Alterconsumismo
Coordinado por Anna Argemí

Uno de cada cinco españoles, dispuesto a comprar más de segunda mano

La covid-19 ha promovido el consumo responsable, según el informe ‘La red del cambio’, realizado por Wallapop

Los ciudadanos españoles han incorporado hábitos sostenibles a sus rutinas diarias tras la crisis de la covid-19 y apuestan cada vez más por el consumo responsable y la economía circular. Este es el gran titular que resume el informe La Red del Cambio: nuevas formas de consumir, vivir y liderar el desarrollo sostenible, realizado por Wallapop en colaboración con Ipsos. Prueba de ello es que uno de cada cinco españoles afirma que gastará más en productos de segunda mano que en artículos nuevos en los próximos cinco años. Son las generaciones más jóvenes las más comprometidas con este sector. Respecto a las categorías que experimentarán una mayor demanda en los próximos cinco años, los datos apuntan a los productos de ocio (como libros, música, cine y coleccionismo) y los del hogar (muebles y decoración).

Más información
El mercado de segunda mano ahorró tanto CO2 como dejar Madrid sin tráfico durante 7 meses
El primer centro comercial de productos reciclados
Contra la obsolescencia programada

Según se desprende del informe, entre los españoles se han afianzado conductas responsables como el ahorro, evitar el gasto innecesario, el consumo de proximidad, la reducción de residuos y el reciclaje. El 77% de los encuestados admite que separa la basura para su reciclado, el 76% se esfuerza por ahorrar agua y energía en el hogar y el 66% piensa, antes de comprar algo, si realmente lo necesita, con el objetivo de alargar la vida de los productos que ya tiene. La adopción de dichos hábitos continúa su tendencia al alza respecto al año pasado, sin indicios de que este ritmo creciente vaya a modificarse a corto plazo.

El estudio pone de manifiesto también un incremento significativo respecto a 2020 de ciudadanos que declaran haber comprado objetos de segunda mano en el último año: uno de cada tres españoles compra productos de este tipo más que antes de la pandemia. Si organizamos la información por generaciones, los Millennials (24 a 39 años) son los más activos en conductas relacionadas con la preservación del medio ambiente y la sostenibilidad en general. En cuanto al fomento de hábitos sostenibles, la Generación Z (16 a 23 años) es la que más está de acuerdo con premiar a los individuos y agentes sociales que cumplan criterios de responsabilidad, mientras que los Baby Boomers (55 a 60 años) apuestan por disponer de más y mejor información y por la retirada de productos menos sostenibles.

Dos de cada tres consumidores valoran muy positivamente la segunda mano porque contribuyen a la sostenibilidad del planeta

En lo que se refiere a sus motivaciones para favorecer la compraventa de segunda mano, dos de cada tres consumidores valoran muy positivamente que contribuyan a la sostenibilidad del planeta, que tengan precios más asequibles y la gran variedad de oferta disponible. De entre aquellos que ya compran y venden segunda mano, el 57% admite que dar una segunda vida a sus objetos les proporciona bienestar. De estos, un 55% atribuye este sentimiento positivo a que les permite colaborar con la sostenibilidad del planeta; un 52% valora que le suponga una fuente de ingresos extra y un 41% siente que ayuda a otras personas.

De entre aquellos que ya compran y venden segunda mano, el 57% admite que dar una segunda vida a sus objetos les proporciona bienestar
De entre aquellos que ya compran y venden segunda mano, el 57% admite que dar una segunda vida a sus objetos les proporciona bienestarAngelina Herbert vía Unsplash

El informe también explora, en otro orden de cosas, las “nuevas formas de vivir” entre la población española. A pesar de que únicamente un 8% de los encuestados afirma haberse trasladado de la ciudad al campo durante la pandemia, dos tercios de los españoles piensan que en el 2020 se ha vivido un resurgir del mundo rural. En esta transformación del estilo de vida contemporáneo, el comercio virtual ha sido clave para conectar las zonas rurales y las urbanas. Más de la mitad de los españoles (52%) piensa que el comercio electrónico ha contribuido a acercar aún más las ciudades y el campo, estrechando las diferencias que ha habido históricamente entre ambos.

Todas estas cifras y porcentajes indican una tendencia continuada al alza de “otro tipo de consumo” en España y se trata de un alza muy remarcable si comparamos con las cifras de otros países. En ese sentido, el estudio Ipsos Earth Day 2021 pone de relieve que la penetración de hábitos de consumo sostenibles en la población española es mayor que en el promedio de los 30 países analizados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS