Seres Urbanos
Coordinado por Fernando Casado

El valor de la urbanización sostenible

El 'Informe sobre las Ciudades del Mundo 2020' reflexiona sobre su futuro

Hong Kong.
Hong Kong. Kin Cheung (AP)

El mundo en el que vivimos se ha transformado de una manera que no se ha visto en los últimos tiempos. La pandemia de coronavirus ha desencadenado lo que podría decirse que es la peor crisis de salud pública en un siglo y la peor recesión económica desde la Gran Depresión. En un mundo globalizado y que se urbaniza rápidamente, las ciudades han sido los epicentros de covid-19. El virus se ha extendido prácticamente a todas partes del mundo; primero, entre ciudades conectadas globalmente, y después, a través de la transmisión comunitaria y de la ciudad al campo.

Más información
Nuestras ciudades tras la pandemia, con las personas en el centro
La imprescindible labor del periodismo urbano
Cómo el ‘capitalismo cool’ se adueña de nuestras ciudades
¿Cómo está cambiando la movilidad en nuestras ciudades?

Ahora que los gobiernos nacionales, regionales y locales adoptan diversas respuestas a la covid-19, el papel y el valor de las comunidades en los entornos urbanos se ha puesto de relieve, lo que nos obliga a reconsiderar la importancia de las acciones locales para la recuperación y la resiliencia urbana. La pandemia ha puesto de relieve la debilidad central de muchos sistemas urbanos, como las economías que dependen demasiado de los mercados mundiales y nacionales, sin un reconocimiento suficiente de la contribución y la importancia de los actores y redes locales, sociales y económicas.

Las comunidades son innovadoras, creativas, resilientes y proactivas en términos de encontrar soluciones, especialmente durante las crisis. La forma en que las ciudades logren movilizar a sus comunidades, en términos de grupos de identidad, ubicación y estado económico, para abordar desafíos como la covid-19, el clima y la desigualdad, contribuirá a su éxito. El desafío es garantizar que el valor de las comunidades se mantenga más allá del brote del virus, para que estén en el corazón de la construcción de las ciudades sostenibles.

El pasado 31 de octubre, durante la celebración del Día Mundial de las Ciudades, ONU-Habitat presentó el Informe sobre las Ciudades del Mundo 2020, en un momento para reflexionar sobre nuestras ciudades y pensar en su futuro.

El informe muestra que el valor intrínseco de la urbanización sostenible puede y debe aprovecharse para el bienestar de todos, y proporciona evidencia y análisis de políticas del valor de la urbanización desde una perspectiva económica, social y ambiental, incluido el valor no cuantificable que le da a las ciudades su carácter único; y también explora el papel de la innovación y la tecnología, los gobiernos locales, las inversiones específicas y la implementación efectiva de la Nueva Agenda Urbana para fomentar el valor de la urbanización sostenible.

Las ciudades y territorios bien planificados, administrados y financiados crean valor que se puede aprovechar para construir ciudades resilientes que puedan recuperarse de los devastadores impactos de las pandemias, mejorar la calidad de vida de todos los residentes y se puede aprovechar en la lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo, el cambio climático y otros desafíos mundiales urgentes.

Las ciudades generan valor económico cuando funcionan de manera eficiente y el valor ambiental generado por ciudades compactas con centros urbanos transitables que emplean soluciones basadas en la naturaleza pueden reducir su huella de carbono general.

Las áreas urbanas tienen la capacidad de reducir las desigualdades sociales cuando brindan viviendas asequibles para las personas más desfavorecidas y crean espacios seguros para grupos vulnerables.

A medida que el mundo entra en la Década de Acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030, las recomendaciones de políticas que nos ofrece el informe serán beneficiosas para los gobiernos en todos los niveles, permitiéndoles entregar programas y estrategias que mejoren el valor de la urbanización sostenible, y en el proceso, contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de la implementación efectiva de la Nueva Agenda Urbana.

Carmen Sánchez-Miranda es responsable de la Oficina de ONU-Habitat en España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS