AlterconsumismoAlterconsumismo
Coordinado por Anna Argemí
CONSUMO RESPONSABLE
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Etiquetado: ¿es clave para proteger el océano?

La correcta información de los productos pesqueros nos ayuda, como consumidores, a la conservación de nuestros mares y de la vida marina

Solo un 30% de los consumidores españoles se considera bien informado sobre las nuevas normas europeas sobre el etiquetado.
Solo un 30% de los consumidores españoles se considera bien informado sobre las nuevas normas europeas sobre el etiquetado.Nguyen Linh (Unsplash)

Una de las primeras cosas en la que te fijas cuando vas a comprar pescado es el cartel que marca el precio. Pero ¿alguna vez has prestado atención al resto de la información? Suponiendo que esté a una distancia adecuada que te permita leerla y el agua no haya corrido la tinta, esta etiqueta es fundamental para garantizar el futuro de nuestro océano y de la vida marina.

Más información
¿Sabes qué pescado estás comiendo?
¿Pescado de comercio justo?
La vida que se quiere proteger

Desde los años setenta muchos países han expresado su preocupación por la sobreexplotación de las poblaciones de peces y el riesgo que ello supone para su supervivencia. Esta preocupación se ha visto plasmada en numerosas políticas como la Política Pesquera Común o los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que establecen la necesidad de conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos. Después de todo la idea es que el océano sea saludable, entre otras razones, para que siga existiendo vida marina en las próximas décadas.

Para conseguirlo, se han establecido límites en la gestión de la actividad pesquera, precisamente para garantizar la sostenibilidad. Una de esas líneas rojas es la trazabilidad, un imperativo legal que asegura que podemos seguirle la pista a cualquier producto pesquero desde el mar hasta el plato. Pero ¿por qué es tan importante? Porque así se puede evitar comprar un producto de origen desconocido, que haya sido capturado ilegalmente o proceda de pesquerías sobreexplotadas.

Si como consumidores concienciados rechazamos un producto mal etiquetado, los vendedores pondrán más cuidado en poner a la venta productos en los que no conste la información obligatoria

Y una de las maneras de garantizar la sostenibilidad del océano es el etiquetado. Según la ley, el pescado y el marisco que consumimos deben incluir determinada información obligatoria: además del nombre y del nombre científico, debe aparecer información sobre el modo de producción, la zona de captura o el arte de pesca, entre otras.

Esta última característica es especialmente importante para la protección de la biodiversidad marina. El consumidor tiene derecho a saber, en caso de pesca extractiva, qué tipo de arte de pesca se ha utilizado (anzuelo, palangre, redes de arrastre, etc.) para que pueda elegir comprar un producto que haya sido capturado causando el menor daño posible a las poblaciones marinas.

Además, existen otros criterios que deben cumplirse, como la legibilidad de la información, dónde está colocada la etiqueta o el idioma. Por ejemplo, la información debe aparecer en un tamaño de letra legible y el cartel debe colocarse junto al alimento para que pueda identificarse bien.

Tanto la manera de vender los productos de la pesca como la forma de comprarlos tienen consecuencias a muchos niveles
Tanto la manera de vender los productos de la pesca como la forma de comprarlos tienen consecuencias a muchos niveles(c) Jean Wimmerlin vía Unsplash

Y es que tanto la manera de vender los productos de la pesca como la forma de comprarlos tienen consecuencias a muchos niveles. Como consumidores, tenemos un poder considerable y podemos usarlo utilizando criterios de compra responsables.

Si como consumidores concienciados rechazamos un producto mal etiquetado, los vendedores pondrán más cuidado en poner a la venta productos en los que no conste la información obligatoria, ya que podrían no vender el producto y en consecuencia no hacer caja. Sin embargo, tal como reveló un informe de Greenpeace, existe un amplio desconocimiento por parte del consumidor español del contenido informativo, así como cuál es su impacto en la sostenibilidad de la pesca y los océanos. Solo un 30% de los consumidores españoles se considera bien informado sobre las nuevas normas europeas sobre el etiquetado. Esto significa que la gente no conoce el impacto de apoyar la pesca no sostenible, como pueda ser la potencial escasez o ausencia de peces y demás fauna marina dentro de unos años.

En España existen evidencias sobre el incumplimiento de la normativa vigente sobre etiquetado. Y esto afecta directamente a los derechos de los consumidores y a su capacidad de tomar una decisión informada sobre su compra. Así que, para lograr un cambio real y efectivo en el comercio de los productos pesqueros en España, en términos de sostenibilidad es necesario poner fin a esta situación.

Los poderes públicos deben ser conscientes del elevado grado de incumplimiento de los requisitos mínimos, en términos de etiquetado, y por lo tanto garantizar el control en la información que incluye el pescado y otros productos de la pesca y la acuicultura, mediante inspecciones periódicas y la imposición, en su caso, de las necesarias sanciones. Y por su lado, la industria, a lo largo de toda la cadena de suministro e incluyendo al comercio minorista, resulta un factor clave para garantizar una pesca y acuicultura sostenible en España, por lo que debe cumplir la ley estrictamente y asumir sus obligaciones en materia de etiquetado.

La información es poder. La próxima vez que vayas a la pescadería fíjate más en la etiqueta y en si la información está disponible. Así podrás conocer las repercusiones que el pescado que te llevas a casa tiene sobre el medioambiente. Tienes un importante papel que jugar en la sostenibilidad y entre todos podemos cuidar del océano y de la vida en el sentido más amplio.

Nieves Noval es asesora jurídica de pesca sostenible de ClientEarth

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS