción del género, y esa redefinición de la nueva masculinidad, influye directamente sobre la sastrería. "Reconozco mi lado femenino, y eso me ha llevado de manera orgánica a buscar dentro del armario de la mujer para hacer mi research. Al final creo que el hombre que se ponga mis prendas ya convive con esta nueva masculinidad, alejada de clichés, de roles y de etiquetas. Pienso que cuando hablamos de nueva masculinidad, lo que estamos haciendo es apartar esa idea de que el hombre no puede ser femenino, o que el hombre no puede llevar según qué cosas", confiesa Rodríguez que ha inspirado su colección en personajes de la escena homo–erótica: desde las ilustraciones de Tom of Finland hasta la película Pink Narcissus. De lo que no hay duda, es de que la nueva edición de la 080 Barcelona Fashion se presenta como un espacio multidisciplinar de moda y debate.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS